Las Olsen también quieren París

Por: | 20 de octubre de 2010

Olsen 
 

Las hermanas Ashley y Mary-Kate Olsen presentaron su colección primavera/verano 2011 de The Row en el palacio Pozzo di Borgo, que fue el hogar de Karl Lagerfeld durante muchos años. El mismo lugar donde pocos días antes se había celebrado el baile de máscaras que festejaba los 90 años de la edición francesa de Vogue.

A001 
La conversión de las Olsen, de 24 años, en algo mínimamente respetable para la moda es una de esas historias que, si te las cuentan diez años antes, jamás creerías. Cabe recordar que después de interpretar a Michelle Tanner en Padres Forzosos -qué mal ha envejecido esa serie- se convirtieron en un fenómeno millonario gracias a la comercialización de toda clase productos con su nombre. Una auténtica locura: a los 18 años habían vendido más de 30 millones de sus películas para vídeoclub y 40 millones de libros. Para Mattel, sus muñecas ocupaban el segundo puesto en su lista de ventas, sólo por detrás de Barbie.

A0010 
 
Con la mayoría de edad, parecía que las gemelas iban a torcerse un poco. Estrenaron una de sus pocas películas para el cine (Muévete, esto es Nueva York). Fue un desastre y apenas recaudó en EEUU la mitad de lo que había costado. Además, se trasladaron desde Los Angeles a Nueva York y empezaron a ser carne de tabloides por sus apariciones en fiestas y las entradas y salidas de Mary-Kate en presuntos programas de rehabilitación.

A004 
Poco duró el paseo por el lado salvaje. Hace tres años pusieron su objetivo en la moda adulta. Muchos -entre los que me incluyo- pensaron que no era razonable pensar que una persona con cierto criterio fuera a pagar 2.000 euros por un vestido diseñado por las niñas de Padres Forzosos. Pero al parecer, estas chicas son tan capaces de seducir a las clientas de Wal-Mart como a las de Barney's.   

A005

Su línea más sofisticada, The Row, parte de la premisa de actualizar los básicos del guardarropa femenino con cortes y materiales de calidad. Cathy Horyn en una entrevista en The New York Times señalaba que el éxito que han cosechado con tan simple planteamiento esconde una reflexión crítica para los diseñadores. ¿Han tenido que venir unas ex actrices infantiles para enmendarles la plana en un aspecto tan elemental de su trabajo? Porque unos y otros defienden que la mayor parte de las que compran The Row ni siquiera saben (y/o les importa) que las Olsen están detrás.

A006 
En una de las pocas ocasiones en las que las gemelas se han puesto juntas frente a una cámara últimamente, Mary-Kate afirma: "Somos perfeccionistas desde una edad tan joven que nos obsesiona el corte de la ropa". Es una de las escasas declaraciones del vídeo que han publicado en bing.com como parte de su presentación de primavera/verano 2011. 

A0013 
No estaba previsto que esa colección se mostrara en París. Su desfile estaba incluido en el calendario de Nueva York y fue cancelado un par de días antes por problemas en la entrega de las muestras. Sobre la marcha, se organizó su pase en París. "La calidad y el corte son esenciales en esta colección", explicaba el presidente de la compañía. "Y no queríamos enseñar nada que no estuviera a la altura de lo que deseamos". 

A008 
Por la sala, iban y venían las modelos -calzadas con babuchas vintage de Manolo Blahnik-, los compradores y los (poderosos) estilistas y editores. Las gemelas, diminutas a pesar de sus tacones/andamio, se arremangaban y mostraban -prenda en mano- los detalles de la confección.

A0015 
El suave rosa se añadía a la paleta habitual de blanco y negro. "A diferencia de otras compañías, nuestro interés en Europa es fundamental. Es uno de nuestros principales mercados y tener éxito aquí legitima nuestro discurso", razonaba el presidente.

A0014 

Las gemelas tienen, además, otras dos líneas bajo licencia. Una de corte más casual y bohemio, Elizabeth and James (nombres de sus otros dos hermanos) y una más juvenil que se vende en la cadena JC Penney, Olsenboye (su apellido ancestral). Aquí todo queda en familia.

Hay 7 Comentarios

El caso es que si las Olsen han conseguido convencer a la gente para que se gaste los cuartos, no se debería despreciar su trabajo ya que no venden a precios inditex. Algo harán bien.

Sorpresa agradable este desfile concebido por las "Michelle Tanner"/ Olsen que parece que "casi" todo lo que tocan lo convierten en éxito.

Qué plato de lentejas necesitan estas criaturas!! y media hora de sol en un banco del parque, a ver si se les va esa carica de enfermas que tienen... aisss

SugarBK

Me parece un error considerar que por ser famoso no tienes idea de lo que estás haciendo. Si un diseñador "profesional" no tiene éxito será porque no ha dado en el clavo, o por qué negarlo, porque no ha tenido buena suerte en darse a conocer. El caso es que si las Olsen han conseguido convencer a la gente para que se gaste los cuartos, no se debería despreciar su trabajo ya que no venden a precios inditex. Algo harán bien.

Me parece que la profesionalidad te la da el público, no la autoproclamación.

www.librodeestiloymoda.com

Alba, tienes toda la razón, basta con ser famoso en algo para solo con tu nombre "diseñar" desde moda hasta una nave espacial sin tener remota idea de lo que significa diseño, y la de genios sin descubrir que habrá, pero como no tienen padrinos ó simplemente nunca serán famosos, pues seguirán en el más remoto desconocimiento, lástima de arte desperdiciado...la vida es dura si, para hacertela más amena visita este blog, algunas de sus frases para concienciarte en diversos temas no tienen desperdicio : livcooldonostyle.blogspot.com

Hoy todo el mundo puede ser diseñador, fotógrafo, periodista, pintor, personal shopper, agente de, dj, representante...
Sólo hace falta un par de dudosos méritos. Qué pena que haya tantos profesionales "de verdad" desesperado sin trabajo... o sin reconocimiento y de gran calidad.

Que les den un par de bocadillos de jamón, que falta les hace y que se dejen ya de tonterías... vamos, vamos, vamos...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Delitos y faldas

Sobre el blog

Sobre los autores

Entresijos y entretelas. La moda vista desde el forro de sus prendas. Otra mirada de los desfiles, los diseñadores, las tendencias, los héroes y los villanos que pueblan el ecosistema fashion y todos sus aledaños. Una bitácora sobre estilos de vida y maneras de vivir coordinada por y .

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal