Un arts & crafts industrial

Por: | 26 de marzo de 2014

Loop_Mirror_Front_sketch

Asistimos a un renacer de la artesanía realizado, paradójicamente, desde la industria. Un nuevo arts&crafts de fabricación en serie amenaza con despistarnos un poco más en este tiempo de ambigüedades. El espejo Loop (bucle) ideado por el estudio sueco Front con mesa de apoyo y espejo enmarcado es un dibujo en tres dimensiones, un lazo de madera maciza curvada que contiene las pequeñas imperfecciones de lo hecho a mano, aunque su producción sea industrial.

El fabricante, la empresa italiana Porro, habla de “celebración del tiempo lento”, de huellas, de sentimientos y hasta de sentido. ¿Qué sentido tiene producir un objeto de apariencia levemente imperfecta (artesana) pero de realización industrial? Puede que tenga sentido en una época en la que la apariencia es la clave para casi todo. Pero el mensaje que envía es que no se trata tanto de lograr una calidad artesanal como de que los muebles parezcan hechos a mano.

No es la primera vez que las cinco diseñadoras suecas, Sofía Lagerkvist, Charlotte von der Lancken, Anna Lindgren y Katja Sävström juegan con las apariencias. En febrero se cumplieron 11 años desde que presentaron su primer diseño, “Design by animals”, en la feria del mueble de Estocolmo. Por entonces, mostraban las huellas de ratas y serpientes sobre muebles al confiar a estos animales el acabado de las piezas. Las huellas animales eran el acabado artesanal para la producción industrial. Más tarde, siguieron jugando con las apariencias y las sorpresas y lanzaron al mercado robustos bancos de madera que uno solo descubría que, en realidad, eran de plástico al acercarse y sentarse en ellos.

Hoy, cuando los diseños de Front se producen industrialmente y cuando han conseguido hacerse un hueco entre los creadores más imaginativos del planeta resuelven una pieza elegante, sencilla y esencial. Pero… necesitan explicarla desde su mismo discurso del cuestionamiento de las apariencias. Así, no parece parecerles suficiente cuajar un diseño sobrio, atractivo, inesperado. Por eso, lo que, en realidad, es un logro de síntesis les parece también un mensaje, una oda a la nueva artesanía que, al parecer, será solo visual. O conceptual. Así, notable para la pieza, suspenso para la argumentación que la envuelve.

 

 

Loop_Mirror_Front

 

 

Hay 5 Comentarios

Me gusta interesante diseño y muy chulo

Y, finalmente, son cinco o son cuatro? Quizá tienen que diseñar un artilugio industrializado pero artesanal (?) o viceversa (?) para que algunos aprendan a contar. Y, en el comienzo sólo huellas de ratas y serpientes? Porqué no, también, de zorras, hienas y otras muestras de animales?

Sostenibilidad duradera?
http://tempsreel.nouvelobs.com/galeries-photos/photo/20140325.OBS1159/grand-format-8-inquietantes-images-de-l-impact-humain-sur-la-terre.html
PD: la semana proxima hablaremos de pollos asados (Aves Fenix). No se ofenda, es que soy un misantropo fatalista cuya lucidez no tiene parangon conocido, salvo la de Jose Carlos Capel cuando va de bar en bar tomando cafe...

Normal...Que quieres esperar de un fabrica que se llama "Porro"?
Despues del "Werkbund", mas que suspenso, perversidad...La perversidad de un sistema industrial que despues de haber liquidado el mundo artesano se vuelca ( se revuelca mejor dicho ) en las apariencias del reflejo de un espejo...
Buen post (forma y fondo), pesimo objeto ( forma sin fondo)
Saludos ( por una vez cordiales).
PD: la semana proxima hablaremos del Pritzker...

Más chulo que un ocho.
Ya no quedan artesanos pero sí artistas y los objetos dejaron hace mucho de hacerse a mano para fabricarlos industrialmente. Hay que hacer las cosas al por mayor porque somos muchos. Hay que poner el problema en perspectiva. En el año 1800 vivían 1000 millones de personas. En el año 2000 éramos 6000 millones y ahora pasamos de los 7000 millones. El crecimiento de la población asusta: http://www.census.gov/popclock/ . Los chinos harían ese espejo para vendernos todos los que puedan lo barato posible. En Europa hay que venderlos lo más caros que se pueda y para eso hay que darle un "valor añadido", que es el discurso. Pasa con la cocina también y ahí está el Bulli y las deconstrucciones. Adriá casi no sabe hablar y la justificación del "concepto" del espejo no es mejor, pero es lo de menos. El caso es soltar alguna chorrada para que los crédulos con dinero lo suelten. Mi padre es zapatero y algunas veces, después de hacer los zapatos y preguntarle el precio, le he oído decir "¿y qué te voy a cobrar por esto?". En casos especiales, como zapatos ortopédicos o zapatos de comunión para una niña que tendrían que poder agrandarse en la horma si el pié de la niña crecía Eso me lo han dicho a mi artesanos de otros lugares y de otras razas cuando les he pedido algo que les ha supuesto pensar y esfuerzo. Qué cobrar, si es que lo han disfrutado haciéndolo y les ha quedado de miedo. Eso se acabó, no se pueden hacer las cosas tan lentas ni mi padre puede hacer zapatos para todos los cojos del mundo. Así que a mi no me parece bien pero tampoco mal que intenten vender con sobreprecio un buen diseño, o uno malo, justificándolo con tonterías. Allá cada cual con su dinero. Lo malo son los edificios, porque esos nos los tragamos todos. Ya paro que a este paso me sale un libro y antes me salen los espumarajos por la boca. Vamos, que he mentido porque a mis tripas les parece mal. Saludos a todos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal