El panettone se suelta el pelo

Por: | 27 de diciembre de 2013

Nogallas_embalaxe_01

 

Más allá del turrón –que logísticamente recuerda a un producto Ikea: sin transportar aire ni desperdiciar volumen-, los dulces navideños combinan la previsión de un traslado (un regalo, una exportación o una comida compartida) con el anhelo de entrar por los ojos. A los que llegan enfundados, les queda poco más que hablar desde el cartón de una caja. Es en ese mensaje donde se pierde la frescura. Nuestro ojo ha aprendido a descifrar ese código: a más color más conservante, a mayor brillo menor ecología. En las estanterías de confiterías y supermercados, lo artesano se distancia, gráficamente, de lo industrial.  

Por eso cuando los diseñadores gallegos de Cenlitrosmetrocadrado recibieron el encargo de realizar un embalaje para el queique típico de la confitería Nogallás (un dulce de Ordes –en A Coruña- de aspecto similar al penettone italiano, con el que investigan con levaduras y sabores) optaron por comunicar valores sin arruinar a su cliente.  Ambos objetivos casaban con el propio producto, la consigna era sumar ingenio y sencillez. “Para conseguirlo disociamos las funciones entre los distintos materiales que componen el packaging, una caja de cartulina craft -que desempeña funciones de rigidez estructural y aislamiento de la luz- y un pliego de polietileno para conservar el dulce en condiciones óptimas de humedad. Esta disociación facilita también su separación y, por lo tanto, su reciclaje”, explican los diseñadores. La decoración la puso el polietileno: en lugar de plegarlo y esconderlo, lo asomaron fuera de la caja. Parece fácil, solo es sencillo: un I+D del queique que despeina al panettone.

 

 

Nogallas_embalaxe_02

 

Nogallas_embalaxe_04

 

Nogallas_embalaxe_03

Nogallas_embalaxe_06

Hay 1 Comentarios

Panettone, el de chocolate de Oriol Balaguer (ahí lo dejo para quien quiera probarlo) No a los panettone de 'fábrica' italianos (qué gran marketing, si hasta nos quieren hacer creer que su 'prosciutto di Parma' es mejor que nuestro jabugo!) Ni a los panettone de gran superficie (marca blanca) con largas fechas de caducidad que te encuentras luego en Marzo a 1 €

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal