Platos apilados

Por: | 15 de enero de 2012

048 

FOTOS: Fernando Guerra

De a necesidad virtud. Una ubicación complicada, en una ladera con fuerte pendiente, y el requerimiento de un edificio audaz, de imagen rotunda, llevan a los arquitectos del estudio donostiarra Vaumm a firmar, para el Basque Culinary Center de San Sebastián, una obra con referencias artísticas que no quiere desvincularse del terreno.

La tendencia de apilar plantas (en este caso plantas que remiten a platos a la manera del artista norteamericano Robert Therrien, que amontona objetos cotidianos hasta que la normalidad de dichos objetos contrasta con la monumentalidad que adquiere su acumulación) llevó a los arquitectos de Vaumm a idear un edificio con pocas aristas, una geometría dulcificada por los cantos redondeados y suavizada por el cambio en el recorrido de sus plantas. La forma irregular no era un capricho. Ni siquiera se trataba de una decisión exclusivamente formal. La idea surgió para solucionar, de un solo trazo, tres de los requerimientos del programa: saludar la pequeña escala del contexto, salvar la fuerte pendiente del solar –accediendo al edifico por la planta alta para poner el paisaje a sus pies- y, finalmente, convertir el nuevo es espacio para el desarrollo tecnológico y la innovación en la gastronomía en un símbolo, un referente arquitectónico. Los platos apilados lo resolvían todo, más allá de la gastronomía y el arte, remiten a la topografía de la ladera original y, así, tratan de relacionar arquitectura y paisaje.

 

Los arquitectos reconocen que una apuesta triple corre el riesgo de rebajar cada una de esas tres ambiciones, pero confiaban en que, solucionadas con un solo elemento, terminaran por sumarse y reforzarse. Así el edificio tiene varias escalas, la más humana mira a las viviendas vecinas, la más osada otea el bosque, la más monumental construye la fachada del edificio que puede leerse como el montón de platos apilados.

La difícil topografía de la ubicación ha sido además aprovechada para generar accesos independientes, de carga y descarga, para alumnos, comensales y visitantes. El patio interior –que cruza el edificio por entero en su descenso hasta el bosque- sí ha mantenido la topografía original del solar.  “Esperamos que la vegetación se vaya comiendo el edificio, sobre todo en el patio y en las cubiertas”, explica Íñigo García. Y es que el inmueble se sirve del desnivel en el terreno para escalonar sus plantas que, como platos apilados de diverso diámetro, descienden al ritmo de la ladera.

 

Más allá de la montaña de platos, es el patio central lo que organiza el edificio, salpicado de espacios de relación que buscan la continuidad entre el lugar y la arquitectura. En él, contrasta el rotundo acabado de los petos y suelos de hormigón con la sofisticación de la chapa de aluminio anodizado dorado que esconde el nombre del edificio: Basque Culinary Centre. Trabajando con materiales cotidianos, pero buscando innovar en la forma de emplearlos y colocarlos, la arquitectura envía también su mensaje para la nueva cocina.

 

15.000 metros cuadrados /17 millones de euros

 

 

 

012

344

228

157

363

Hay 46 Comentarios

MI reportaje del Basque Culinary Center ya está listo en mi web. Es otra visión respecto al reportaje de Fernando Guerra, más sobria quizás.

Hoy he retomado el reportaje del Basque Culinary Center que estaba realizando. Se que voy con retraso respecto a F. Guerra y otros, pero yo prefiero hacerlo con calma al vivir cerca de este edificio y poder acudir a él cuando quiera.
Más en mi blog http://fotografiadearquitectura-jorgeallende.blogspot.com/

En mi siguiente viaje a Donosti, sin duda tendré que ir a visitar este edificio. Una vez más, cultura y arquitectura para una de mis ciudades favoritas de España.

Gracias por el post!

Un magnífico edificio, perfectamente integrado en el contexto urbano y topográfico, que usa la poesía para hacer arquitectura. Enhorabuena a los autores.

Hace tiempo que me harté de la metáfora arquitectónica. Eso de que "si proyecto un edificio en el puerto tiene que parecerse a un barco anclado... a una vela de yate... "Luego si hago una escuela de cocina tendrá que ser como una sartén o una pila de platos" - - - Me parece una cursilada.

el valor del fracaso digno: poner los fines por encima de los medios es una perversión que puede destruir una sociedad. El éxito en una empresa no es siempre lo único que se recuerda. Lo que importa son los que se esfuerzan, aunque fracasen.... pero creo que el éxito de este edificio es evidente, enhorabuena a los arquitectos!

Triste tener que comentar los comentarios en vez de un edificio de estas características, pero no pienso compartir mi opinión con auténticos maestros que arrastran su envidia en este foro....no se si es envidia de arquitectillos, o es simplemente aburrimiento porque hoy no hay futbol?? a esperar al finde ciber-amiguetes!

saenz de oiza tb autor del museo oteiza...

saens de oiza es tb autor de la universidad pública de navarra que en mi opinión deja mucho q desear como por ejemplo lo mal q ha "envejecido".

Me gusta el edificio, el artículo, y la difusión de la arquitectura. En mi próxima re-encarnación quisiera ser arquitecto.

Aunque soy lego en la materia, creo que los posts mejorarían, quizás sin mucho esfuerzo, con planta + algún corte/alzado significativo, por supuesto en plan esquemático, mejor si son acuarelas de esas tan bonitas que hacen los arqitectos... Y puestos a sugerir, alguna foto ilustrativa de las comparaciones que se hacen (p.e., algo del tal Robert Therrien) A mi, imperdonablemente, me viene a la imaginación de inmediato el guggenheim de NY, uno de los edificios con los que mas he disfrutado en mi vida, tanto desde fuera como desde dentro...

Y los recalcitrantes, que escriban. Mucho mejor que si se callan, no sea que se envenenen...

pa mí que queda mejor esto q un neogótico o cualquier neo.

Oiza defendía la evocación como recurso arquitectónico... hubiese estado orgulloso de este trabajo de colegas y paisanos.

quien quiera ver plantas y secciones:

http://www.designboom.com/weblog/cat/9/view/18369/vaumm-arkitektura-basque-culinary-center.html

“… de todas las tardes del verano, la que recuerdo con más nostalgia es aquella en que comimos en el jardín de la casa de los Langeais… dormitaba bajo la sombra de un gran nogal y por alguna razón no conseguía conciliar el sueño… Marie limpiaba la vajilla que habíamos usado y yo desde mi perspectiva tan solo podía ver su sombra a través de las sábanas tendidas al sol, apilaba las piezas desdeñosamente, grandes y pequeñas mezcladas, haciendo una torre en un equilibrio inquietante …”

Ne touchez pas la hache. Honoré de Balzac. 1836


La calidad del edificio es indudable y el esfuerzo en mostrarlo con excelentes fotografías es de agradecer a los autores. Llama la atención la descalificación gratuita de algunos de los comentaristas. Gracias Anatxu por publicar estas referencias, pero sería conveniente administrar los comentarios. A mi modo de ver, no es de recibo la critica mordaz y vacía. Un edificio singularmente bello, útil y bien resuelto en todos sus aspectos debe respetarse. El confort y el bienestar se hacen patentes cuando estás dentro, los pasillos y las grandes terrazas son lugares de comunicación y de aprendizaje. Sería conveniente centrar las críticas sobre lo anodino en vez de sobre los esfuerzos de lo contemporáneo. Un sobresaliente para vaumm

...participo tambien en adjuntar plantas, alçados y secciones, en cierta manera, su gramatica.

A ver cuando pasa ya la moda de edificos formalmente caoticos y desordenados que buscan el consumo rápido de una imagen diferente, pero que espacialmente son planos, vagos y aburridos. La arquitectura se debe experimentar mas allá de la imagen.

Coincido con fernandomh, están invirtiendo en educación, y en una especialidad que España tiene mucho que enseñar. Y con respecto a la financiación si la empresa tiene su sede en el país vasco, es meritorio que invierta en el mismo lugar. Otras tantas empresas, exitosas, españolas, tienen sedes fuera del territorio y por tanto no dejan nada.Y con respecto al resultado de arquitectura, es una obra, con clientes, y autores. Nos guste más o menos, demosle el beneficio del conocimiento y lo que puede generar en el país. .

El basque culinary center de Vaumm es sin duda el mejor edificio construido en el país vasco en los últimos años. Para los que hemos tenido la suerte de visitarlo, se hace patente el ingenio y la habilidad con la que este equipo ha resuelto el programa, sublimando la simple utilidad en una forma de circulación continua plagada de espacios diversos donde los estudiantes pueden ejercitar y sentirse libres... No es acaso en los pasillos de la universidad donde verdaderamente se aprende? El bcc tiene los mejores pasillos del mundo.

Platos mal apilados.
Para aprender a apilar bien ver el Banco de Bilbao de Oiza.

Me gustaría celebrar la materialización de una energía creativa, en estos tiempos oscuros para la cultura. El BCC es un ejemplo meritorio, en un ámbito sociocultural inerte. Más allá de los ingenuos comentarios sobre la forma, me gustaría sugerir que, aceptando los éxitos de otros, también celebramos el propio, el de la pervivencia. Gracias, Anatxu.

Parece un proyecto que se explica en sección, pero no veo ninguna...

otra obra surgida del snobismo, la forma gratuita y apegada al stablishment actual tan repetido en revistas y libritos de supermercado...del 1 al 10: 0

!Por favor! ¿Cómo es posible que el artículo esté tan mal redactado y el proyecto pobremente explicado? Una vez más las entradas en este blog dejan mucho que desear por su falta de profesionalidad y escaso conocimiento sobre Arquitectura.

una vez más, ni una planta, ni un esquema de funcionamiento, nada. imagen y solo imagen, como si fuera lo único importante en la arquitectura (bueno, también un par de comentarios insulsos). no sé por qué me ilusiono en mirar. lástima el bajón de la crítica de arquitectura en los últimos tiempos en el país :-PPP

Con una subvención de 7 millones de pavos
http://www.boe.es/boe/dias/2009/10/31/pdfs/BOE-A-2009-17246.pdf

A mi la legión

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal