La periferia en el centro

Por: | 15 de septiembre de 2014

Lavapiés Julio Agosto 2014 25

 FOTO: Manolo Laguillo (Todas las imágenes pertenecen a la serie Lavapiés, Julio-Agosto, 2014)

Manolo Laguillo (1953) ha encontrado, en el centro de Madrid, lugares y edificios que evocan la promesa y el desencanto de la periferia que él mismo retratara en los años setenta. La muestra Lavapiés, Julio-Agosto, 2014 puede verse hasta el 1 de noviembre en la Galería Casa sin fin. Las fotografías que durante el verano ha ido tomando el fotógrafo madrileño en el barrio donde se encuentra la galería hablan de cambio e inmovilismo a la vez en la vida y en el sentido de las ciudades.

Corrían los últimos años setenta cuando Laguillo, que había montado un cuarto oscuro en casa tras acabar filosofía en la universidad, comenzó a salir, en compañía de Humberto Rivas, a recorrer Barcelona, la ciudad en la que vivían, para plantarse en la periferia, en los suburbios, “con su tristeza de cosa mal acabada”, como escribió Laforet. Allí encontraban paradojas, es decir: misterios y explicaciones. El extrarradio era otro mundo, era en realidad el mundo. Y ofrecía el retrato más realista que se puede hacer de una ciudad: el de su construcción y su contradicción, el de su ambigüedad. Así, fue en esos vecindarios, entre deshechos y por hacer, donde Laguillo construyó una mirada capaz de poner en valor argumentos donde otros nos hartamos de ver siempre lo mismo.

Ha sido esa mirada, que desnuda unas veces, denuncia otras, estetizante en ocasiones y piadosa muchas más, la que ha mantenido a Laguillo artísticamente vivo a lo largo de todos estos años. Sus trabajos de documentalismo urbano retratan, en realidad, elipsis: plasman lo que no está. Hablan de una ciudad más por definir que por evocar, de una historia interrumpida por algo que, cuando apareció, no amenazaba con ser relevante. Describen a la vez una espera y una costumbre, un lugar por completar. 

En Lavapiés, el antiguo edificio de la Tabacalera asoma tras una tapia envuelta en graffiti, son muchas las medianeras que llevan años esperando un inmueble vecino que les cubra la precariedad, las verjas delatan nuevos usos, nuevos miedos y decisiones políticas, pero también hay un chaflán que reclama, como apuntó Jorge Ribalta, una segunda oportunidad. Es esa pequeña historia de lo posible (es decir de lo infinito) la que cuenta Laguillo. La de la ciudad reconsiderada a pedazos. Así, sus fotografías hablan de un barrio cambiante y, a la vez, de unas calles por las que no parece pasar el tiempo. Por eso Lavapiés, Julio-Agosto, 2014 anuncia que el centro de tantas urbes es hoy la antigua periferia inconclusa, en perenne transformación, con un orden que se resiste a cualquier ordenación urbanística y con la verdad de lo imperfecto. Esa urbe inacabada está ahora en el centro.

 

Texto extraído del que he escrito para la exposición Lavapiés, Julio-Agosto, 2014.

 

Lavapiés Julio Agosto 2014 22

Lavapiés Julio Agosto 2014 11

Lavapiés Julio Agosto 2014 10

Lavapiés Julio Agosto 2014 09

Lavapiés Julio Agosto 2014 08

Lavapiés Julio Agosto 2014 29

Lavapiés Julio Agosto 2014 35

Lavapiés Julio Agosto 2014 16

Lavapiés Julio Agosto 2014 37

Lavapiés Julio Agosto 2014 12

Lavapiés Julio Agosto 2014 27

Hay 3 Comentarios

Me encantan las fotos una colección muy buena, he disfrutato mucho con las fotos

Siempre se aprende algo aquí, o haces pensar en cosas que nunca me habían ocupado. Las fotos son muy buenas. Además, que voy a tener la oportunidad de pasarme por la exposición. Gracias.

Excelente exposición y excelente texto. Pasé por la exposición el sábado pasado y, a pesar de la aglomeración de gente que había en toda la calle y galerías de Doctor Fourquet debido a Apertura, encontré un momento con algo más de calma para disfrutar de las fotografías. Ya en casa, leí este texto, pero la versión completa. No vivo en Lavapiés, pero entiendo que el barrio y su status quo son leídos cabalmente por el fotógrafo y usted. Gracias.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal