"Todo puede ser prefabricado"

Por: | 28 de octubre de 2013

MODULAB_SUITE VIAJERA_VIAJE_03

Suite Viajera

Hoteles con encanto construidos con materiales industriales. Comedores prefabricados, aulas universitarias sin aspecto de barracón Pablo y Francisco Saiz iniciaron, en 2007, la búsqueda de sistemas industrializados para levantar arquitectura eco-eficiente, esto es: con bajo coste energético de construcción y mantenimiento, bajo coste medioambiental y bajo coste emocional en la parte de los propietarios. Esta es su historia. Y la de Modulab, la empresa que construye sus módulos habitables sostenibles.

Los hermanos Saiz son arquitectos. Pablo (ETSAM, 1999) da clase en la Universidad Alfonso X El Sabio y Francisco (ETSAM, 2002), en la Universidad Europea de Madrid. Decidieron montar su empresa hace cinco años, cuando se dieron cuenta de “que la realización de un proyecto de vivienda unifamiliar es muy costoso, tanto para el cliente como para el arquitecto”. Entonces pensaron que el mercado tenía un hueco para “una arquitectura prefabricada (o industrializada) con un cierto respeto por el diseño, porque  lo único que había eran cabañas canadienses o similares”. Así nació su producto “para aunar industrialización, sostenibilidad y diseño”.

Hace poco han firmado un aulario para la Universidad Autónoma de Madrid y otro para Sevilla. ”Olvidemos por favor la imagen de las casetas de obra como aularios temporales”, piden. Y recientemente, han iniciado también una colaboración con la cadena de alojamientos Rusticae, el interiorista Tomas Alía y la constructora Egoin que lleva por título suite viajera.

¿Todo tipo de tipologías se puede prefabricar?Todo tipo. La vivienda es interesante pero todavía queda trabajo para abrir el mercado de verdad.

 ¿Qué tamaño puede tener un edificio prefabricado? No hay límites. El proyecto en marcha más grande del que tenemos constancia es una obra de Shop architects de 350 viviendas en 32 alturas en Brooklyn que será construido mediante módulos tridimensionales. Actualmente los grandes aviones comerciales y la mayor parte de los buques se fabrican con procesos de prefabricación o industrialización.

¿Por qué la prefabricación no ha triunfado en España y sí lo ha hecho en lugares con climas más complicados como Norte américa o Escandinavia? En Norteamérica o Escandinavia, así como en Japón, tienen especiales circunstancias que han hecho posible que la industrialización de la vivienda sea una realidad. Entre otras cosas un sistema constructivo basado en la carpintería frente al nuestro basado en la albañilería. En Suecia por ejemplo la vivienda industrializada supone más del 70% del total y en Japón, marcas como Toyota o Muji comercializan viviendas que se ven como una alternativa de calidad a la vivienda tradicional, siendo las viviendas industrializadas incluso un 10 % más caras.

 ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene un edificio prefabricado? Para nosotros todo son ventajas. Calidad, plazos, sostenibilidad, fiabilidad de presupuesto, seguridad en obra. La mayor traba que vemos es de tipo cultural. Tenemos el cuento de los tres cerditos demasiado arraigado.

 ¿Existe una diferencia de coste notable? La principal diferencia está en los plazos. Lo prefabricado se consigue antes, la obra dura menos. En cuanto a costes, la vivienda industrializada en España es algo más barata que la tradicional a iguales prestaciones, pero todavía tiene recorrido de bajada. Tal y como estamos viendo cada vez hay más interés y demanda de este tipo de arquitectura, en breve habrá conseguido hacerse un hueco estable en la producción.

¿Lo prefabricado no tiene por qué ser temporal? En absoluto. Al ser un producto de respuesta rápida ha sido utilizado como solución de emergencia con lo que se ha asociado a la temporalidad, pero la temporalidad, afortunadamente, corresponde a las emergencias no a la prefabricación.

 ¿Exige mayor mantenimiento? Esto depende de los materiales utilizados pero no de la prefabricación.

 ¿Altera el papel del arquitecto a la hora de proyectar y diseñar? Como proceso singular, la industrialización tiene sus requerimientos especiales que es preciso conocer. El interés que vemos desde el punto de vista del arquitecto es el trabajar en equipos multidisciplinares con ingenieros industriales y otros técnicos. En el caso de la vivienda unifamiliar industrializada, como dijo Charles Eames,  se trata de un campo a medio camino entre la arquitectura y el diseño de producto y ahí, nosotros arquitectos, tenemos mucho que aprender de otros técnicos.

 

CasaNOHALES_0003

FOTO: Paula Arroyo

 

CasaNOHALES_0001

Solardecathlon_0002

Proyecto para Solar Decathlon

Solardecathlon_0005

En Rivas- fachada

Módulos en Rivas (Madrid)

 

Módulos- La Navata_0001

Módulos- La Navata_0002

MONTAJEenOBRA 5

 

Hay 4 Comentarios

Yo sintiéndolo mucho, no acabo de ver la prefabricación, otra cosa es que nos la metan por los ojos, no es más barata como nos la venden, en muchos casos me gustaría ver las justificaciones de normativas, sobre todo CTE, no creo que esto cumpla con ello (hasta que lo vea). Ya sabemos lo que pasa con el prefabricado, solo hay que mirar al otro lado del charco, a la mínima casas volando, flotando y un largo etc.
Veo casas prefabricadas de 50 m² por 70.000 €....¿eso es barato?, pero si le falta la cimentación, saneamiento y acometidas, por decir alguna cosa, cuyo coste va aparte.
En ese precio te haces una construcción de in situ, con calidades normales, y sin tanto mantenimiento,.
Un saludo

Excelente proyecto, pero si me gustaría aclarar un par de cosas, España no es lo mismo que Escandinavia, y allí son muy interesantes estrategias de construcción seca, además tienen mucha madera y necesitan mucho aislamiento mientras que en España necesitamos estrategias climáticas de más masa, con más inercia, casas con más peso. Solo hay que leer en la arquitectura vernácula de cada lugar. Construir en seco (ligera prefabricada) o construir húmedo (pesada, in situ) debe ser una opción ligada a las condiciones del proyecto (climatológicas, de flexibilidad, de necesidades, de recursos.. ) y nunca una receta.

La verdad es que no veía más allá de la estandarización y la temporalidad que se comenta en el artículo en esta tipología de construcciones, pero a medida que piso más obra (soy aparejador novato) me doy perfecta cuenta que construir tal y como se hace ahora (todavía) es más propio del imperio romano que de los tiempos en que vivimos. Cada vez veo más claro que la puesta en obra del hormigón, tal y como lo conocemos, tiene los días contados por que va en contra de los criterios de sostenibilliadad que demandan los tiempos.

Es una buena idea y más barata. Pero no debemos sorprendernos de nada porque hoy día hasta los humanos podemos ser prefabricados. Les pongo un ejemplo: http://xurl.es/bcpng

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal