« Preparativos del Día de la Mujer | Inicio | Nueva normativa del Ministerio de Cultura »

08 marzo, 2007 - 13:10

Día de la mujer desde Irak

Hoy el tráfico era ligero. Se debe a que el gobierno ha restringido el movimiento a los coches privados: un día es para los coches con matrícula impar y otra para los que tienen números pares.

Tal y como suponía, recibí una llamada de la secretaria del ministro en referencia a mi comunicado de prensa, en el que pedía al gobierno que separase a la Biblioteca Nacional del Ministerio de Cultura. Le dije a la secretaria que en cuanto volviese de su visita al extranjero, le diría al ministro exactamente lo mismo que le dije a la prensa. Creo que están haciendo una conexión ilógica entre mi comunicado de prensa y el artículo escrito por el viceministro en el que atacaba al ministro.

A las 10.00, los miembros de la asociación Al-Ferdos se reunieron en una de las salas principales para celebrar el Día de la Mujer. La portavoz de la asociación leyó el programa del evento y después me invitó a dar un breve discurso, algo que siempre odio hacer. En mi discurso destaqué que "todos deberíamos estar orgullosos del hecho de que la Biblioteca Nacional sea la única institución gubernamental en Irak en donde su personal femenino ha podido formar su propia asociación", y que "no debemos olvidar a los cinco compañeros que fallecieron recientemente". Al final de mi corta charla me comprometí a apoyar los esfuerzos de la asociación económica y moralmente, donando algún dinero y enviando una carta oficial de agradecimiento a sus miembros en reconocimiento de su papel crucial en la resurrección de la Biblioteca Nacional. Se distribuyeron pasteles, chocolates y Pepsicola en un ambiente muy amigable y feliz.

A las 11.00 dejé la Biblioteca Nacional. Mi destino era al-Mutanabi, la escena de la última carnicería, en donde intelectuales iraquíes decidieron reunirse para honrar a los que murieron en el ataque con coche-bomba. Junto a mí había otras 11 personas de la Biblioteca Nacional. Llevamos dos cámaras para documentar este evento sin precedentes. Entre las ruinas y la destrucción causadas por el coche-bomba se encontraba un grupo de intelectuales iraquíes muy enfadados y tristes. Había cámaras de televisión y periodistas. El portavoz del Iraqi Writers Union y algunos poetas, novelistas y escritores hicieron breves discursos o recitaron poemas tristes pero intensos. Fue un acto desolador. ¡Me alegro de no ser el ministro de Cultura! Todo el mundo estaba enfadado por la ineficacia y la despreocupación del Ministerio de Cultura. Los intelectuales enfurecieron cuando, sin previo aviso, el director de Asuntos Culturales dio un discurso en nombre del ministro. Ni había sido invitado ni era bien recibido. El público interrumpió su discurso más de una vez. Nadie quería prestar atención. A diferencia de mi colega, a mi me recibieron bien los intelectuales, ya que se me conoce por mi crítica sin rodeos a las políticas culturales negativas adoptadas por los sucesivos gobiernos federales y por la estrechez de miras de la clase política. Dos de mis acompañantes filmaron la zona destrozada y yo tomé algunas fotos. Era fundamental documentar los hechos, por su valor histórico. Fue el día en que las personas y sus libros fueron masacrados simultáneamente.

Inmediatamente después de la concentración, algunos trabajadores encontraron el cuerpo de un anciano bajo las ruinas de una librería destrozada.

A las 18.25 mi mujer me llamó desde la casa de sus padres. Me riñó por ir a al-Mutanabi, ya que lo considera un lugar muy peligroso. No tardé en darme cuenta de lo mucho que sufre mi mujer de una enfermedad que se llama doble moral, ya que ella misma no dudó en ir de compras a al-Shurjah (el principal distrito comercial), que no está demasiado lejos de al-Mutanabi. Está considerado el lugar más peligroso del país. Ha sido el objetivo favorito de los terroristas, por encima incluso que la Zona Verde, que es donde están el gobierno, el parlamento y las embajadas más importantes.

Comentarios

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d83541f76c53ef

Listed below are links to weblogs that reference Día de la mujer desde Irak:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal