Los ángeles de Givenchy

Por: | 06 de julio de 2011

GIVENCHY_FACE_MD 

Poco antes de la hora prevista para la presentación de la colección de alta costura de Givenchy en Place Vendôme, recibí un gigantesco paquete de la marca. Contenía una reproducción tamaño póster en papel fotográfico de las -ya características- imágenes de Willy Wanderpierre (de frente y de espaldas) con las que Riccardo Tisci presenta sus colecciones desde hace un año. Seguramente, consciente de cuánto le favorece el detalle a sus diseños.

En esta colección, ligera y luminosa, algunos detalles son extraordinarios. Se organizó alrededor de tres temas: nubes, lágrimas de ángel y aves del paraíso. Pero las referencias celestiales no están reñidas con una importante sensualidad. El vestido que lleva Daphne (quinta por la izquierda en la foto), está realizado con aplicaciones de tul cortado en pequeñas piezas redondas. Para conseguir el degradado en la transparencia, en el bajo se forman bloques de 32 capas de tejido que van adelgazando progresivamente hasta llegar a 9 en el pecho.

Givenchy 71187 

Las fotografías de Wanderpierre se han tomado esta vez fuera de los salones en los que se muestra la colección. Se trasladó a las diez modelos a unos muelles del Sena para oponer su aspecto pacífico y etéreo a un entorno industrial.

 GIVENCHY_DOS_MD

Cada pieza tiene su historia y es cierto que solo de cerca se aprecia toda su complejidad y belleza. El traje de Valeriya (en el extremo derecho) opone el aspecto mecánico de las cremalleras en los hombros al delicado y artesanal trabajo con las cuentas. En el cuerpo, se organizan en un degradado de brillante a mate y de beis a blanco. Una pieza de encaje se inserta sobre abdomen y después las perlas se trabajan en volumen creando formas que recuerdan a los arrecifes de coral. Finalmente, la cuentas se transforman en largos flecos que componen la falda.

Givenchy 71230 

Los encargados de presentar la colección sostienen que es la colección "más de costura" que ha hecho Riccardo Tisci. Se refieren a que en esta ocasión se ha centrado en la recuperación de técnicas tradicionales. Una vocación muy evidente en el conjunto que lleva Joan Smalls (penúltima de las chicas). Parece una única pieza, pero en realidad es una túnica de organza sin mangas superpuesta sobre un vestido de tul. La túnica lleva un bordado caviar y solo la luz lateral revela sus motivos en volumen.

Givenchy 71242 

Givenchy 71447 

Durante la presentación, se hablaba de hasta cuándo podría Tisci mantener este formato tan estricto y recurrente de presentación. Son ya tres temporadas en los mismos salones, con idéntico planteamiento fotográfico y muy similar desarrollo de las prendas. ¿Dónde está la frontera entre la coherencia y la mera repetición? Ese siempre un debate interesante.

Fotografías instalación: L'Estrop

Hay 7 Comentarios

http://nelygarcia.wordpress.com. La suavidad del color resalta la perfección de los cuerpos de ángel.

Givenchy es últimamente una de mis casas preferidas, más aún hablando de Alta Costura. Si que es verdad que esta colección recuerda a las dos anteriores pero no sé si prefiero que se parezcan y que siga siendo precioso o que por romper con todo lo anterior... salga cualquier cosa.

Las fotos de Vanderperre son preciosas, últimamente este hombre está en todas!

Yo no me planteo si es repetitivo o no. Creo que es "austero" y así sólo te fijas en esos maravillosos vestidos, que es lo que realmente interesa. Supongo, que tendrán un equipo de personas que estudiarán cuando la fórmula está agotada.
Por cierto, estoy de acuerdo en lo del sorteo.

www.hache-net.blogspot.com

Y el formato pasarela no es repetitivo? Yo creo que se está fraguando un estilo propio y dentro de un tiempo será interesantísimo ver la evolución a través de las fotos.
Me parece una idea fantástica.

Por cierto, podías sortear ese póster entre tus seguidores. Si me toca prometo cuidarlo cómo se merece.
(Por pedir que no quede).

Algunas de estas joyas de plata en esa colección hubiesen venido bien.
http://www.joyasameli.es

Aún repitiendo la presentación y el formato Tisci nos transporta al mundo del detalle y de lo preciado.

Yo creo que hacer tres presentaciones seguidas basadas en un mismo modelo de traje cansa. Que sí, es muy bonito, está todo cortado de una forma alucinante, preciosista, muy trabajado y el resultado es una maravilla. Pero tres veces no.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Delitos y faldas

Sobre el blog

Sobre los autores

Entresijos y entretelas. La moda vista desde el forro de sus prendas. Otra mirada de los desfiles, los diseñadores, las tendencias, los héroes y los villanos que pueblan el ecosistema fashion y todos sus aledaños. Una bitácora sobre estilos de vida y maneras de vivir coordinada por y .

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal