Puesta de largo en el Metropolitan

Por: | 04 de mayo de 2010

Chatisesi 

Ni siquiera para una fiesta es fácil mantenerse espléndida durante 60 años. El lunes por la noche en Nueva York se celebró la gala de inauguración de la exposición de primavera del Costume Institute del museo Metropolitan de Nueva York que este año se titula American Woman. El sarao se instauró como evento benéfico en 1948 y fue saludada como la fiesta del año. En su afán por mantener tan ampuloso título, la cita se ha convertido en una de las grandes causas de Anna Wintour, directora de Vogue USA. Wintour ejerce como anfritiona todos los años desde 1995 (a excepción de 1996 y 1998) y su obsesión por la criatura es evidente.

 

Por si a alguien le quedan dudas, la organizadora de la fiesta de anoche detalla en una entrevista en The New York Magazine los diez meses de escrupulosos preparativos. Que incluyen desde el uniforme de los camareros a un detalle, digamos, fundamental: encontrar una firma patrocinadora y una madrina. Tengan o no relación con tema que se verá en el museo: Cate Blanchett y Balenciaga dieron la cara por la muestra dedicada a Poiret en 2007; Nicole Kidman y Gucci, por la de las diosas, de 2003. Desde el punto de vista de la industria de la moda, la alfombra roja del Met tiene mucha más gracia que la de los Oscar por dos motivos fundamentales: se puede controlar y los invitados (más de 600 este año) corren más riesgos. Es, por así decirlo, un partido que se juega en casa. 

Rabinoafro 
  
También es verdad que la exposición en sí condiciona los atuendos. Dos años atrás, cuando la muestra se dedicó a los superhéroes se vieron locuras bastante más divertidas que las de esta edición, que analiza el estilo de la mujer estadounidense entre 1890 y 1940. Y luego están las consignas de Wintour y los patrocinadores. Marc Jacobs estaba harto de los vestidos largos de fiesta de graduación y cuando el año pasado intervino como socio capitalista pidió que todo el mundo se cortara (literalmente) los trapos. Triunfó la mini.

Justin 
A juzgar por la proliferación de colas que se ven en las fotos del lunes, este año el mensaje era el contrario. No están los tiempos para experimentos y se impone un mensaje de glamour sin fisuras. Al final, nada vende como las princesas Disney. Y eso que la firma anfitriona era Gap. Para salvar el escollo de que la marca de los tejanos y las camisetas se convierta en el árbitro de la elegancia yanqui, se reclutó a cuatro figuras de la nueva hornada de diseñadores. Rodarte, Alexander Wang, Sophie Theallet y Thakoon presentaron en el evento dos vestidos originales. Los ocho diseños se subastarán a través de internet y la puja estará abierta hasta el día 31 de mayo.

Foto 1: Renée Zellweger llega a la gala vestida de Carolina Herrera. Al fondo, de espaldas, Katy Perry con un vestido con LED de Cute Circuit (Reuters)

Foto 2: La actriz Whoopi Goldberg con el editor de la revista 'Vogue'. André Leon Talley (Reuters)

Foto 3: Jessica Biel, vestida de Ralph Lauren Collection, y Justin Timberlake, de William Rast (Reuters).

Hay 8 Comentarios

Really i like this post and the above pics of couples is so funny really whenever we saw this type of situation then we not stopped our self for thinking and make fun

Aysh Eugenia....teoriza un poc...
que esto hay en muchos post!!!
TEORIA TEORIA TEORIA profe!

Para A.
El vestido de Kirsten Dunst era de Rodarte, y era un horror como casi todo lo que hacen esas chicas desde que la Wintour las puso a dieta.
De quién eran los botines que llevaba no lo sé pero eran de salir corriendo por feos y horteros.

Y!M!D!, las mujeres americanas no solo tienen un estilo reconocible, sino que tienen cientos... Estados Unidos ha dado a la moda mucho más de lo que parece, tenemos que olvidarnos de los tópicos, puede convivir perfectamente la locura y la genialidad exquisita de Francia con la moda de factura rápida italiana y la simplicidad y funcionalidad de la mujer americana, digo.


Desde luego... que fue aburrida, aunque no es de extrañar si tenemos en cuenta que la firma anfitiona fue GAP, que lleva haciendo por lo menos un par de décadas la misma ropa. Y las mujeres americanas la siguen comprando. Lo único que me sorprendió de GAP fue el vestido que lucía Kirsten Dunst -no recuerdo si de Theallet o Thakoon-.
Tampoco merece desprecio ninguno el modelo de Alexandra Chung y su modelo masculino. Por su parte, Katy Perry... en fin, creo que sin comentarios. Su vestido brillaba, sí. Pero no de glamour.

para "You! Me! Dancing!"
dices eso en serio? o es que quieres que visisten tu página?
el tema de la moda me divierte pero cuando vea a la gente con tanta propiedad sobre algo tan poco objetivo me da pena, yo creo que va de eso de arriesgar y meter la pata, no de triunfar en plan princesa

Sin duda el vestuario de este año es el peor que se recuerda en muchos años.
Y entre todas, creo que Renée Zellweger debe ser posiblemente una de las peores. ¿Nadie le ha recordado a esta chica que los trajes de Carolina Herrera le sientan fatal a ese cuerpo que tiene? ¡Nada, ella no aprende!

Pero lo peor de todo, es que se ha visto alguna que otra atrocidad más.

De todas formas pienso que lo de celebrar el estilo de la mujer americana es un poco contrasentido, porque, hablando de una forma muy general, ¿las mujeres americanas tienen estilo?
Creo que, en general, el estilo americano es precisamente el no-estilo.

Una de las fiestas eventos más aburridos del año...

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Delitos y faldas

Sobre el blog

Sobre los autores

Entresijos y entretelas. La moda vista desde el forro de sus prendas. Otra mirada de los desfiles, los diseñadores, las tendencias, los héroes y los villanos que pueblan el ecosistema fashion y todos sus aledaños. Una bitácora sobre estilos de vida y maneras de vivir coordinada por y .

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal