Referenciar sin disfrazar

Por: | 30 de mayo de 2016

150705 Losada Garcia La Gota 004

FOTO: Miguel de Guzmán/ Imagen Subliminal

El nuevo Museo del Tabaco de Navalmoral de la Mata, en Cáceres, es también el Centro Cultural La Gota porque en el solar donde lo han levantado los arquitectos Ramiro Losada y Alberto García había, desde la posguerra, un inmueble erigido para remediar los problemas de desnutrición infantil a partir del reparto de leche, “La Gota de Leche”, a familias cuyas madres no podían ni amamantar ni contratar una nodriza. Más allá de asumir el nombre popular de su predecesor, el nuevo inmueble se refiere al tabaco –el cultivo que durante años constituyó uno de los motores económicos de la zona- desde su arquitectura.

150705 Losada Garcia La Gota 005

150705 Losada Garcia La Gota 003

Es sobre todo la piel de la fachada, compuesta de un muro de vidrio invisible y una celosía de tejido cerámico (Flebrick) la que remite a los secaderos de La Vera y el Campo Arañuelo. Sin embargo, ese acabado es también un colchón térmico que evita el calentamiento durante el verano. El resto es un edificio contemporáneo y polivalente que busca relacionar el pueblo extremeño con su tiempo y con el mundo.

150705 Losada Garcia La Gota 001

La relación con el tiempo la dan los servicios y la moda. El nuevo centro contine espacios expositivos temporales y permanentes –con una muestra de la pintora local Sofía Feliu- y un museo del tabaco. El vínculo con el mundo lo da el recurso de mezclar las referencias locales con modas internacionales como el apilamiento de pisos para su posterior desplazamiento. Aunque esta manera de ordenar para desordenar también remite a otros inmuebles –como el New Museum del estudio japonés Sanaa en Nueva York- no es una elección fundamentalmente caprichosa. El desplazamiento de las plantas, y su consecuente fractura del prisma inicial, mejora la iluminación y el rendimiento energético de las diversas salas y pisos potenciando una mayor relación entre espacio interior y exterior. Los forjados están escalonados en las áreas donde las cajas vuelan hasta el exterior para crear el efecto de apilamiento. Eso permite obtener grandes luces y reducir el canto de los forjados. “El sistema no solo usa menos material y crea una estructura más ligera, también aumenta la capacidad resistente del hormigón y aumenta su vida útil reduciendo sus deformaciones y fisuras”, explican los arquitectos.

 

150705 Losada Garcia La Gota 002

El interior es testigo de la celosía cerámica –y por lo tanto “de la referencia al aparejo de ladrillo que tienen estos edificios”, sostienen Losada y García. De este modo, la geometría queda desdibujada tanto por el desplazamiento de las cinco plantas que componen el centro como por la celosía del acabado. Sin embargo, lejos de restarle fuerza al inmueble, esa falta de concreción multiplica su presencia.

150705 Losada Garcia La Gota 013

Coste del proyecto por metro cuadrado, según arquitectos: 973,5 euros.

 Losada Garcia Arquitectos Fotos Referencias CCLG - 02

Referencias de los secaderos de tabaco de la zona y esquema del edificio

Ramiro Losada-Amor Alberto García- Museo Tabaco 01

 

Hay 9 Comentarios

Muy original la colocación de los ladrillos.

Otro ejemplo de encargo a dedo, sin programa y con ansias de destacar.
Otro ejemplo de "inspiración" mal entendida y encajada en una parcela a base de ordenador.
http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/627263/bioinnova-tatiana-bilbao.
Otro ejemplo de una construcción fuera de escala que necesita de esquemas a posterior para justificar su diseño.
Otro muro vegetal que se mantiene con luces artificiales... ah no! eso es novedoso aqui...


Gracias. Ha sido un placer leerlo. No lo conocía, y eso que soy de cerca. Es barato además, ¿verdad?

Es puro modernismo! El muro vegetal es muy bonito. Felicidades!!!

Visité el norte de Cáceres en febrero y tuve la suerte de ver los secaderos de tabaco de la zona (con los aparejos de ladrillo tradicionales) y el edificio por fuera. La referencia a los secaderos está muy bien buscada. Y que cada fachada tenga más o menos permeabilidad para jugar con la luz y miradas, parece que le da al interior mucho juego. Me alegra el éxito que está teniendo el edificio.

Hola, excelente artículo, la verdad que me encanta el edificio y viendo el coste que ha tenido no me parece excesivamente caro, eso si, si Javier esta en lo cierto es muy triste que un edificio así esté en desuso...

Una de las grandes cagadas de los políticos de nuestro tiempo..

Un saludo,

El Museo del Tabaco de Navalmoral de la Mata es:


ARQUITECTURA CON MAYUSCULAS:


1. Propone un dialogo con el entorno de una forma natural, posicionándose desde un planteamiento totalmente contemporáneo, reinterpretando la historia del lugar y adaptando al presente un sistema constructivo tradicional.
2. La escala del edificio lo inserta de modo directo a la trama urbana, pasando a formar parte de la ciudad.
3. El contacto con el suelo, el acceso al interior y el muro vegetal propuesto en las medianeras de las edificaciones anexas enriquecen la propuesta.
4. Los espacios que propone, tanto interiores como exteriores a modo de terrazas, se adaptan perfectamente a cualquier uso.
5. Compositivamente, ha conseguido con gestos directos y claros, un volumen dinámico y homogéneo, ofreciendo un dialogo muy enriquecedor con la ciudad, tanto de día como de noche.
6. El tratamiento de la fachada ofrece un buen comportamiento energético del edificio y ademas nos da una imagen viva de lo que sucede dentro, contagiando a la ciudad de lo que sucede en su interior.

Gran fracaso colectivo, que sigamos permitiendo levantar edificios públicos que no se someten al juicio del CONCURSO de arquitectura.

Para empezar, el programa del necesidades no atendía nunca a las necesidades de la sociedad a la que debía servir, de ahí que el edificio permanezca cerrado, sin uso, obsoleto por tanto.

Este tipo de intervenciones por desgracia, responden más a la ambicion faraónica del dirigente político de turno ( en este caso el alcalde que impulsó atropelladamente su construcción aparece en la actualidad imputado por delitos societarios), que unida a la no menos habitual ambición de ciertos arquitectos por convertirse en estrellas y hacerse un hueco en las revistas y publicaciones de arquitectura de moda, no se plantean siquiera, previamente a diseñar por diseñar, realizar el análisis que demanda un espacio colectivo partiendo por su programa. Eluden su responsabilidad de poner en crisis las propuestas formuladas por los promotores, públicos o privados (a sabiendas que en este caso juegan con el dinero de todos), y su única lucha se centra en que su nombre y su marca aparezca en textos ilustrados como este.

Es un bello ejercicio arquitectónico, no obstante, pero nadie con la debida formación dudaría, que de haberse convocado un concurso dentro de un marco legal para este proyecto, y de haber sido lanzada la propuesta y redactado el programa de necesidades por profesionales urbanistas o arquitectos, el resultado habría sido infinitamente menos discutible.

MÁS CONCURSO DE ARQUITECTURA, SEÑORAS Y SEÑORES, Y MENOS ARQUITECTURA ESCAPARATE

Informense antes de hacer el articulo pues el edificio a dia de hoy esta en deshuso ya que ni siquiera se ha llegado a abrir!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal