Koolhaas hace desaparecer butacas

Por: | 13 de enero de 2012

Frontal Config. 3_Auditori Milstein Hall (peq)

Frontal Config. 2_Auditori Milstein Hall (peq)

Central Config. 1_Auditori Milstein Hall (peq)

Con la ambición de sacar mayor rendimiento a los edificios y convertir los antiguos auditorios en salas multiuso, cada vez son más los teatros que se esfuerzan por hacer desaparecer parte de la platea para transformar sus instalaciones. Frente a las sillas plegables o apilables, algunos arquitectos se esfuerzan por idear sistemas que elevan los asientos hasta colgarlos en el techo, como hicieran Tuñón y Mansilla en la Sede de la Fundación Barrié en Vigo, o se las tragan para hacerlas desaparecer bajo el suelo, como acaba de hacer Rem Koolhaas en el nuevo auditorio para las escuelas de Arte, Arquitectura y Urbanismo en la Universidad de Cornell en el estado de Nueva York.

El asunto no tendría más misterio si no fuera porque al reto de enterrar mecánicamente una silla el arquitecto holandés ha querido añadir el de enterrar una butaca giratoria, de grandes dimensiones y con atril incorporado. La hazaña tiene paternidad española ya que la empresa catalana Figueras, especializada en firmar asientos para espacios públicos, está –junto a OMA- detrás del proyecto.

No se trata, simplemente, de un complejo juego de prestidigitación, un complejo sistema hidráulico permite que las butacas se escondan bajo las trampillas del suelo y también que se asomen de nuevo con solo pulsar un botón. De la misma manera que Milstein Hall, el edificio firmado por OMA, sirve para conectar los antiguos departamentos de Arte, Arquitectura y Urbanismo, el auditorio del inmueble de vidrio, acero y hormigón debía servir, además de para usos académicos, para acoger las reuniones del equipo rector de la universidad, de ahí la importancia de la comodidad, y representatividad, de las butacas.

Orientables y rápida y mecánicamente ocultables bajo el suelo, las butacas Cornell, que así se llaman, abren otra vía de futuro para los muebles de quita y pon sin ruido, esfuerzo, tiempo ni lumbago: escenografía de primer nivel al servicio de la polivalencia. 

 

© Iwan Baan Milstein OMA 11-10 5810 (peq) (1)
FOTOS: Iwan Baan

© Iwan Baan Milstein OMA 11-10 6087 (peq)




Hay 2 Comentarios

Supongo que los motores serán eléctricos...Perdon nucleares térmicos aunque un pelin eólicos...Lo del jamon hinchable de crisis producido en China me parece un asunto mas serio que la butaca anti lumbago...

Gracias Anatxu por el blog! Tiene un excelente nivel!

Asientos orientables y mecánicamente ocultables bajo el suelo, es una vía de futuro sin duda, estos muebles de quita y pon están resolviendo con efectividad programas polivalentes no solo de obras de primer nivel, sino también programas de edificios de "clase media" que nos toca proyectar a los arquitectos,

Actualmente estamos proyectando un aula para exhibiciones gastronómicas y otro proveedor que ha resultado francamente clave para el desarrollo de las gradas retráctiles es la empresa tp sport de Sant Celoni, www.tpsport.net



Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal