Diccionario Sudjic 1

Por: | 25 de mayo de 2015

Bauhaus

B de Bauhaus, el último libro del arquitecto Deyan Sudjic, es un alfabeto de diseño y arquitectura que narra también la propia biografía de este ensayista británico de origen yugoslavo al tiempo que dictamina un estado del mundo. Todo eso sabe hacer con palabras sencillas y una escritura meridianamente clara el antiguo crítico de arquitectura de The Observer, convertido, desde hace una década, en director del Museo del Diseño de Londres. Parte de lo que analiza en este extraordinario libro (publicado por Turner en castellano con traducción de Guillem Usandizaga) lo comprimí en la entrevista que publicó El País Semanal. Permítanme hacer de esta semana, preámbulo de la feria del libro, la semana Sudjic en este blog para desglosar en dos entradas aportaciones que confío les harán pensar:

La diferencia entre Gehry y Utzon:

La ópera de Sidney y el Guggenheim de Bilbao se han convertido en una especie de logo urbano. Pero para Sudjic, representan sensibilidades muy distintas. La Ópera “es el resultado de un enfoque muy controlado y controlador de la arquitectura marcado por la creencia de que la perfección es posible en diseño. La arquitectura de Gehry es también capaz de producir las formas más memorables y reconocibles. Sin embargo, Gehry es de California, no de Escandinavia, y su obra se basa en la aceptación de lo fortuito y lo accidental. Si Utzon hubiera aprendido a enfocar las cosas de esa manera, no había tenido que irse de Australia.

Sobre el contenido de YouTube:

“La cultura de YouTube se decanta irreversiblemente por el refuerzo de los gustos existentes en lugar de por su cuestionamiento”.

Sobre la inestabilidad del buen gusto:

[El historiador de la moda] James Laver calculó que en diez años, lo indecente pasaba por los estadios de descarado y estrafalario y se convertía en elegante. Al cabo de un año se consideraba aburrido, y en diez años, espantoso. Tras un siglo habrá sido sucesivamente ridículo, divertido, curioso, encantador y romántico”.

Sobre la huella de Ettore Sottsass:

“El diseño tiene que ver, al final, con hacer que queramos comprar más cosas”.

Sobre la postmodernidad permisiva en lugar de prescriptiva:

“No fue tanto una ruptura con el pasado reciente como un nuevo desarrollo de este. La postmodernidad fue movimiento moderno más teoría literaria francesa”.

Jencks dominó “la búsqueda ansiosa en la que todo crítico se ve envuelto: el intento de encontrar razones objetivas que justifiquen los elementos subjetivos del gusto”.

Sobre la ambivalencia de la modernidad británica:

El Reino Unido “es el país en el que el director de la Tate de la década de 1930 rechazó certificar la obra de Picasso como arte para ahorrarse el impuesto a la importación”.

Sobre el coleccionismo:

“Los compradores confían mayoritariamente en la opinión experta de consejeros que no son ellos mismos compradores”. 

Sobre la acumulación:

“Somos una sociedad que posee más cosas que ninguna otra ha tenido a lo largo de la historia, sin embargo, nuestras posesiones nunca han sido despreciadas tan rápidamente”.

 

 

 

 

Hay 1 Comentarios

Muy bueno.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal