09 may 2012

El presidente del Supremo denunciado por malversación

Por: José Yoldi

Gómez Benítez acusa a Dívar ante el fiscal general del Estado de gastar 5.658 euros de dinero público en viajes privados de fines de semana a hoteles de lujo.

Dívar en su toma de posesión
Carlos Dívar el día de su toma de posesión, en 2008. Foto: Uly Martín

 

El vocal del Poder Judicial José Manuel Gómez Benítez denunció ayer a Carlos Dívar, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, por considerar que ha podido cometer un delito de malversación de caudales públicos al cargar a los presupuestos de este último organismo, gastos de viajes privados de fines de semana de cuatro días en hoteles de gran lujo de Puerto Banús, Marbella (Málaga). Descargar Denuncia G.Benítez contra Dívar 080512

El citado vocal presentó ayer un escrito ante el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, en el que explica que Dívar endosó al Consejo las facturas de al menos seis viajes no oficiales de fin de semana entre septiembre de 2010 y noviembre de 2011 por importe de 5.658,88 euros (cerca de un millón de las antiguas pesetas), en uno de los hoteles de superlujo de Puerto Banús, cuando el presidente Dívar “no tiene su domicilio en Málaga, sino en Madrid, y no consta en los expedientes actividad oficial alguna que los motive y de que estas actividades no suelen tener lugar los fines de semana”. Señala también que los gastos de desplazamiento, alojamiento y manutención de los escoltas del presidente (entre cinco y siete) por estos viajes ascendieron a 26.741,85 euros y que, aunque “deben legalmente ser cargados al presupuesto del Consejo, se incluyen en el escrito porque son indicativos del gran costo que estos desplazamientos de fines de semana con tan elevado número de escoltas suponen para la Hacienda Pública”.

El escrito precisa que la denuncia solo abarca a estos seis viajes, no porque no haya más viajes de fin de semana a Marbella entre septiembre de 2008 y septiembre de 2010 y posteriores a noviembre de 2011, sino porque, a pesar de que Gómez Benítez solicitó formalmente la documentación correspondiente, todavía no le ha sido proporcionada.

Si el fiscal del Estado considera que los hechos son constitutivos de delito, deberá presentar una querella ante la Sala Segunda del Supremo, que es la competente para instruir un proceso contra el presidente del propio Supremo y del Consejo del Poder Judicial. Los hechos descritos podrían constituir un delito del artículo 433 del Código Penal, que sanciona con multa de seis a 12 meses y suspensión de empleo o cargo público entre seis meses y tres años, a la autoridad que destinare a usos ajenos a la función pública los caudales o efectos puestos a su cargo por razón de sus funciones.

Los viajes a los que hace referencia la denuncia se efectuaron entre abril de 2010 y noviembre de 2011. Las estancias lo son por al menos cuatro días, esos amplios fines de semana que en el Consejo se conocen ya   como “semana caribeña”. Además, llama la atención que aunque Dívar se desplaza en AVE, clase club, de Madrid a Málaga y de nuevo a Madrid, luego llega a emplear en su séquito hasta tres coches oficiales en Marbella, que obviamente se habían desplazado previamente por carretera.

También es muy llamativo que prácticamente todas las noches Dívar tiene cenas protocolarias o de representación y que siempre son únicamente para dos personas en restaurantes de superlujo.

Aunque desde Presidencia se incorporó al expediente una nota con los supuestos  motivos de los viajes, Gómez Benítez señala en el escrito que tanto la nota como los justificantes de esos gastos han sido retirados. El vocal hace constar que “tan solo la imposición de la Cruz de San Raimundo de Peñafort al entonces presidente de la Audiencia de Málaga, que tuvo lugar el viernes 25 de marzo de 2011, y la III Ronda de Talleres de la Cumbre Judicial Iberoamericana, que inauguró el presidente el lunes 14 de noviembre de 2011, responden a actos oficiales acreditados. Las Jornadas Jurídicas Malacitanas, que tuvieron lugar el jueves y viernes 10 y 11 de noviembre, son un evento privado, cuyos gastos fueron costeados, según consta en la nota, por la entidad patrocinadora”.

Este periódico preguntó a Gómez Benítez la razón de que presentase ahora esta denuncia. “Lo he puesto en conocimiento del Fiscal General del Estado porque tengo la obligación legal de hacerlo”, respondió. “Y no quiero que nadie sospeche que estoy encubriendo este tipo de conductas una vez que se sabe que tengo conocimiento de las mismas”, precisó.

El vocal aseguró: “En mi denuncia hay datos que ponen de relieve conductas más propias de personajes de una monarquía bananera que de un país moderno que se encuentra además en serias dificultades económicas”.

Ahora, la función de investigación le corresponde al Fiscal General del Estado y él deberá decidir si los indicios son suficientes para iniciar una causa penal. El caso podría llegar a provocar el cese de Dívar, bien por renuncia o por decisión de tres quintos de los miembros del Consejo.

Gómez Benítez es vocal del Poder Judicial elegido a propuesta del PSOE. Dívar es presidente del Consejo y del Supremo a propuesta del Gobierno socialista que presidía José Luis Rodríguez Zapatero previo acuerdo con el Partido Popular.

El cese de un presidente del Supremo y del Poder Judicial se puede producir, según establece el artículo 126 de la Ley que regula el funcionamiento de este organismo, “a propuesta del pleno del Consejo, por causa de notoria incapacidad, o incumplimiento grave de los deberes del cargo, apreciada por tres quintos de sus miembros”.

 

“Tengo los recibos”

“Tengo los recibos y los puedo presentar”. Así de tajante se mostró el presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, cuando EL PAÍS le llamó para que ofreciera su versión de los hechos sobre la denuncia presentada por el vocal José Manuel Gómez Benítez de que cargó a los presupuestos del Consejo los gastos de viajes privados que había realizado a hoteles de lujo de Puerto Banús.

Dívar indicó que no conocía la existencia de la denuncia, ni el Fiscal General del Estado le había llamado para comunicarle su presentación, pero aseguró que las facturas de sus gastos por viajes privados las había pagado él.

Cuando se le expuso que no se refería a viajes oficiales, sino a desplazamientos privados realizados en fines de semana de cuatro días a Marbella, el presidente del Supremo afirmó: “No es cierto que haya cargado gastos privados al Consejo. Los he pagado yo. Tengo los recibos y los puedo presentar”.

Carlos Dívar señaló que “los actos oficiales son distintos, lo otro lo he presentado perfectísimamente”.

Cuando este periódico quiso precisar si él consideraba privados u oficiales los seis viajes cuyos gastos se denuncia que se han cargado al Consejo, Dívar dijo: “En este momento no tengo la lista, pero se podría mirar”.

Fuentes del Consejo añadieron ayer  que esos gastos “fueron fiscalizados por la interventora del Estado”. El fiscal deberá ahora comprobarlo.

 

Los amplios fines de semana de Dívar

José Manuel Gómez BenítezLos viajes a los que hace referencia la denuncia de Gómez Benítez contra Dívar se efectuaron entre el 11 y el 15 de abril de 2010, del 25 al 29 de noviembre de 2010, del 3 al 7 de febrero de 2011, del 24 al 28 de marzo de 2011, del 8 al 12 de septiembre de 2011 y del 8 al 14 de noviembre de 2011. Como puede apreciarse todos los viajes son por lo menos de cuatro días, es decir, fines de semana que suelen empezar en jueves y terminan en martes, lo que en el Consejo ya se conoce como “semana caribeña”.

 En el viaje del 11 al 15 de septiembre de 2010, (de sábado a miércoles), además de los billetes en AVE, clase club, a Málaga, se incluye un traslado en barco a Ceuta que abarca además a un Mercedes 500. Los gastos de alojamiento corresponden a un hotel de gran lujo en Puerto Banús y los de manutención reflejan comidas en el restaurante de la piscina, en la habitación (room service), así como las bebidas en el bar de la piscina, en el bar del hotel y las consumiciones del minibar.

Entre las atenciones protocolarias figuran cenas de dos comensales durante esos días en distintos restaurantes de Marbella. El servicio de seguridad estuvo integrado por cinco escoltas, que se alojaron en el mismo hotel, y dos vehículos oficiales.

El viaje del 25 al 29 de noviembre de 2010 incluye gastos similares en el mismo hotel y las consabidas cenas de dos comensales. Los escoltas fueron cinco.

El desplazamiento del 3 al 7 de febrero de 2011 originó gastos muy parecidos en el mismo hotel, así como las cenas protocolarias de dos personas, entre las que destaca la del 5 de febrero en el restaurante del Marbella-Club Hotel Golf Resort & Spa. El servicio de escolta fue similar.

El viaje del 24 a 28 de marzo de 2011, recoge como siempre los gastos de AVE en clase club, los del hotel, con las consumiciones de rigor y las cenas para dos personas de atención protocolaria, entre las que destaca la del 27 de marzo, en el Marbella-Club Hotel Golf Resort & Spa. El servicio de seguridad en esa ocasión estuvo compuesto por siete escoltas y tres vehículos oficiales.

El del 8 al 12 de septiembre de 2011 recoge los mismos gastos por conceptos similares, comidas y bebidas en la piscina del hotel, etc. Entre los gastos protocolarios, con las cenas para dos, como de costumbre, destacan las del 10 de septiembre en el Marbella-Club Hotel Golf Resort y Spa, y la del 11 de septiembre en el Hotel Puente Romano. Solo hubo cuatro escoltas en esta ocasión.

Finalmente, en el viaje del 8 al 14 de noviembre de 2011, de martes a lunes, se reflejan los mismos gastos en el hotel de Puerto Banús y también en el Reina Cristina de Algeciras. Entre las cenas protocolarias, de dos personas siempre, en distintos restaurantes de Marbella, destaca el del Hotel Casino Torrequebrada. Siete escoltas, que se alojaron en los mismos hoteles y tres coches oficiales integraron la seguridad.

El escrito incluye la referencia a una nota anónima, sin fecha ni firma, que según parece procedía de Presidencia y que fue mostrada al vocal Gómez Benítez, pero no está incorporada a los expedientes, en la que supuestamente se justificaban los viajes de la siguiente manera:

Viaje 11-15 septiembre 2010: reuniones con el presidente de la Audiencia Provincial de Málaga. Visita a la Ciudad de la Justicia y otras dependencias judiciales.

Viaje 25-29 noviembre de 2010. Entrevista con el entonces Presidente de la Audiencia  de Cádiz. Visita al Ayuntamiento.

Viaje 3-7 febrero de 2011: Reunión con el alcalde de Málaga para tratar sobre la creación de Juzgados Mercantiles como consecuencia del aumento de concursos que se estaban produciendo.

Viaje 24-28 marzo de 2011: Imposición de la cruz de San Raimundo de Peñafort a  Francisco Arroyo Fiestas, presidente de la Audiencia de Málaga.

Viaje 8-12 septiembre de 2011. Reuniones con Manuel Estrella, nombrado nuevo presidente de la Audiencia de Cádiz.

Viaje 8-14 noviembre de 2011. Jornadas Jurídicas Malacitanas con cargo a Cajamar. Talleres de la Cumbre Judicial Iberoamericana en Cádiz (carácter oficial). Cargo con tarjeta crédito personal del presidente entre los días 8-10 noviembre.

Sin embargo, Gómez Benítez señala en la denuncia que tanto la nota como los justificantes de esos gastos han sido retirados de la documentación.

Hay 12 Comentarios

Decía........el problema en esta tierra de conejos es el pestilente empate técnico entre políticos y jueces.Mientras ese empate no se rompa nanai de la China. Y lo segunto hacerle caso a Luis Solana y poner un guardia civil como Gobernador del Banco de España.El tal MAFO solo sabe poner cara de asco. Un asco de tio, vamos. A estas alturas una cosa queda clara, Pio Baroja tenía razón: La sangre solo sirve para hacer morcillas.A todas luces se quedó corto.Ahora bie, no todo está perdido.De entrada hay que cambiar el Himno Nacional por otro,por el Cante por Peteneras o como irse de rositas ,con Zaplana a la cabeza, sir ir mas cerca. Como Jaume Matas sin ir mas lejos.Como el santurrón de Divar.Y en ese plan.Ninguno.

El hecho debe ser puesto de inmediato en conocimiento del ilustre jerezano Pedro Pacheco a los efectos que correspondan.Todo ello en el marco del 25 aniversario de la célebre y muy puñetera frase sobre la JUSTICIA. Seamos serios, En esta tierra de conejos se ha robado a mansalva desde Estrabón al gol de Iniesta sin que pase nada.Esperar que la Intervención diga algo es como esperar que el jaguar de Ana Mato lleve en el maletero los décimos premiados de Fabra el malo y pare para repostar en la gasolinera de Pepiño Negro.Ahora lo que urge es grabar la citada frase del jerezano en oro macizo y colgarla debajo del reloj de la Puerta del Sol.Con réplicas colgadas de los huevos de los leones de la Carrera de Caminito de Puñetas con fango pestilente. La única verdad es el pestilente empate técnico entre políti

El hecho debe ser puesto de inmediato en conocimiento del ilustre jerezano Pedro Pacheco a los efectos que correspondan.Todo ello en el marco del 25 aniversario de la célebre y muy puñetera frase sobre la JUSTICIA. Seamos serios, En esta tierra de conejos se ha robado a mansalva desde Estrabón al gol de Iniesta sin que pase nada.Esperar que la Intervención diga algo es como esperar que el jaguar de Ana Mato lleve en el maletero los décimos premiados de Fabra el malo y pare para repostar en la gasolinera de Pepiño Negro.Ahora lo que urge es grabar la citada frase del jerezano en oro macizo y colgarla debajo del reloj de la Puerta del Sol.Con réplicas colgadas de los huevos de los leones de la Carrera de Caminito de Puñetas con fango pestilente. La única verdad es el pestilente empate técnico entre políti

EStimada doña Inma: touche, captada la ironía. Como me mencionada vd a mi expresamente, pensé que me asimilaba a las excelencias consejiles. Por cierto, que el tema de G daría para mucho, acerca de la honorabilidad y la ética judiciales, aunque no es el momento ni el lugar. Pero , ahora que caigo, existe una posible semejanza, ni Garzón ni Divar son santo de devoción de la carrera judicial. Y, aunque no creo que exista, en el caso de Divar, interés en dejarle caer por el potencial daño que se cause a la institución, como puede ver ninguno de los vocales ha salido a defenderle. Creo que va a depender en buena medida de los Fiscales señores Torres Dulce y Casallo, que estoy seguro harán lo posible por ayudarle a pasar el trance en cuanto anude los gastos a algún evento oficial que pudiera estar lejanamente relacionado. El problema será los jirones de piel que queden por el camino del propio Carlos Divar...Un fuerte abrazo y buen fin de semana , supongo muy caluroso en Granada.

Estimado sr. García ¿No captó la ironía?. Estoy totalmente de acuerdo en lo que expone. El mismo caso que pone como ejemplo, se puede aplicar a profesores universitarios. Sólo dietas para manuntención y un hotel mediocre. La fiscalización de cuentas del CGPJ es opaca para ud. y para mi, sólo unos pocos sabrán que partidas se libran y para qué.
No me cabe duda de que si no se justifican fehacientemente los gastos realizados el sr. Dívar lo va a tener complicato.
Lo de acordarme de Garzón iba porque, como recordaremos todos, fue imputado por un supuesto delito por no sé que cobro en unos cursos de New York...
Cordial saludo....

Perdón doña Tesa, le voy a trascribir la acepción segunda del Diccionario de la RAE para el vocablo endogamia:
"Actitud social de rechazo a la incorporación de miembros ajenos al propio grupo o institución".

¿Me puede vd explicar, como si yo tuviera cinco años, como puede ser endogámico un cuerpo al que se accede por oposición libre? . Es decir, si alguien puede acceder a una profesión pagando unas tasas, comprando unos temas y aprobando 360 temitas del ala, tras tres, cinco, siete o diez años encerrado ¿cómo se puede decir que ese grupo es endogámico? ¿Qué otros condicionantes que yo no conozco , familiares, raciales, de clase social, etc, se imponen para acceder a la carrera? Le quedaría muy agradecido por la explicación. Saludos cordiales.

Parece mentira que mafia hay entre los jueces. Entre que hay una endogamia desaforada, y luego una falta de transparencia en su actividad que da pavor y luego esa caja sin fondo para hacer actividades relacionadas con su cargo ¿ pero que es ese invento? claro y luego confunden lo mio con lo nuestro y ocurre lo que ha hecho este hombre, pero lo que hacen el resto ¿ lo sabremos algun dia? y si es así nos horrorizará?. y luego van y me quitan el 5% de mi sueldo de mileurista, para que este fulano y otros viajen gratis a costa de la administración. eso si es un delito y no que venga un Mauritano a curarse a la seguridad social. Vergüenza de pais..

Querida doña Inma: importa, y mucho, la cantidad defraudada, que de miseria tiene poco. No se trata de un ticket de metro o de una bolsita de patatas sin justificar, sino la continuada aplicación de fondos públicos para usos ajenos a la función pública. Para que entienda el paralelismo, cuando mi primo juez asiste a un curso del CGPJ le pagan una dieta por dia de 37,50 euros para desayunar, comer y cenar: lo que exceda de esa cantidad , corre de su cuenta. Igualmente le pagan un hotel , de tres o cuatro estrellas , a ser posible cerca del evento, cuyo coste está sobre 90 euros/noche. Si se va a un hotel de superlujo que no es el elegido por el CGPJ, se lo paga él.
Vd conoce el régimen legal que regula la fiscalización de los gastos de los señores vocales ¿no? Pues yo tampoco. No sé si Divar justificara adecuadamente los gastos o no, ojalá que sí por el bien de todos, pero esta denuncia tiene el impagable valor de dar a conocer los criterios de gasto que se aplican a estos señores, la normativa que los regula (opaca para todos), y la realidad de la función fiscalizadora que desarrolla la interventora designada para su control, que no es poco.
Un fuerte abrazo.
PD: ¿Qué tiene que ver lo de Garzón en todo esto?

Como información adicional al tema, introduzco el artículo de continuidad que se va a publicar mañana.

Los vocales del Poder Judicial deciden no salir en defensa de Dívar

El presidente del Consejo califica de “miseria” el importe de sus gastos de fin de semana en Marbella y afirma que “están perfectamente justificados”.

Los vocales del Consejo General Poder Judicial, lejos de salir de defensa de su presidente Carlos Dívar —denunciado por presunto delito de malversación de fondos públicos, por los gastos de sus viajes de fin de semana a hoteles de lujo en Marbella—, le han dejado solo.
Cada vez que alguno de los miembros del Consejo ha sido objeto de algún ataque, la institución ha replicado con un comunicado y declaciones a los medios de comunicación de la portavoz, Gabriela Bravo, o de los presidentes de alguna de las comisiones. Ayer no.
La mayoría de los vocales del Consejo General del Poder Judicial consideran que la denuncia del vocal José Manuel Gómez Benítez ante el Fiscal General del Estado por los gastos suntuarios del presidente Carlos Dívar en restaurantes caros y hoteles de lujo los fines de semana de cuatro días es algo ajeno al propio Consejo y que debe de ser el propio presidente el que salga al paso si lo desea.
“No se trata de actos realizados durante su actividad oficial del Consejo, sino de los fines de semana. Por tanto, se trata de una cuestión personal del propio presidente y el Consejo no tiene por qué pronunciarse sobre la cuestión”, manifestó una vocal que estuvo reunida con varios de sus compañeros ayer por la mañana para debatir la cuestión y aseguró que ese era su sentir mayoritario.
“Los vocales creemos que, como se dice ahora, es momento de dejar trabajar a la Fiscalía”, para que aclare la cuestión, precisó.
Mientras tanto, Dívar declaró a la SER que los gastos por los que ha sido denunciado “son una miseria”. Los gastos en cuestión, correspondientes a seis viajes de fines de semana de cuatro días a un hotel de gran lujo en Puerto Banús (Marbella, Málaga) ascendieron a 5.658,88 euros que fueron cargados al presupuesto del Consejo por entender Dívar que se trataba de viajes oficiales, aunque en la denuncia se hacía constar que en los expedientes no consta ninguna actividad oficial que los motive, especialmente porque esas actividades no suelen tener lugar los fines de semana.
El presidente Dívar hizo público un comunicado en el que mostraba su sorpresa porque Gómez Benítez denunciara los hechos ante el Fiscal del Estado, en lugar de informar previamente al órgano del que forma parte.
En la nota de la Presidencia (no del Consejo), Dívar señala que confía en “la actuación rigurosa e independiente de la Fiscalía” y le ofrece su colaboración para poner a su disposición la información y documentos que precise.
Insiste en que hay que diferenciar entre gastos personales, que según dice, han sido asumidos por el propio Presidente, y gastos con cargo al presupuesto del Consejo “que están perfectamente documentados y justificados, tramitados legalmente con la fiscalización de la interventora delegada de la Intervención General del Estado, una vez comprobada la corrección del gasto”. Dívar recuerda que el Consejo siempre ha actuado con transparencia en su gestión, como lo demuestra que actualmente sus gastos estén siendo auditados por el Tribunal de Cuentas.
Señala que el dispositivo de seguridad y el número de escoltas no le corresponde decidirlo al Consejo, sino al Ministerio del Interior, y precisa que al vocal denunciante se le seguirá facilitando los documentos y justificantes de los viajes del presidente y de los vocales que ha solicitado.
Precisamente, las reiteradas peticiones del vocal Gómez Benítez que no fueron satisfechas determinó que este invocara el artículo 18.6 del Reglamento de Organización y Funcionamiento del Consejo en el que se especifica que cualquier vocal tiene derecho a conocer cualquier documento que se encuentre en el Consejo. Las facilidades prestadas por Dívar a conocer los documentos de sus viajes obligó a Gómez Benítez a pasar largas jornadas en el despacho del secretario general ante el que podía cotejar los gastos y facturas sin poder hacer copia de los documentos.
El vocal Gómez Benítez ha reclamado la documentación de todos los viajes del presidente realizados entre 2008 y septiembre de 2010, así como los posteriores a noviembre de 2011, pero todavía no le ha sido facilitada.
Dívar viajaba en AVE, clase club hasta Málaga, pero después utilizaba entre cinco y siete escoltas, y hasta tres coches oficiales de séquito en su desplazamiento a Marbella. El presidente cargaba al consejo los gastos de hotel, comidas y bar, así como las cenas protocolarias.

Esto no es nada, sólo un invento o una riña entre Vocal resentido y Presidente presuntamente honrado. ¿Comenzarán las vendetas entre Magistrados de altos tribunales?. Hay que reconocer que si se tienen datos sobre la comisión (presunta) de un delito hay que denunciarla, sea quien sea el autor del mismo.
Ya se ha admitido, por lo menos, por la FGE para remitir la denuncia al TS. Veremos en qué queda.
No sé por qué me he acordado del señor García y me viene a la memoria el linchamiento judicial del juez Garzón y cómo se acabó con su carrera. Ahora es el más alto representante de la Magistratura el que está en la picota, no importa la cantidad presuntamente malversada ¿O sí?.
Muy bien documentado Sr. Yoldi.

Señor Yoldi: Hay algo que no me cuadra en las cuentas de los viajecitos del señor Dívar ¿No son pocos los gastos en Alojamiento? No sé , yo no frecuento los hoteles de lujo de Puerto Banús, pero me imagino que una noche en uno de esos hoteles saldrá por un mínimo de 200 euros y hay viajes de nuestro querido y admirado presidente del TS de una duración de 4-5 días en los que paga apenas 200-300 euros de Alojamiento ¿no será que el hotel de lujo le hace un precio especial al presidente del TS y del CGPJ? Lo cual sería aún más lamentable y vergonzoso.

Estimado señor Yoldi: las denuncias como estas, aunque en nada acaben, pues lo cierto es que salpicarían no solo al Presidente del CGPJ sino a más gente, sin ir más lejos, a la interventora, muy preocupada según creo en ajustar las cuentas a los funcionarios de toda la vida de la casa, tienen el valor de desvelar a la opinión pública como algunos siguen utilizando el cargo no para servir , sino para servirse, y que esa falta de austeridad -ahora no se puede decir más a la espera de que el señor Divar justifique cumplidamente tales gastos- se predique del representante de los jueces españoles, vuelve a incidir , de nuevo negativa e injustamente, en la imagen de los mismos.
Por cierto, el único precedente que recuerdo yo en el que el Pleno se planteó el cese de un vocal fue respecto al señor Gomez de Liaño, que incoo arbitrariamente un expediente a un juez de Madrid por no haber favorecido en el trato a un amigo o a un familiar en una declaración. Al final, no se consiguió el quorum de 3/5 y Liaño siguió en el cargo. Saludos (más entristecidos que gozosos).

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

(Donostia-San Sebastián, 1954)
es periodista licenciado en la Universidad
de Navarra. Lleva en El País desde 1983, donde ha
sido corresponsal de Interior y miembro del equipo de
Investigación. Como redactor jurídico ha cubierto casi todos los
juicios importantes que ha habido en España, desde el 23-F, el
síndrome tóxico o el crimen de los Urquijo hasta los atentados del 11-M.

Sobre el blog

Este blog es un lugar de encuentro sobre temas jurídicos, pero no es para todo el mundo. Es muy recomendable tener mucho sentido común y ganas de sonreír, ya que el humor es síntoma de inteligencia. La única norma es el respeto a los demás. Si usted prefiere insultar es muy libre, pero le agradecería que no se molestase en seguir leyendo, yo también preferiría estar en la playa.
El blog se alimentará también -o principalmente- con la serie de artículos que bajo el título “El último recurso” se publican los lunes en El País

Nuevo libro

El último recurso El último recurso. Los artículos que forman parte de este compendio fueron publicados en EL PAÍS bajo el epígrafe El último recurso durante los años 2010 y 2011. Todos ellos fueron escritos durante esas horas de la noche en la que todo parece estar parado y en silencio. Mi objetivo era centrar el foco o aportar un punto de vista particular hacia algunas noticias que me parecía que merecían mayor atención que la que se les había prestado. La otra finalidad, no menor, era que el lector se lo pasara bien y que, a ser posible, esbozara una sonrisa. Y ello, aunque el tema a tratar fuera tan tremendo como la rebaja de cinco años en la condena de un tipo que dejó a su mujer parapléjica a golpes.

TWITTER

José Yoldi

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal