Un edificio no está solo

Por: | 19 de octubre de 2012

 7571_03

 FOTOS: FERNANDO ALDA 

Desde el nuevo centro de salud de Adra, en Almería, se puede ver el mar. Los arquitectos Nicolás Cermeño Ginés y Juan Luis Torres Benayas se dieron cuenta cuando subieron a la cubierta del antiguo edificio al que el centro sustituye de que mirando hacia el Sur, por encima de los colegios y los tinglados portuarios, aparecía el mar. Ahora son los pacientes que se sientan en la sala de la planta segunda y el personal de la planta primera los que esperan, o  trabajan, disfrutando de esas vistas.

 

Hablar del mar es importante porque ha sido el entorno cambiante del pueblo lo que ha ido modificando, durante su construcción, la naturaleza de este centro.

Durante la obra el pueblo cambió. Se rehabilito la Torre de los Perdigones y se encauzó la antigua y degradada rambla. Ante esa transformación, los arquitectos se plantearon cambiar también ellos. Transformaron el lenguaje defensivo inicial de la fachada del centro de salud por otro más hospitalario realizando un gran hueco en planta segunda, que, desde el interior, enmarca la ciudad y su torre a modo de postal y que, desde fuera, rompe el muro de la fachada principal.

El nuevo edificio es así una suma de dos prismas paralelos unidos, y desunidos, por un patio al que miran todos los espacios y sobre el que vierten todas las circulaciones. En la parte Sur, y en dos plantas, están ubicados la clínica y la rehabilitación. En el prisma Norte, y en tres plantas, están las consultas, la sección de pediatría y la de radiología. Los pasillos que conectan ambas alas dan también al patio y este se prolonga hasta formar la fachada con una caja de vidrio.  Ese vidrio contrasta con soluciones no industriales, como las perforaciones en los muros de ladrillo para facilitar la ventilación, empleadas en el resto del edificio.

Así, el diálogo entre industria y tradición está presente en todo el edificio. No existen pilares en su interior. Las losas prefabricadas de los forjados están montadas sobre pórticos de perfiles laminados  de acero coincidentes con las fachadas. Ese diálogo busca combinar la limpieza y la comodidad del usuario con la pertenencia a un lugar al que sabe mirar y hablar.

Está claro que el patio refresca e ilumina el centro, pero también, por si hace falta utilizar etiquetas, ese tipo de recursos limita el gasto energético, favorece la ventilación y, por lo tanto, hacen más sostenible un edificio, su uso y su construcción. Desde las vistas que ofrecen y buscan, pero también desde la forma en que están construidos, algunos edificios demuestran saber que no están solos en el mundo.

 7571_06

7571_14

 

Hay 7 Comentarios

Me parece un excelente ejemplo de adaptación y de integración en el paisaje: efectivamente, los edificios no están solos.

Creo que el proyecto esta bien, cumple con su cometido y se nota que se ha tratado con cariño y atención, cosa que no todos los profesionales pueden afirmar. Por otro lado la dificultad actualmente de poder realizar y ejecutar un proyecto sea de esta u otra naturaleza aun hace que tenga más merito. Criticar es fácil hacer algo para que te critiquen no tanto,el que quiera arquitectura del espectaculo y formas a-mor-fas o similares que se vaya a las webs de los increibles: Gerhys, Fosters, Nouvells y compañía, mientras tanto más vale que los tristes y terrenales nos vayamos apoyando entre nosotros.

EXCELENTE TRABAJO.Enhorabuena desde Barcelona.

No es un patio andaluz al uso, pero si hace su función bienvenido sea. No diría que es un edificio pretencioso.

En mi opinion el nuevo edificio tiene un gran acierto con la concepcion del patio como elemento articulador de los espacios. No se si el patio es transitable o se trata unicamente de forma visual, pero la cultura del patio en la tradicion mediterranea y utilizado como herramienta de ahorro energetico me parece muy acertada. su tratamiento quizas podria ser mas atractivo, aunqe quizas la sobriedad en este tipo de edificios prime en exceso. mejora el edificio anterior

°¿Harto de las DIETAS? Mira este VIDEO, te ayudará a PERDER PÉSO: http://su.pr/1xuU15

Te puede gustar más o menos, pero no estaría de más ofrecer, además de la sentencia de "CACA INHERTE", el razonamiento para tal afirmación, y si cabe, alguna alternativa que exponga claramente una mejora del proyecto.

VAYA CACA INHERTE

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal