El desfile de Cannes

Por: | 23 de mayo de 2011

A riesgo de molestar a los cinéfilos: ¡qué alivio que haya terminado la 64 edición del Festival de Cannes! La culpa de este hartazgo no la tienen -pobres- las películas a concurso sino el exceso de comunicados reinvidicativos de las marcas sobre lo que allí se ha puesto hasta el apuntador.

Getty francois durand 4 

Uma Thurman, Karl Lagerfeld y Kirsten McMenamy en la gala de Amfar (Getty/ François Durand)

No tengo claro que a nadie pueda interesarle tanto la tercera pulsera de la mano derecha de una actriz. Como analiza Cathy Horyn en su blog, ¿de verdad necesitábamos saber que Edgar Ramírez entregó el premio a la mejor actriz llevando un reloj Chanel J12 de 41 mm? Pero comprendo que hay que aceptar este peaje por vivir en la industria del product placement globalizado en la que se ha convertido la moda.

EDGAR 
La foto que distribuye Chanel de Edgar Ramírez y su reloj entregando el premio.

 La directora de Vogue Italia, Franca Sozzani, también ha reflexionado sobre el asunto en su página. La italiana denuncia la apretada agenda social de fiestas de marcas de moda coincidiendo con el festival y el exceso de información que circula sobre los trapos. Su protesta no deja de ser curiosa ya que fue co-organizadora del desfile de moda Fashion for Relief (junto a Naomi Campbell) que hace una semana trató de recaudar allí fondos para Japón.

15May-DV2_1603 

Naomi Campbell en la presentación del desfile Fashion for Relief, con una camiseta de Dolce&Gabbanna.

Es evidente que los organizadores del festival fomentan en parte todo este sarao. En Cannes hacen falta estrellas, ¿quién lo duda? Hay que preservar el espíritu de la celebración del cine de autor del que se enorgullece el concurso y, aún así, conseguir un evento de interés popular. Por eso -como es habitual desde hace años- en esta edición se han presentado fuera de concurso filmes como Piratas del Caribe 4 (protagonizado por Johnny Depp y Penélope Cruz), Kung Fu Panda 2 (con voz de Angelina Jolie) o El gato con botas (con ídem de Salma Hayek y Antonio Banderas).

Calvin-klein-collection+ifp-stone+costa+vodianova-051211_ph_feugere,stephane 004-AMFAR 2011-DUFOUR 
Arriba, el diseñador Francisco Costa con las modelos Lara Stone y Natalia Vodianova en la fiesta de Calvin Klein en homenaje a las mujeres en el cine independiente celebrada el día 12 en Cannes. Debajo, Riccardo Tisci en la gala Amfar con Carine Roitfeld y Courtney Love vestidas de Givenchy (Getty).

La proliferación de actividades paralelas (como el citado desfile, la fiesta de Calvin Klein o la gala de Amfar del pasado día 19) así como el patrocinio de L'Oréal (que convoca a todas sus embajadoras al evento) crea una situación desconcertante. Los protagonistas del festival tienen que competir con apoteósicas beldades por la atención mediática global. Si a ello le sumamos que en esta industria global y millonaria hay que exprimir hasta la más pequeña ocasión publicitaria, obtenemos una avalancha de comunicados sobre el pintalabios, la ropa interior, las gafas o el bolso de mano que los invitados han ¿elegido? para dejarse ver en Cannes.

 Pedro Almodovar - Cannes 2011 c 
Jean Paul Gaultier, Marisa Parades (con vestido de Calvin Klein Collection), Antonio Banderas, Pedro Almodóvar (de Lanvin), Elena Anaya (con un vestido de Elie Saab), Jan Cornet y Blanca Suárez (vestida por Gucci) en el estreno de 'La piel que habito'.

El interés comercial que se agazapa tras esas apariciones le hace un flaco favor a algunas decisiones estilísticas. Al final, hay quien se viste más para satisfacer los intereses del sistema que en su propio beneficio. No se trata de elegir la prenda más favorecedora o acorde con la propia personalidad sino de ponerse la marca que toca (o paga). Caiga quien caiga. Incluso, uno mismo.

Eva Herzigova (high res) 
La modelo Eva Herzigova con un esmoquin de pantalón corto de Dolce&Gabbana (Getty).

Calificar de acierto o error lo que en estos días se ha visto es claramente subjetivo. A mi me ha interesado la gente que parecía estár cómoda en su piel. Vestida de sí misma y no un monigote en manos de otros. Entre otras, Inès de la Fressange de Carven, Karolina Kurkova de Vionnet, Giovanna Battaglia, Tilda Swinton de Haider Ackermann o Jane Fonda de Marios Schwab:

Ines de la Fressange Karolina-kurkova-variety-studio Giovanna1 Getty francois durand 008_Jane_Fonda_in_Chopard 

Y, casi todo el tiempo, Uma Thurman. La actriz ha exhibido una notable consistencia en sus apariciones como miembro del jurado. Trabajó con su estilista habitual, Anna Bingemann, que le preparó con anterioridad el extenso vestuario que ha lucido estos días. Una selección de variopintos diseñadores, sobre todo, europeos, que finalmente lanza un mensaje propio y coherente.

 Uma Thurman with Chopard Jewels03011_Uma_Thurman_in_ChopardGetty andreas rentz 3Getty dave m benettCalvin-klein-collection+ifp-cannes-thurman-051211_ph_feugere,stephaneGYI0064858268 
 
Uma Thurman en varios momentos de esta edición del festival. En la fila de arriba, vestida de Atelier Versace, Dolce&Gabbana y Chanel alta costura. En la de abajo, de Roland Mouret, Calvin Klein y Armani Privé (Getty).

Hay 14 Comentarios

Y estoy totalmente de acuerdo en que a veces van disfrazadas más que vestidas, pero bueno, es parte del show business. Respecto al asunto del blog a mi me encanta ver como van vestidas y ya que me gustan, saber de quien es el vestido...

Me falta la pluma perfecta que no debe caer en el vestido mítico de Ginger Rogers al son de su baile, me falta a una Coco rebuscando en el armario de sus amantes, no falta glamour, sino algo que va más allá, falta armonía, y no digo que cualquier tiempo pasado fue mejor, huyo de esos tópicos, sino que fue diferente, a veces más inspirador.

Pues no se.. pero la estilista de Uma estaria de vacaciones cuando ella salió con el vestido gris de la primera foto con Karl, porque el pecho parece que se le divida en dos arriba y abajo, como que le falta un sujetador adecuado no?

Eugenia, me encanta tu blog y tuve la inmensa suerte de que me dieras clase en un master. Te sigo desde entonces y no me pareces en absoluto aburrida, sino el blog de referencia de tendencias.
Te animo a seguir con el blog porque es una maravilla.
Respecto al asunto del blog... a mi me encanta ver como van vestidas y ya que me gustan, saber de quien es el vestido. Y estoy totalmente de acuerdo en que a veces van disfrazadas más que vestidas, pero bueno, es parte del show business.
Dejo el enlace de mi recién nacido blog:
http://loquelvientosedejo.wordpress.com/
Un beso

Hola Eugenia. Soy fan de tu blog.
Coincido contigo en lo que cuentas. los festivales de cine son pasarelas de moda menos de cine, donde las actrices han de llevar lo más novedoso. La mayoría de las veces son vestidos prestados que en pocos casos están en sintonía con la que lo luce. Un traje para mí tiene un significado, es prolongación de la personalidad del que lo lleva, como un todo que si vas a gusto se funde contigo, y en estas alfombras de cine me da la sensación de ver mucho disfraz maravilloso, que no encaja, falta la esencia de la costura. Me falta la pluma perfecta que no debe caer en el vestido mítico de Ginger Rogers al son de su baile, me falta a una Coco rebuscando en el armario de sus amantes, no falta glamour, sino algo que va más allá, falta armonía, y no digo que cualquier tiempo pasado fue mejor, huyo de esos tópicos, sino que fue diferente, a veces más inspirador. Un saludo de alguien que no entiende mucho de moda, ya quisiera yo...

Qué aburrido se ha vuelto este blog. Antes tratabas temas más interesantes y actualizabas más a menudo.

la verdad es que tienes razón. La mayoría de las veces parece que van disfrazadas porque no saben llevar las prendas que les ponen y, como decía mi abuela, eso no es elegante. Una debe llevar la ropa, no la ropa llevarla a una misma. Entiendo que es marqueting y espectáculo pero, al final, no se habla de cine sino de modelitos. A mi también me encantan Tilda Swinton e Ines de la Fressange, ¡cómo se puede tener tanta personalidad!


Un saludo, Nuria

Me encanta tu blog.

Desgraciadamente, creo que lo que comentas forma parte del show bussiness. Pero.... que pesados! Creo que es un error de ambas partes:
-De las firmas de moda, por considerar que los clippings y apareciones de prensa van a peso, olvidándose de aquello de que es mejor calidad que cantidad
-Del propio festival de Cannes que, en un intento de recuperar el glamour que contaba el cine de antaño, cree que lo encontrará aliándose con las firmas de lujo... error! ¿acaso alguién recuerda de que diseñador eran los smokings de Marlene Dietrich? Pues eso...

Marta

Mandrágora, gracias. Ya lo he visto! http://mandragoragranada.blogspot.com/2011/05/cannes-festival-de-cine-o-de-que_20.html

Wed, no hay noticias de Decarnin desde hace meses... En Balmain ya están a otra cosa. Acaban de anunciar que en septiembre sacarán una línea más joven (Pierre Balmain) que producirá Ittierre. Y dicen estar encantados con los primeros pasos que está dando de Rousteing...

Cannes siempre ha marcado tendencia. La primera vez que se escuchó susurrar al nuevo Balmain fue en Cannes con la insifrible Audrey T. en el estreno en Cannes del "Código Da Vinci" el vestido era divino, de la única colección buena de ese buen señor. ¿Por cierto Eugenia, qué es de él? Nadie dice nada...
Y de Sophia Coppola.
El estilo de la Coppola es la antítesis de lo que a 2011 es Balmain pero ella fue la primera.


Hay muy pocas estrellas que lleven ellas los vestido y no al reves. Tenemos a Tilda, tenemos a la Loren y quizás de las nuevas a la maravillosa Diane Kruger, Hubo un tiempo, cuando se separo de Tom que Nicole siempre que aparecia sentaba catedra. La mejor de las veces en Cannes, con un Lacroix para Pacci barbaro. Un momento mítico.

Lo que pasa en Cannes importa aunque ahora parezca El Corte Inglés

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Delitos y faldas

Sobre el blog

Sobre los autores

Entresijos y entretelas. La moda vista desde el forro de sus prendas. Otra mirada de los desfiles, los diseñadores, las tendencias, los héroes y los villanos que pueblan el ecosistema fashion y todos sus aledaños. Una bitácora sobre estilos de vida y maneras de vivir coordinada por y .

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal