02 nov 2011

Un programa fenomenal fenomenal

Por: José Yoldi

Tengo una amiga que asegura que los programas electorales de los partidos políticos son como los hombres en una primera cita. Todo parece muy prometedor hasta que hay que pasar a la práctica.

El PP ha mantenido un cierto secretismo sobre sus propuestas, aunque finalmente las ha tenido que hacer públicas. Y como las encuestas aventuran que en las próximas elecciones ganará por goleada, es muy probable que no le quede más remedio que tratar de sacarlas adelante.  

302666414_938303e709
No obstante, el programa de los populares en materia de Justicia es un compendio optimista de propósitos con los que es muy difícil estar en desacuerdo.

Veamos algunas de esas promesas electorales:

- “La mejora de la justicia es prioritaria”

- “Es necesario mejorar la eficiencia de nuestra organización judicial”

- “Modernizaremos la justicia y la adaptaremos a las necesidades sociales, económicas, tecnológicas y demográficas de la España del Siglo XXI”

- “Gestionaremos de forma eficiente los recursos para que la administración de justicia sea de verdad un servicio público de calidad”

- “Garantizaremos la seguridad jurídica a través de un marco normativo estable y una administración de justicia profesional, especializada y eficaz”

- “Mejoraremos la selección, formación y la carrera de jueces y magistrados, dotándoles de objetividad y competencia”

- “Revisaremos el modelo de planta y demarcación para conseguir un reparto más equilibrado de la carga de trabajo”

-“Fortaleceremos el Consejo General del Poder Judicial”.

- “El ministerio fiscal debe establecerse sin reservas como el defensor del interés público y promotor de la acción de la justicia”

- “La nueva oficina judicial incorporará plenamente el componente tecnológico”.

Claro que una cosa es prometer y otra dar trigo. Porque para muchas de esas buenas intenciones, en el caso de que se trataran de poner en marcha, se requieren reformas de leyes orgánicas que necesitan mayoría de 3/5 y el propio PP ha bloqueado reformas parecidas propuestas por el PSOE en esta legislatura.

La independencia del fiscal, que el PP ahora promete garantizar, parece un chiste si nos atenemos a la actuación de Jesús Cardenal, último fiscal del Estado bajo un Gobierno popular.

La cadena perpetua revisable parece una concesión a la galería que difícilmente podrá llevar a la práctica en solitario, aunque ya en 2004 el segundo Gobierno de Aznar reformó la ley para extender de 30 a 40 años la pena máxima de prisión efectiva para determinadas condenas por terrorismo.  Es un puro efectismo, ya que en los países de nuestro entorno la cadena perpetua se sitúa en torno a los 30 años de prisión. 

Pero la prueba de que con estas medidas únicamente se busca el efecto de que se actúa con la máxima dureza, aunque no sea así, radica en el punto del programa que precisa que "el cómputo de los beneficios penitenciarios se realizará sobre cada una de las penas impuestas". Verán, no se puede modificar la ley para aplicar retroactivamente una medida sancionadora, porque lo prohíbe el artículo 9 de la Constitución. Pero es que desde el Código Penal de 1995, es decir, desde hace nada menos que 16 años, ya no existen beneficios penitenciarios, porque fueron suprimidos, así que ¿qué cómputos?

A los únicos a los que se pueden aplicar redenciones de pena por el trabajo o por estudios u otras causas son los condenados por delitos cometidos con anterioridad a 1995. Y no se pueden hacer leyes para evitar esos beneficios, porque serían inconstitucionales. Por eso el Supremo hizo una interpretación de la norma existente —no una nueva norma— la llamada doctrina Parot, de dudosa constitucionalidad, que ahora está pendiente de revisión en el Tribunal Constitucional, aunque caso por caso.

La propuesta de reforma del sistema de elección de los vocales del Consejo del Poder Judicial, para que 12 de ellos sean escogidos por los propios jueces y magistrados, ya estuvo vigente a principio de los años ochenta. Es muy difícil que otros grupos vayan a apoyar este cambio, pero si se consiguiera tampoco se conseguiría una buena representación de la carrera judicial, ya que la mitad sus integrantes no están asociados. El cambio sí propiciaría que la asociación mayoritaria, de tinte conservador, pusiera en marcha el rodillo y copara los 12 puestos.

Si realmente quisieran despolitizar la justicia harían bien en no presentarse como parte acusadora o perjudicada en determinados procesos, como por ejemplo el de la Gürtel, como vienen haciendo hasta ahora.

En resumen:  Un programa en el que luce un envoltorio vistoso, de gran colorido, para decir aquello de “fenomenal, fenomenal”, pero que o tiene trampa o se queda en el lazo a poco que se quiera saber cómo se consiguen los objetivos. Una lástima de oportunidad perdida.

Hay 17 Comentarios

Muchas gracias señor Molina por su interés. Le aseguro que me da igual que parezca que el señor Me parto se ha salido con la suya o lo contrario. Tengo mucho trabajo y el contestar a los lectores para tratar de aclararles dudas me lleva tiempo y en ocasiones no puedo hacerlo con la atención que me gustaría. Por lo demás, he advertido que ciertos lectores leen lo que quieren leer, que no suele ser lo que pone el artículo, e interpretan a su aire lo que sí pone, como ya señalé en un comentario al artículo “Tan pocas plumas no hacen Faisán”.
Por ejemplo, el señor Me parto, que de forma tan amable como pertinaz ha seguido mi carrera como articulista, me atribuye aspectos que yo no he escrito, por mucho que se empeñe, y no debe ser difícil de comprobarlo, puesto que colgados del blog están todos los artículos a los que se refiere. Por tanto, al hablar de memoria, o no dice la verdad de lo que recuerda o tiene un recuerdo borroso de lo que yo escribí basándose en las interpretaciones que él mismo hizo. Parece que considera que mis artículos son furibundos ataques al sistema judicial. Es una interpretación muy respetable, sin duda, y tiene toda la libertad de expresión para opinar como quiera y así lo ha hecho en este blog.
Ahora bien, sin entrar en lo furibundo o no del asunto, que allá cada cual lo vea, yo no he criticado el sistema judicial, sino concretos y determinados comportamientos de jueces, magistrados y fiscales, algunas actuaciones y declaraciones del presidente del Poder Judicial que me parecían escandalosas y he deplorado la práctica de la “semana caribeña”. Sin embargo, he defendido a la mayoría de los jueces de a pie que cumplen con su tarea y suelen tener una carga de trabajo superior a la que les corresponde (vea, por ejemplo, “Los hermanos del hijo pródigo”).
Por otro lado, y aunque es cierto que escribo en El País, eso no quiere decir que siempre esté de acuerdo con la línea editorial del periódico y así lo he expresado en ocasiones. Esto no es el Pravda. Y da la impresión que el señor Me parto funciona de acuerdo a estereotipos porque se equivoca al pensar que las ideas de un periodista de La Razón no tendrían cabida en este blog. Si conociera a Ricardo Coarasa o Francisco Velasco, redactores de tribunales de La Razón y excelentes profesionales del periodismo, no diría eso. Y siguiendo con los estereotipos, ¿cómo se explica el señor Me parto que en mis artículos haya realizado más críticas a las actuaciones de militantes de Jueces para la Democracia, asociación con la que me atribuye afinidad, que a magistrados de otras asociaciones con las que supuestamente no la tengo?.
Mire señor Molina, no sé si el señor Me parto es juez o no, pero aparte de su tendencia a la visceralidad, que él mismo reconoce, parece que tiene un punto de vista afectado de escotoma, ya que da la impresión de que solo ve una parte de la realidad.
En fin, muchas gracias de nuevo señor Molina, espero que las explicaciones hayan sido de su agrado y aunque tendría muchas más cosas que decir, lo dejo aquí que tengo mucho trabajo y esto va a parecer un testamento. Saludos cordiales

Muchas gracias por sus artículos casi siempre divertidos y certeros, pero ¿va a permitir que parezca que se sale con la suya este señor Me parto, de terrible incontinencia escrita y que a todas luces es un juez escocido por sus comentarios?. Un saludo

Señor Me parto:
Es la última vez que le contesto. Parece que vuelve usted a las andadas y que de respeto hacia los demás no andamos muy bien. Dice usted refiriéndose a mí: "Comprendo que a usted alguien le da de comer (a otros, por suerte, no), y que debe defender unas ideas".
Pues mire, sí, a mí la comida me la prepara mi mujer, que es una excelente cocinera, así que como bien y estoy gordito. Lo que no entiendo es por qué dice usted que otros tienen suerte de no comer. Debe de ser por los beneficios de estar delgado.
Y las ideas que defiendo son las mías. Lo que lamento es que no le gusten, pero no le voy a pedir perdón por ello. El recurso a "la endogamia y el fascismo del sistema judicial" y "el corporativismo de la casta judicial" lo ha dicho usted, no yo, que respeto a los jueces y al sistema judicial, así que usted sabrá por qué lo ha dicho.
Y me voy a permitir darle un consejo: Si tanto le importa el tema, más vale que intente convencer respetando al que piensa diferente y no perder la razón con las formas.
Un cordial saludo y gracias por sus opiniones.

por supuesto, la crítica en nuestro sistema es siempre loable. Pero entienda que cualquier persona no puede opinar sobre cualquier cosa. Los problemas de nuestro sistema judicial no se solucionarían, sin más, con este cambio, pero serían un buen comienzo. Ahora, me pregunto por qué en el consejo Fiscal no se pretende esta injerencia... Aaa!! si, porque hay otros mecanismos más eficaces (la dependencia jerárquica al FGE y de este hacia el Gobierno), y en este órgano (de gobierno de fiscales, pero sin la relevancia suprema del CGPJ) siguen produciéndose elecciones directas... No olvidemos que el CGPJ se configura como órgano de gobierno del poder judicial, y no sólo en el plano administrativo. cierto que debiera de dotársele de autonomía presupuestaria, pero para conseguir tal logro, primero hacen falta vocales que no pretenden largarse a otro destino mejor a cambio de los "servicios" prestados. No digo que la propuesta del PP implique la vuelta al sistema originario (no olvidemos que coincidían legislador constituyente y orgánico), pero sí una propuesta loable. Al final es difícil que se lleve a cabo (es una renuncia al poder muy grande), pero caso de ocurrir así, siempre será posible volver a criticar la endogamia y fascismo de nuestra sistema judicial.... verdad? pues eso, que si la propuesta se lleva a cabo, y los 6 próximos vocales son no asociados, siempre será posible recordar el corporativismos de esa "casta" judicial... siempre quedarán recursos para no aceptar que ha sido una solución digna de elogio.

Bueno, pues nada. El hecho de que un órgano constitucional pensado por el legislador constituyente de una forma determinado haya sido absorbido por el legi-ejecutivo, no es nada importante. Si esta propuesta la hiciese otro, sería la repera para usted, sr. yoldi?? En fin, ojalá el sr. rajoy llegue a materializar esta idea, y entonces ganará toda la sociedad. Claro, Jpd y otros del mismo lado piensan que esto es una barbaridad (porque con su número de afiliados y su concepto de la jurisdicción...); no hacemos sino posicionarnos en lo que consideramos básico en un Estado de Derecho. La independencia del poder judicial se debiera considerar un pilar básico de nuestra sociedad, y el hecho de que el CGPJ fuera independiente de los partidos políticos disminuiría los efectos de la partitocracia que sufrimos. Y ello no es baladí. Ejemplo: ahora los vocales son del PP-PSOE; si un juez se sale de la línea, expediente al canto; si implantamos el sistema del 80, 12 jueces que no deben su cargo a nadie (si, a sus votantes, pero no pretenden medrar posteriormente, sino retornar a su plaza) se negarían a sancionar conductas intachables; sistema de nombramientos de presidentes del TSJ, informes sobre proyectos de ley serios (sin miedo a la represalia), ausencia de luchas en el pleno... Comprendo que a usted alguien le da de comer (a otros, por suerte, no), y que debe defender unas ideas, pero enzarzarse en una discusión en estos menesteres es baladí; no es cuestión de opinión, sino de exigencias del estado de derecho. Puede opinar cuanto quiera, pero (sin tener la verdad en mi mano) tengo razón. Ese relativismo ideológico propio de concepciones de la jurisdcción como no sumisión exclusiva a la ley conducen al autoritarismo.

Volviendo al tema del sistema de elección de los vocales y aunque comprendo que el aval del sr.Trillo no es el mejor a estos efectos, la propuesta, sobre el papel, es buena. El señor Me Parto dice, a mi entender con razón, que el hecho de que más de la mitad de la carrera , no asociada, intervenga en la elección es garantía de pluralismo, máxime si tenemos en cuenta el enorme desprestigio que el movimiento asociativo ha acumulado entre los mismos jueces. He puesto como ejemplo a dos personas(Beatriz Grande y Maria José Renedo, que se presentaron como independientes en la anterior ocasión) que perfectamente podrían ganar una elección a bastantes candidatos asociativos.El ejemplo de Azparren no es válido pq fue elegido con el actual sistema (es decir, a Azparren le elegirían x magistrados pero lo que le llevó al consejo fue el placet de los partidos). Insisto, lo único a discutir sería el sistema de elección, si proporcional o mayoritario, siendo preferible lo primero. De todas maneras, el hecho de que la APM copara tales o cuales vocalías no resulta significativo a efectos de medir el grado de politización, pues las mismas ya no se deberían a la intervención del PP, sino a los votos recibidos de sus electores, lo que contribuiría a alejar definitivamente la identificación con ese partido. Un saludo.

Señor Me parto: Me alegro de que me considere mucho más inteligente de lo que parece que soy. También me congratulo de que reconozca que he criticado y critico el reparto de cromos entre el PP y el PSOE y que ello ha impedido en muchos casos el nombramiento de los mejores candidatos. A pesar de todo, y le ruego que me perdone por no ser de su misma opinión, no aprecio con la claridad que usted me ilustra, el beneficio que alega: No me parece que la reforma supondría como usted sostiene que el Consejo fuera plural. Quizá en el futuro se cumplan sus expectativas y yo tenga que reconocer que usted tenía razón. Pero le ruego que me reconozca el derecho a discrepar. Saludos cordiales

Sr. Yoldi: no recurra al fingimiento irónico, que no es de recibo en conversaciones de trascendencia. Claro que comprende que el hecho de que exista un sistema como el de 1980 favorece a todos los jueces y magistrado y a la sociedad en conjunto. porque ello implicaría un poder judicial con menor injerencia de sus "hermanos mayores" (el legislativo y el ejecutivo). porque ello permitiría que el CGPJ fuera plural, sin que todos los vocales fueran de dos asociaciones. con el sistema de la LOPJ del 80 todo juez podría ser vocal, y eso ahora es imposible. ¿acaso le parece una mala iniciativa? Lleva varios articulos criticando el reparto de cromos del PP-PSOE, y ahora que la injerencia de estos dos partidos se ve mermada ¿le parece mal? Si hay 4.600 jueces; imaginemos que 2.300 asociados; si TODOS los jueces votan, es posible que los no asociados voten a no asociados... y entonces los no asociados tendrían la mitad de vocales de procedencia judicial. Si esos 12 vocales no deben su nombramiento al partido de turno, tal vez puedan decicidir libremente (ahora no hay libertad, y lo sabe). De hecho, no hay más que ver la composición del CGPJ antes y ahora. ¿cual seria para usted la medida para despolitizar el consejo? ¿como explica que FV no tenga vocales? vamos, por favor, no cuente milongas, que las cosas son muy claras. Y si es algo tan malo, ¿por qué es algo inherente a las propuestas electorales y que nunca se ha cumplido (vuelta al sistema del 80)? ¿por qué más de 1.400 jueces de FJI y no asociados lo solicitan?

Muchas gracias Señor García por su interés y participación. Tiene razón sin duda en que todo lo que contribuye a reducir la prisión de un recluso e incluso el indulto personal es considerado un beneficio. De modo que los beneficios en ese sentido siguen vigentes. Sin embargo, de la propia redacción del programa del PP que dice textualmente: "el cómputo de beneficios penitenciarios sobre cada una de las penas impuestas", parece evidente que se refiere a las redenciones de penas por el trabajo, por estudios, etc, que fueron eliminadas en el Código de 1995 y solo pueden ser aplicadas a los penados por delitos anteriores a esa fecha.
Señor Me parto: (Me gustaría dirigirme a usted de otra manera que no pareciera que le estoy faltando, pero es como se ha identificado) No sabe cuánto le agradezco que no recurra al insulto como argumento ni me presuponga intenciones que no tengo, como en su primer mensaje. Es posible que mis escasas luces no me iluminen lo suficiente como para apreciar las ventajas que pretende con el modelo primitivo de elección de los vocales de procedencia judicial. Me sigue pareciendo que los no asociados seguirán sin estar representados, pero estaré dispuesto a verlo con agrado si no es así. Le agradezco igual que a los otros comentaristas su interés y su tiempo y como le deseo lo mejor, espero que no se parta, que debe de ser doloroso y prefiero que se doble o que se ría. A su gusto.

Artículo octavo:Los doce vocales de procedencia judicial serán elegidos entre jueces y magistrados pertenecientes a todas las categorías judiciales, en los términos establecidos en la presente ley.
Integraran el consejo tres magistrados del tribunal supremo, seis magistrados y tres juecesArticulo duodécimo: Los vocales del consejo general de procedencia judicial serán elegidos por todos los jueces y magistrados que se encuentren en servicio activo.
Articulo decimotercero: La elección se llevara a cabo mediante voto personal, igual, directo y secreto, admitiéndose el voto por correo.
Deberá convocarse con tres meses de antelación a la terminación del mandato del consejo.
La circunscripción electoral será única para todo el territorio nacional.
Mire, la LOPJ del 80... mmmmmm!!! muy malo para los no asociados. Insisto, yo con usted me parto y me doblo (si así le place más).

Sr. Yoldi: es ahora cuando los jueces no asociados no tienen nada que hacer, puesto que con el "reparto de cromos" (tiene muchos artículos al respecto) se veda el acceso a todos menos a APM y JpD. Y FJI echa chispas porque no le toca nada del pastel. Pero a lo mejor el criterio de 12 jueces elegidos DIRECTAMENTE por jueces impone un poco de racionalidad en el sistema de nombramientos... Y lo que no puede criticar es una decisión apoyada por dos tercios o más de la carrera judicial y por el legislador constituyente (los redactores de la CE pensaban claramente en un sistema de elección directo por los jueces) en base al argumento espureo de sobrerepresentación de una determinada asociación judicial. Con el sistema de 1980 si a un candidato le votan 2.000 jueces, es vocal; con el sistema del 85, no, porque al final la Cortes van a decidir. Es bastante obvio. Pero usted, a saber los motivos (rompe con su sistemática de criticar el "pasteleo" en el CGPJ) parece querer desvirtuar una propuesta magnífica (que probablemente no se cumpla, no por mayorías, sino por otros motivos...)

Sr. Yoldi: ya. Pero la LOPJ del 80 entendió en 122 CE en el sentido de que los 12 vocales de procedencia judicial habían de ser elegido POR Jueces y magistrados. En 1985, con la reforma de la LOPJ, el sentido del 122.3 CE se tergiversó, y el legislador asumió la capacidad de nombramiento de los 20 vocales (amén del Presidente, que sigue otras vías). Cierto que la APM es mayoritaria, y cierto que gran número de Jueces no está asociado, pero eso no tiene mayores consecuencias. Ahora mismo, la Fco. de vitoria tiene más asociados que JpD, y no hay ni un vocal de Fco. de Vitoria. Además 1.400 Jueces (de todos los colores, pero sobre todo FJI) firmaron un manifiesto en que pedían la vuelta al sistema de 1980. 1.400 jueces son casi un tercio de la carrera judicial. Es decir, FJI, libres y APM piden el sistema pensado por el legislador constituyente.

Y me va permitir otra corrección. Los beneficios penitenciarios se mencionan en el art. 78 CP vigente. Dificilmente pueden considerarse por ello derogados. Lo que derogó el CP es la redención de pena por el trabajo. A mayor abundamiento, lease 202 Reglamento Penitenciario (adelantamiento libertad condicional). El programa creo que se refiere, impropiamiente, al tercer grado y a la libertad condicional como beneficios.

¿Dónde dice el programa del PP que los jueces no asociados no pueden votar o presentarse? De hecho, en el momento actual sí pueden (cuestión distinta es que luego los partidos no los elijan, vg Beatriz Grande o Maria José Renedo)La APM tan solo tiene a poco más de 1.100 asociados en un colectivo que sobrepasa ya los 4.600. Si el criterio fuera proporcional, no tendrían porque tener más que cuatro o cinco vocales. Los otros ocho se repartirían entre FV, JD, FJI y no asociados, que serían tan libres de presentarse como cualquier otro, con tal de que tuvieran los avales suficientes. Y habría mucha gente dispuesta a votarles.

Señor Me parto: Ahora mismo ya 12 de los 20 vocales del Consejo General del Poder Judicial son jueces (al margen del presidente, que se da la circunstancia de que también pertenece a la carrera judicial). Es simplemente el cumplimiento del artículo 122.3 de la Constitución. El meollo de la cuestión es si a esos 12 jueces los elige el Parlamento de entre los candidatos propuestos por los propios jueces, como ocurre ahora, o si los eligen directamente los jueces. Lo que yo digo -quizá me he expresado mal, porque usted parece que no me ha entendido- es que de una forma u otra la mitad de la carrera judicial no estará representada, puesto que nadie que no esté asociado tiene posibilidades reales de salir elegido. El último fue Azparren.
Eso no quiere decir que si se volviera al criterio primitivo, que está por ver que se tenga la mayoría suficiente para hacerlo, el criterio jurídico se impondría al político. Desde el primer momento, en el Consejo del Poder Judicial se votó por afinidades políticas, no por procedencia. Mire las hemerotecas. Muchas gracias por su atención.
Y como recomendación, siempre es mejor doblarse que partirse. Tenga cuidado.
Un cordial saludo.

Algunos ,cuando pasan a la practica no solo no defraudan si no ..que cumplen como jabatos. Normalmente suelen fracasar los que "mas prometen"

Pero bueno!!! Sólo me voy a referir a lo del CGPJ. Claro, sr. Yoldi, que 12 vocales del CGPJ sean nombrados por Jueces y Magistrados entre Jueces y Magistrados, sólo contribuiría a que la APM estuviese sobrerepresentada. No serviría para nada más!!!! 1º Si la APM es mayoritaria, es porque los Jueces tienen libertad, y que ellos escojan lo que quieran; 2º Si 12 de 21 miembros son Jueces, a lo mejor el criterio político cedía a favor del jurídico (el legislador constituyente fijo el nº 12 con un fin claro: que si hay consenso de jueces, se puedan imponer ante otros criterios); 3º une 1º y 2º y mira las consecuencias en materia disciplinaria, informes sobre proyectos de ley, organización judicial y jurisdiccional...
Vete a venderle la moto a otro.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

(Donostia-San Sebastián, 1954)
es periodista licenciado en la Universidad
de Navarra. Lleva en El País desde 1983, donde ha
sido corresponsal de Interior y miembro del equipo de
Investigación. Como redactor jurídico ha cubierto casi todos los
juicios importantes que ha habido en España, desde el 23-F, el
síndrome tóxico o el crimen de los Urquijo hasta los atentados del 11-M.

Sobre el blog

Este blog es un lugar de encuentro sobre temas jurídicos, pero no es para todo el mundo. Es muy recomendable tener mucho sentido común y ganas de sonreír, ya que el humor es síntoma de inteligencia. La única norma es el respeto a los demás. Si usted prefiere insultar es muy libre, pero le agradecería que no se molestase en seguir leyendo, yo también preferiría estar en la playa.
El blog se alimentará también -o principalmente- con la serie de artículos que bajo el título “El último recurso” se publican los lunes en El País

Nuevo libro

El último recurso El último recurso. Los artículos que forman parte de este compendio fueron publicados en EL PAÍS bajo el epígrafe El último recurso durante los años 2010 y 2011. Todos ellos fueron escritos durante esas horas de la noche en la que todo parece estar parado y en silencio. Mi objetivo era centrar el foco o aportar un punto de vista particular hacia algunas noticias que me parecía que merecían mayor atención que la que se les había prestado. La otra finalidad, no menor, era que el lector se lo pasara bien y que, a ser posible, esbozara una sonrisa. Y ello, aunque el tema a tratar fuera tan tremendo como la rebaja de cinco años en la condena de un tipo que dejó a su mujer parapléjica a golpes.

TWITTER

José Yoldi

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal