Benedetta en la peluquería

Por: | 08 de mayo de 2013

03

FOTOS: Pedro Pegenaute 

Las paredes hablan en esta academia. Muros blancos y sinuosos envuelven a quien entra en el establecimiento. Esas curvas anuncian la limpieza y el cuidado del pelo. El techo secunda ese mundo onírico y limpio. Y el suelo también tiene algo que decir: busca reflejar el paso del tiempo. La combinación de baldosas de diversos tipos y acabados compone collages como mapas de la existencia de L’Oreal, la marca centenaria dueña de esta escuela de peluquería en Barcelona.

Los 1.100 metros cuadrados del local están repartidos en dos plantas. En la baja, las aulas de formación conviven con el público. En la primera, las oficinas cohabitan con el laboratorio y el departamento de cuidado de la piel. El marco es blanco y evolvente, casi escurridizo. Y a los collages del suelo componen la principal decoración ideada por el estudio Miralles-Tagliabue, que combina fragmentos de imágenes de tijeras, cabellos y mujeres que “buscan revelar el universo de la peluquería”.

 

Junto a la barra del bar, en la recepción, un dibujo en la pared conduce, entre líneas curvas, a una sala polivalente.  Los espacios son abiertos. Las ondas parecen mover el local, pero también esconden armarios y nichos para almacenaje. Todo el mobiliario ha sido diseñado por el estudio de acuerdo con su particular sello que combina originalidad deconstructivista con cercanía artesanal. Así, las sillas y los muebles hablan un idioma personal, pero no devoran la capacidad envolvente del espacio. Ayuda el blanco de las paredes. También la cuidada iluminación: es esta el factor que establece la atmósfera del lugar. La luz blanca indirecta no engaña; las luminarias puntuales y directas subrayan; y la luz que proyectan las lámparas de ratán (“inspiradas en el cabello”, explican en el estudio) aporta calidez.

La empresa Cerámicas Cumella -que ya realizó otro proyecto de Miralles-Tagliabue: la cubierta del Mercado de Santa Caterina de Barcelona- está detrás del pavimento que se inspira en una gota de agua.

 

Precio según los arquitectos: 1.600 euros por metro cuadrado.

PG384_01
FOTOS: Pedro Pegenaute
PG384_13
PG384_32
PG384_05
PG384_09
PG384_10

Hay 4 Comentarios

El espacio es muy original y ergonómico, consigue crear un ambiente innovador y agradable en su estancia, me ha gustado mucho, enhorabuena.

El pavimento realmente es espectacular! Está muy bien pensado y el resultado es excelente

Agradable, bastante comercial, refleja su personalidad. Debería sólo firmar (por ética profesional, no por derecho) como Benedetta T y dejar el nombre de Miralles quien fue el gran genio.

Me encanta!!!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal