« Cena en honor de mi hermano | Inicio | Parece que cesan los ataques »

22 abril, 2007 - 18:42

Un cohete alcanza la Biblioteca

Hacia las 9.40 mi secretaria, Um Haitham, me telefoneó. Con una voz muy ansiosa me comunicó que la Biblioteca Nacional había sido alcanzada por un cohete. Un primer cohete cayó en una casa cercana; el segundo alcanzó la valla de la Biblioteca Nacional, cuando algunos de los empleados miraban por las ventanas a la primera explosión.

Afortunadamente, no hubo ningún herido. Los daños fueron los siguientes:

- Una parte de la valla se derrumbó.

- Se rompieron los cristales de más de 100 ventanas.

- Algunos muebles destrozados, especialmente en el laboratorio de restauración.

- El generador se estropeó.

- Unos cuantos ventiladores también resultaron dañados.

- Se desgarraron varias cortinas.

Por teléfono, ordené que el personal evacuase el edificio de inmediato y que se cerrase la Biblioteca Nacional de manera temporal hasta mejorar las condiciones de seguridad. También mandé a los técnicos reparar las ventanas tan pronto como pudiesen y cerrar de inmediato la parte de la valla que había sido dañada. Me preocupaba que algunos saqueadores oportunistas entrasen en el edificio a través de la parte destrozada.

Estuve al teléfono la mayor parte del tiempo, hablando con unos cuantos de mis empleados. Me enteré de que los combates habían estallado ese día en la zona de al-Fadhel y que se habían intensificado gradualmente.

Comentarios

Pero dinero para las guerras de ocupación y saqueo de petróleo sobra, y de qué manera.

El sistema de salud estadunidense ocupa el último sitio en una lista que clasifica la asistencia sanitaria de países ricos en términos de calidad, acceso y eficiencia,según los estudios divulgados hoy en Washington por una consultora especializada en el tema.
Los estudios del Fondo Commonwealth indican que Estados Unidos, que tiene el sistema de salud más caro del mundo, obtiene sistemáticamente un rendimiento más bajo que otros países.
Además, "se destaca como la única nación en esos estudios que no asegura el acceso a la atención de salud por medio de una cobertura universal y de la promoción de un 'hogar médico' para los pacientes", dijo Karen David, presidenta del Fondo Commonwealth.
"Nuestro fracaso en asegurar un seguro médico para todos y estimular vínculos estables y de largo plazo entre médicos y pacientes se evidencia en nuestro pobre desempeño en términos de calidad, acceso, eficiencia, igualdad y resultados de salud", expresó.
El estudio Espejito, espejito: una puesta a punto internacional sobre el desempeño comparativo del sistema de salud estadunidense se concentró en entrevistas con médicos y pacientes en Australia, Gran Bretaña, Canadá, Alemania, Nueva Zelanda y Estados Unidos, a quienes se les pidió hablar de sus experiencias y opiniones sobre sus sistemas de salud.
Estados Unidos resultó último en la mayoría de áreas, entre ellas, acceso a cuidados de salud, seguridad de los pacientes, oportunidad de los tratamientos, eficiencia e igualdad. Los estadunidenses aparecieron también últimos al ser consultados si tenían o no un médico de cabecera.

60 millones de norteamericanos no tienen seguro de salud. Gratis pasaporte a la muerte.

Para argumentar la tesis de Sicko, Moore pidió la colaboración de los llamados “Héroes del 11 de septiembre”, quienes adquirieron afecciones respiratorias como consecuencia de su trabajo voluntario en la zona de los atentados a las Torres Gemelas. Como muchos de ellos no poseían obra social, el cineasta los trasladó a Cuba con el objeto de demostrar que, allí, el servicio sanitario gratuito era mucho mejor que el provisto por el gobierno de Bush. El viaje, considerando la situación en la que se encuentran las relaciones entre ambos países, fue altamente cuestionado por miembros de la gestión gubernamental. De hecho, luego de ser minuciosamente investigado, Moore recibió una carta de los funcionarios en la que se lo inculpaba por haber violado las condiciones del embargo establecido a Cuba, que impide las visitas de ciudadanos estadounidenses a la isla caribeña.

Mr. Blair ha hecho más daño a los intereses británicos en Oriente Próximo que Anthony Eden, que llevó al Reino Unido al desastre en Suez hace 50 años. En los últimos 50 años – para mencionar lo más destacado – hemos bombardeado y ocupado Egipto e Iraq, reprimido un levantamiento árabe en Palestina y derrocado gobiernos en Irán, Iraq y el Golfo. Ya no podemos hacer solos esas cosas, así que las hacemos con los estadounidenses. La identificación total de Mr. Blair con la Casa Blanca ha destruido su influencia en Washington, Europa y en el propio Oriente Próximo: ¿quién se preocupa del macaco si puede hablar directamente con el organillero?...

Eufemismos del idioma. Para coalición la UE-USA, muy unidos en actitud y en siglas, lo que sucede en Irak no es genocio con todos sus componentes: limpieza étnica, saqueos en gran escala, guerra civil. No, es la PostGuerra.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d83500b3a453ef

Listed below are links to weblogs that reference Un cohete alcanza la Biblioteca:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal