Izaskun y la utopía

Por: | 14 de abril de 2016

Izaskun CHINCHILLA_Portrait

Hace unas semanas la arquitecta Izaskun Chinchilla (Madrid, 1975) pareció tener el don de la ubicuidad. Habló, explicó, montó y desmontó en cuatro escenarios a la vez. De un lado firmó sendos proyectos -la sala VIP y el stand GVine- en la feria de arte ARCO celebrada en Madrid. De otro, tras presentar su tesis doctoral –La estructura de la revolución ecológica en arquitectura- en la ETSAM, participó en un debate sobre arquitectura utópica celebrado en el auditorio del Reina Sofía con motivo de la exposición sobre Constant. Una charla del arquitecto y doctor en historia Anthony Vidler -que anotó los momentos clave de la historia de la utopía arquitectónica- prologó el debate y lanzó, como consejo, la necesidad de no olvidar la utopía y la urgencia de “evitar lo estable” (sic).

En ese marco, lo más sorprendente resultó que fuera una arquitecta como Chinchilla -capaz de restaurar un castillo con un proyecto que evoca más a una nave de La Guerra de las Galaxias que al pasado medieval del edificio y capaz también de movilizar a 500 donantes para construir su primer proyecto (participativo y público) en Nueva York- la que convirtiese la utopía en una vía realista de futuro. La arquitecta llamó a la desobediencia industrial. A emplear como materia prima componentes ya producidos. También llamó a la desobediencia visual y a contribuir a construir las controversias en lugar de evitarlas.

Así, en el Reina Sofía, Chinchilla habló de desafíos éticos y citó la plataforma Kickstarter –que ella empleó para recaudar los fondos que sufragaron el proyecto temporal neoyorquino- para actuar “fuera de las redes del poder”. “Detrás de la utopía hay proyectos como estos. Con 550 ruedas de bicicleta recicladas, 500 donantes y 45 voluntarios”. “Los que tratan de “prototipar” la arquitectura se equivocan. Hay que aceptar la imperfección, hay que mirar pero no imitar, se trata de evitar que la rutina cotidiana se instale en la creación”.

Chinchilla NY

La pregunta que pudieron hacerse los espectadores es ¿puede calificarse de utópico lo que resulta realizable? Los últimos proyectos de la tan talentosa como extravagante Izaskun Chinchilla ilustran su postura sobre el tema: reciclan, desobedecen visualmente –aunque esa desobediencia se esté convirtiendo en obediencia a base de ponerse de moda la estética reciclada y el collage- y ciertamente siguen la máxima de Huizinga de no reducir el juego al campo de juego. La cultura lúdica minuciosamente diseñada por Chinchilla ganó un concurso para arropar a los invitados que la feria de arte ARCO quería cuidar con celo especial. En ese marco, la utopía ¿es un caballo de Troya? ¿O un estimulante y desenfadado decorado? El talento, el cuidado y la esmerada dedicación de Chinchilla y su equipo saltan a la vista. Puede que su razonamiento teórico quede sin embargo eclipsado por el propio despliegue de recursos, ideas y propuestas de su trabajo.

160224 GVINE ARCO VIP 001

FOTO: Miguel de Guzmán /Imagen Subliminal

En 31 metros cuadrados, el stand de Gvine tuvo la osadía de jugar con la realidad y la ficción en un lugar donde se consume alcohol. Chinchilla ubicó a los usuarios en un lugar que parece exterior e interior a la vez. Un espacio reducido desde el que, sin embargo, uno puede asomarse a un balcón y ver balcones. “Podrán hacerse algunos de los mejores selfies de la feria”, escribe en la memoria. La investigación sobre botánica y la mezcla de referencias vernáculas e innovación -sello de su estudio- están aquí materializados en un ambiente conocido y extraño a la vez, que habla de experimentación y tradición para presentar a la única ginebra del mundo hecha de uva. 

160224 GVINE ARCO VIP 002

160224 GVINE ARCO VIP 003

En el Reina Sofía Chinchilla citó la tercera industrialización en la que “es mucho más barato un paraguas que viene de China que uno hecho en la esquina”. “Nuestra arquitectura, en vez de hacerse con materiales en bruto, se hace muchas veces con objetos desechados. En nuestro estudio miramos todo lo que está a nuestro alrededor como si pudiera convertirse en otra cosa”, explicó. Y, efectivamente, eso demostraron las dos intervenciones en ARCO.

160224 GVINE ARCO VIP 004

160224 GVINE ARCO VIP 006

160224 GVINE ARCO VIP 008

160224 GVINE ARCO VIP 009

160224 GVINE ARCO VIP 010

160224 GVINE ARCO VIP 012

¿Puede el pensamiento ecológico estimular la innovación avanzada en Arquitectura? Pregunta la arquitecta en su tesis. Si lo sostenible es lo avanzado -y lo cabal-, que resulte innovador ¿qué importancia tiene? ¿Está la innovación en la sostenibilidad, en la vía de desarrollarla o en la forma resultante? ¿Es avanzado trabajar con ingenio? ¿Son innovadores estos dos proyectos? A mí me parece que son brillantes. Nada más. Y nada menos.

 

160224 GVINE ARCO VIP 014

El segundo proyecto, la Sala VIP, estaba organizada alrededor de una serie de biombos que –como sucede con este recurso- permitían hacer y rehacer ese espacio fácilmente. Concebida como un espacio cálido amueblado con marcos, mesas y puertas reciclados, Chinchilla la describe como un homenaje al Gran Vidrio de Marcel Duchamp. “El enigma visual que esa obra propone ha hecho posible imaginar un espacio donde los muebles de El Corte Inglés muestran su capacidad de recrear casi cualquier tipo de ambiente. Una inspiración que esperamos que despierte en el visitante una mirada creativa hacia su entorno, incorporando objetos desechados o que no se utilizan”, explica Chinchilla. ¿Su objetivo? Fomentar el reciclaje, despertar la vocación reparadora del consumidor de arte: “Esperamos que el visitante deje la Sala VIP pensando que, tal vez, pueda hacerse una pequeña cabaña con los restos de los muebles desechados que guarda en el garaje”, explica. Habla de compartir el redescubrimiento de la belleza de lo usado y de “extender la creencia de que nuestra imaginación puede darle nuevas vidas a lo que íbamos a tirar”. ¿Es el reciclaje una parte clave de la estructura de la revolución ecológica en la arquitectura? ¿O está más cerca de ser una excusa más para no abordar a fondo cuestiones como cuándo, qué y en qué condiciones puede ser reciclado y qué no debería fabricarse directamente? Complicarse para lanzar un mensaje ¿es pensamiento ecológico?

160224 Izaskun Chinchilla ARCO VIP 010

160224 Izaskun Chinchilla ARCO VIP 012

160224 Izaskun Chinchilla ARCO VIP 041

160224 Izaskun Chinchilla ARCO VIP 024

160224 Izaskun Chinchilla ARCO VIP 006


 

 

Hay 3 Comentarios

Muy bueno el concepto de desobediencia visual, no hay mejor forma de definir determinados conceptos.

La sala VIP ecológica de El Corte Inglés.
Las cosas que motivan a Anatxu.

excelente blog me gusta.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal