6- Un diseño con final abierto

Por: | 29 de agosto de 2016

Murcutt

Casa Ball Eastway de Glenn Murcutt en Glenorie (Australia), 1983

En 1973, durante su segundo viaje fuera de Australia, Glenn Murcutt viajó por Francia y por España. En París decidió entrar en La Maison de Verre, un edificio que le había llamado la atención desde la calle en su anterior viaje, 11 años atrás. “Pertenecía al movimiento moderno pero no era uno de sus ejemplos más típicamente modernos. Este edificio tenía vida. Era un diseño con final abierto que rezumaba atermporalidad. Es maravilloso encontrar una arquitectura del pasado que está viva, que es moderna y que mira hacia el futuro”.

“Siempre he creído más en el descubrimiento que en la creatividad”. “No creamos las obras. Creo que en realidad somos descubridores. Veo la arquitectura como un camino de descubrimiento. He aprendido más de la observación que de los textos”.

Murcutt recuerda cómo, en el mismo viaje, aprendió que José Antonio Coderch se ponía muy nervioso con cada nuevo proyecto cuando él lo conoció, con 62 años. Desde ese momento supo que el nerviosismo era un componente esencial. A sus alumnos se lo tradujo como esfuerzo, amor y, “algo muy católico: sufrimiento. Así, incluso si no se trata de una gran obra, dejará ver tu cuidado y tu entrega”.

En 2002, en la Plaza del Campidoglio de Roma, durante el discurso de aceptación del Premio Pritzker, Murcutt recordó que en su casa tenían siete pianos en tres plantas. Lo hizo para evocar un ruido ensordecedor y para explicar cómo descubrió que necesitaba silencio casi absoluto para trabajar. El único Pritzker que trabaja en solitario aseguró que fue una lección muy importante que tanto ruido le hiciera apreciar el silencio. En la misma ocasión recordó los consejos de su padre: “El resultado de cada trabajo representará tu próximo cliente” y “Recuerda que debes comenzar como te gustaría terminar”. Un diseño con final abierto fue su manera de digerir el consejo.

Procedencia de las citas: Premios Pritzker Discursos de aceptación, 1979-2015. Colección La Cimbra, Fundación Arquia, 2016.

Hay 1 Comentarios

Muy cierto, me he sentido muy identificado con la frase de he aprendido más de la observación que de los textos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Del tirador a la ciudad

Sobre el blog

Del tirador a la ciudad. Ése era para Mies van der Rohe el ámbito de su oficio. La arquitectura, como la sanidad o la educación, nos afecta a todos. Puede también fascinarnos. Como todo informador, me valdré de lo que creo saber. Trataré de no enmascarar lo que ignoro.

Sobre el autor

Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora escribe sobre todas las escalas de la arquitectura y el diseño en El País y en libros como The New Spanish Architecture, Las casas del siglo, Minimalismos o Vidas construidas, biografías de arquitectos.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal