Arquitectura como puente entre épocas

Por: | 28 de marzo de 2013

A.B-LC.Bri-i17
FOTO: Eugeni Pons

 

“La arquitectura es una conversación entre generaciones desarrollada a lo largo del tiempo”. Lo dijo Vincent Scully y, de vez en cuando, algunos proyectos vuelven a recordarlo. La restauración mimética embalsama y la que confronta  puede destrozar más de lo que construye. En cambio, la recuperación de un edificio adaptándolo para un cambio de uso pero manteniendo su identidad revive la arquitectura.

Eso ha sucedido en la iglesia del Convento de las Jerónimas de Brihuega, en Guadalajara, un edificio de finales del siglo XVI que en el XXI era poco más que una ruina.

Las bóvedas sobre la nave se habían derrumbado y habían sido sustituidas por cerchas metálicas. Entre las grietas de los muros portantes crecían las malas hierbas. Hasta un pedazo de la cúpula se había derrumbado porque los arcos torales, que la sujetaban, estaban dañados. Había también goteras y ventanas rotas. Quedaba, en fin, poco más que la huella, las pilastras y las cornisas cuando Adam Bresnick y su equipo fueron llamados para reparar sin recrear la vieja capilla.

Escenario para bodas, conferencias o exposiciones, hoy la iglesia es muchos espacios en uno. Bresnick y su estudio han tendido un puente que recorre cinco siglos con un solo proyecto. Ese puente también une usos contrapuestos: del recogimiento y la oración a la celebración laica. Y está  construido, entre otras cosas, con los mismos materiales que el edificio original. El mármol, el yeso pintado y el pino teñido con una veladura blanca hablan hoy un idioma moderno que ubica la capilla fuera del tiempo. Sin un uso definido, en la iglesia pesa lo invisible. Se respira un aire monástico en parte por la presencia majestuosa de un gran halo. Esa lámpara ideada por Bresnick (con la empresa Aneva) sintetiza el gran logro de esta restauración que, respetando las marcas de la historia, sugiere en lugar de señalar. Así, la lámpara en forma de halo ofrece nueve iluminaciones posibles, con cambio de dirección e intensidad, e incorpora, además, las luces de emergencia. Ese elemento escultórico resuelve con innovación, imaginación, precisión y respeto la relación entre tecnología y pasado.

La Capilla de Brihuega, reaparecida ahora en el pueblo, llevará más gente a contemplar ese Conjunto Histórico Artístico protegido. La restauración costó 852.000 euros (la nueva estructura se llevó el 30% de esa cantidad) y ha recibido una subvención de FADETA para la creación de empleo en zonas rurales. 

  A.B-LC.Bri-i02

  A.B-LC.Bri-i06

  A.B-LC.Bri-i07

  A.B-LC.Bri-i18

A.B-LC.Bri-i30

 

 

Hay 9 Comentarios

ESTE SEÑOR ES UN ESTAFADOR HACE RESTAURANTES CON LO QUE ESTAFA EN MADRID EN UN DESPACHO DE ABOGADOS EN MADRID,ENGAÑA A LA GENTE HUMILDE Y TRABAJADORA
ESTAFADOR PROFESIONAL

Genial artículo y proyecto. ¡Qué bueno ver publicadas en este Blog fotos de Eugeni Pons!. De esos fotógrafos que fotografían la arquitectura con Alma.

Interesantísimo trabajo y por supuesto iré a verlo. No solo los gallegos sino los castellonenses, los murcianos, los extremeños y los catalanes, en fin, toda España y sobre todo su clase dirigente, debería de aprender lo que es bueno, bonito y barato.
Está toda España llena de carísimos contenedores que no cumplen ninguna función.

finalmente algo que merece la pena hecho con dos ingredientes indispensable que los arquitectos marca o del montón no siempre toman en cuenta: 1. sentido común y 2, buen gusto. Eso es lo que han perdido los arquitectos cotemporáneos abrumados por la informática, engañados por la imagen, por la representación, alejados de la realidad final. Felicitaciones al autor o autores de esta rehabilitación

Y no estoy defendiendo la ciudad de la cultura, que se cae por su propio peso, sino criticando esa metonimia. Los gallegos tendran mucho que aprender igual que el resto de españoles

Estupendo, ahora resulta que "los gallegos" tenemos que aprender por algo que no podemos pagar, y lo que es peor que no hemos decidido hacer, sino que han decidido por nosotros. De verdad que no me extraña como van las cosas... Siempre tenemos las lecciones listas para dárselas a los demás, pero nunca nos miramos el propio ombligo.

encomiable

Estupendo. Deberian aprender los gallegos y su ciudad de la cultura, tan inutil que no la pueden ni pagar.

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/123Estra ] desde tu navegador.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal