Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

Hacer las paces con el río

Por: | 05 de noviembre de 2012

PG_358-_38
FOTOS: Pedro Pegenaute

 

Iñaki Alday y Margarita Jover conocen el río Ebro y sus meandros como quien, finalmente, logra conocerse a sí mismo. La curiosidad que les llevó a conocerlo y estudiarlo les ha conducido también a cuidarlo (si no sonara grandilocuente diríamos a rescatarlo). Del Parque del Agua de la Expo de Zaragoza 2008, la mejor herencia de la Expo a la Recuperación de la Ribera del Gállego, son muchos los proyectos que este estudio de arquitectura ha realizado en torno al Ebro y sus afluentes. En esa línea, también este es un proyecto de rescate. Buscaba recuperar el meandro y también el campo, sanear el río Agra (en el curso alto de la cuenca del Ebro) y, así, rescatar el paisaje. Y también su memoria.

Seguir leyendo »

Curro Claret trabaja en equipo

Por: | 02 de noviembre de 2012

Foto4

 FOTOS: Sánchez y Montoro

Curro Claret no tiene glamour. Pero empieza a tener aura. Es muy difícil que alguien discuta la capacidad de esta rara avis del diseño español para, con sus proyectos y con sus productos, encender una luz sobre alguno de los múltiples problemas de nuestra sociedad. Con sus propuestas de recuperar la tradición que aprovechaba  los bancos de las iglesias para acoger peregrinos para alojar ahora a turistas con poco dinero o de aprovechar las migas del pan para alimentar a los pájaros, Claret podría haber sido artista contemporáneo y haber entrado en los museos, pero su cuerpo flaco y su sonrisa humilde esconden demasiada ambición como para meterse en una galería: él no quiere hablar del cambio, Claret apira realmente a cambiar el mundo. Tal vez piense que él solo puede hacerlo con las migas. Esa es su materia de trabajo, sin embargo, esta vez se la ha jugado.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal