Top 5 colecciones

Por: | 17 de marzo de 2010

Lanvin 110739 
  

Nunca es fácil elaborar una lista. Pero, a pesar de lo reduccionista que pueda parecer, a menudo resulta altamente saludable. Te obliga a recapitular. Aclara las ideas. Y resulta (casi siempre) divertido. Porque una lista suele traer pareja una discusión. ¡Estás loca! ¿Por qué éste y no aquél? ¡Demasiado obvio! ¡Clamorosas ausencias! Las listas son infinitas (y las pegas, también) y mejores cuanto más acotado es su planteamiento inicial. Admito que éste es demasiado general para resultar verdaderamente certero y afinado. Pero es un punto de partida. Habrá más.

Aquí van, en aséptico orden alfabético, las 5 colecciones que para mí definen el próximo otoño. Cualquier otra selección será bienvenida.

16m 
Alexander McQueen: Una obviedad, es cierto. Es la pega de una lista demasiado abierta. En todo caso, más allá del fácil homenaje póstumo, la colección que sobrevive al diseñador británico tiene valor por sí misma. El retorno a la artesanía del oficio, sin renunciar a la innovación tecnológica, es un viaje de gran relevancia en este momento y lugar. Por otra parte, el nivel de turbulencia, intensidad y excelencia técnica que McQueen alcanzó con esas últimas piezas está a años luz de los estándares de una temporada francamente plana. Que tiene en el abuso del color camel una de sus grandes noticias.

Balenciaga 11300 
Balenciaga: Un estudio sobre la necesidad de protección de la sociedad actual. De la mano del arte contemporáneo, Nicolas Ghesquière hilvana un discurso complejo, que se proyecta mucho más allá de los próximos seis meses. Que hace preguntas y obliga a pensar dos minutos (¡qué eternidad!) antes de responderlas. No está claro cómo va a reaccionar ante los monos acolchados, un público obsesionado por la sensualidad de la silueta. Cuesta imaginar los esdrújulos vestidos-burbuja en versión barata y apta para todos los públicos, pero ahí reside parte de su encanto. En la era del escaneado rápido y de las ideas digeribles en 140 palabras, todavía hay hueco para el misterio y la elaboración. ¿Utopía? Seguro.

Pucci 11496 

Emilio Pucci: Muerte, intelectualización, reflexión... Antes de que nos pongamos demasiado espesos (y, dado que esto no es una biblioteca, sino una pasarela), recordemos que la diversión también cuenta. Y quién puede discutir que Peter Dundas sabe cómo organizar una fiesta. No hay nada particularmente nuevo, ni original, en su hedonista ostentación de un lujo bohemio, decadente y setentero. Pero en la categoría de la moda como espectáculo fabuloso y excitante para mí es difícil negarle el premio gordo de la temporada.

Lanvin 110886 

Lanvin: La ropa de día se ha convertido en el caballo de batalla de una industria que (momentáneamente) se ha olvidado de su obsesión por los vestidos de noche y demás pantomimas de alfombra roja. Eso explica la avalncha de trajes de chaqueta, de péstamos del guardarropa masculino y de otros tópicos asociados al vestuario de trabajo de una mujer poderosa. Lo extraordinario de esta colección de Alber Elbaz es que consigue ese efecto diurno, fuerte y pragmático sin pagar el peaje del minimalismo ni del power suit. Sus vestidos son tan realistas como bellos. Tan serios como sensuales. Y esa sí es un arma de poder. 

Jacobs 110029 

Marc Jacobs: Conciso, escueto y limpio como un trazo de tiza sobre la pizarra fresca. Jacobs se centra en la estética clásica del sportswear estadounidense y consigue resultados modernos con una paleta austera y muy pocas concesiones a la frivolidad. Sigue los pasos de Phoebe Philo en Céline, así que (por pionera) tal vez ella merecería más un lugar en la lista. La lógica de la cuota, también juega a su favor. Pero, ay, no puedo evitar preferir a Jacobs. Porque dibuja con un pulso menos rígido y tieso. Porque se permite algún capricho romántico y eso aleja su neominimalismo de la uniformidad y frialdad maoísta que a veces sobrevuela la (excelente) propuesta de Philo. 

Hay 12 Comentarios

me parece acertada la elección, pero yo siempre digo que los arboles no dejan ver el bosque, un ejemplo fernandoclaro.com

Muy buena lista, Eugenia. Quizás sí añadiría Celine, no ha abierto ninguna puerta que nos lleve a ningún sitio nuevo pero lo que hacen lo hacen bien. Y eso, a estas alturas es casi innovación. Juro que no soy cínica, eh?
A mí también me gustan, me ayudan, la listas.
No dejes de escribir!

yo tambien te doy la razón, muy buena lista

A mí Jacobs no me ha convencido esta vez, que no siempre lo hace. Pero Lanvin y Balenciaga son otra cosa, ¡totalmente de acuerdo contigo! Me alegra que la de McQueen haya logrado hacerse con un puesto en tu Top 5, es una pena no haber podido verla con toda la escenografía que hubiera podido conllevar una colección de esta temática, de todas formas, la presentación austera me pareció todo un acierto por parte de la casa.

No hay nada mejor que una lista, para poder disentir....

Pero no lo puedo evitar, me parte el corazón ver a Jacobs en lugar de van Noten, el efectismo en lugar de la efectividad, el feismo en lugar de la femineidad, las colegialas afectadas en lugar de las mujeres que no miran atrás....

Qué le vamos a hacer, seguiré ahorrando en clones baratos de Jacobs y Celine que pasarán de moda el invierno que viene para poder comprar las dos o tres piezas de la colección de van Noten que se mantendrán en mi armario hasta que se caigan de viejas...

En mi lista estaría Dries Van Noten que ha hecho una colección impecable. Combinando a la perfección cosas que de entrada parecería que no pegan como el leopardo y sus estampados tan característicos. Y con unas prendas de sastrería maravillosas.

Añado a Prada, Rochas y C. de G.

para iñaki:

cuanta razon iñaki.

Para Juanpa:
El trío londinense está fabulosamente representado por el "pope" de todos ellos: Sir Alexander McQueen.

Me alegra mucho, Eugenia de la Torriente, que selecciones Pucci como una de las importantes de la temporada. Es una colección inspirada en la gran tendencia que agoniza, repetitiva, y sin nada nuevo que contar... pero tiene una fuerza tremenda, la ropa está gritando espectáculo, ventas, descaro, ganas de ser lucida. Es puro Milán, lo pensé nada más verla y opino como tú.

Saludos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Delitos y faldas

Sobre el blog

Sobre los autores

Entresijos y entretelas. La moda vista desde el forro de sus prendas. Otra mirada de los desfiles, los diseñadores, las tendencias, los héroes y los villanos que pueblan el ecosistema fashion y todos sus aledaños. Una bitácora sobre estilos de vida y maneras de vivir coordinada por y .

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal