Carmen March se despide

Por: | 22 de marzo de 2010

March 11715

Ha escrito Carmen March y dice que cierra. El 30 de abril terminará con su tienda (¡que abrió hace apenas un año!) y el 25 de junio, con el taller. Hay que entregar los trajes a medida ya comprometidos. La carta se mandó el pasado jueves que es cuando, al parecer, tomó la decisión.

Para cualquiera que pasara por delante, era evidente que la tienda era un negocio difícilmente rentable. Lo más desconcertarte es acabar de una tacada con todas las operaciones. El taller podría haber funcionado sin ella. Otro dato que provoca perplejidad es recordar que su última colección se presentó (en febrero) en un evento del off Cibeles. Por lo tanto, exigió una notable inversión. La diseñadora no está disponible para entrevistas y, por toda explicación, se remite a la carta enviada:

"Después de once años con mi proyecto Carmen March, un proyecto tanto empresarial como personal, ha llegado el momento de decir adiós.

La situación que vivimos, difícil para todos, hace que mi sueño-tal y como yo lo planteé en un principio y por el que he luchado todo este tiempo-no sea viable hoy. Lo dejo con la satisfacción de haber disfrutado mucho y de haber aprendido más".

Termina la aventura en la moda de la hija de una de las familias más poderosas y ricas de España. Por eso nada más fácil que reducir su renuncia, automáticamente, a una muestra de indolencia de la clase adinerada. En cualquier caso, su desaparición es una pérdida para todos. Las colecciones de Carmen March eran de lo más notable de la semana de la moda de Madrid.  

Hay 12 Comentarios

Si hiciera trajes más económicos y los vendiéra por internet rentabilizaría mejor su negocio y no haría falta cerrar. Hay que amoldarse a las nuevas tecnologías.

Sin animo de ofender, a mí me da que algunos no han entendido la frase. Así la veo yo:
"LO FÁCIL (la salida obvia, la conclusión inmediata) sería reducir su renuncia, AUTOMÁTICAMENTE (irreflexivamente, impensadamente, instantáneamente), a una muestra de indolencia de la clase adinerada".
A mí me da la sensación de que Eugenia es la primera que está bastante de acuerdo con lo que sus críticos le atribuyen. Precisamente, lo que hace es anticiparse a una más que probable reflexión general, a la que la autora tacha de antemano de simple, obvia e irreflexiva. Así que esta polémica es estéril! Aquí todo el mundo está de acuerdo.
Otra cosa es que la frase igual se las traía. A lo mejor había maneras más sencillas de exponerlo. Pero por eso no hay que crucificar a nadie, no?
Me encanta este blog (aunque no esté siempre de acuerdo con lo que se expone) y también los comentarios que genera. Y me encanta porque no hay debates chungos, más o menos todo el mundo expone opiniones interesantes. Que siga así!

Estupefacto me quedo. Aquí hay gente que no entiende lo que lee. La dichosa frase "Por eso nada más fácil que reducir su renuncia, automáticamente, a una muestra de indolencia de la clase adinerada" no es abonar esa opinión, sino apuntar en la dirección contraria: no se trataría de eso, que sería lo "más fácil" de pensar. Encima remata con "una pérdida para todos" y "Las colecciones de Carmen March eran de lo más notable de la semana de la moda de Madrid". Pues si hablar así es ser mezquino, me pido a Eugenia como enemiga. - Y sí, me parece que es una pena; personalmente me parecía la mejor de Madrid casi siempre.

Quizás antes de hablar hay que preguntarse por qué de repente no hay dinero.
A lo mejor la semana pasada había y esta ya no ... cosas de la crisis
Quizás tiene inversores que la han cortado el grifo , quizás la apuesta ha sido demasiado arriesgada.Quien no arriesga no gana,ella ha estado ganando 11 años, ahora pierde
Una pena, me parecía la mejor del panorama internacional.
Me ha parecido de muy mal gusto y estoy con los comentarios de antes,muy mezquino ,el hacer leña del árbol caido.
Qué mas da si es rica o no.Bien por ella.Entonces Stella Mc Carney como también es rica,sus propuestas y su trabajo no son validas?

Bueno, para empezar se necesita dinero. Pero está claro que el dinero no puede con todo. No voy a entrar en temas de talento. Pero sí una cosa es cierta, es que si los números no cuadran, por qué una tienda así en este momento. O por qué un desfile tan caro. A veces uno quiere hacer las cosas tan a lo grande que se olvida de cuál es el momento.

Es un blog, no se trata de ser objetiva, sino lo más subjetiva posible, pero no estaría de más que comentaras que Carmen y tú no tenéis una buena relación, así se entendería mejor tu opinión sobre el tema.

Qué mucho dice de ti, Eugenia, que hagas leña del árbol caído. No sé si se trata de mezquindad o no, tú sabrás, pero quizás no sea el momento para sacar las uñas contra March.

"Termina la aventura en la moda de la hija de una de las familias más poderosas y ricas de España. Por eso nada más fácil que reducir su renuncia, automáticamente, a una muestra de indolencia de la clase adinerada. "

ESTO SI QUE ES MEZQUINDAD

Indudablemente es una pena, e indudablemente el texto lo refleja. Ver otra cosa es mezquindad.

Pues imagínate, si ella que pertenece a una de las familias más adineradas no puede seguir con su proyecto de moda...
Las que somos pobres y de barrio, que demonios vamos hacer... ya me lo dijo mi madre en su día, estudia una oposición y déjate el corte y la confección...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Delitos y faldas

Sobre el blog

Sobre los autores

Entresijos y entretelas. La moda vista desde el forro de sus prendas. Otra mirada de los desfiles, los diseñadores, las tendencias, los héroes y los villanos que pueblan el ecosistema fashion y todos sus aledaños. Una bitácora sobre estilos de vida y maneras de vivir coordinada por y .

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal