« Asesinato a las puertas de la biblioteca | Inicio | Estadísticas positivas para la biblioteca »

04 julio, 2007 - 12:58

La zona verde

Acudí en la Zona Verde a una ceremonia que duró casi tres horas. Al final del acto, extremistas chiíes bombardearon la Zona Verde. Nos vimos impedidos a abandonar el entorno, ya que todos los puntos de salida fueron bloqueados. Cuarenta minutos más tarde nos dieron luz verde para marcharnos.

Según el informe diario de seguridad de la Biblioteca Nacional, varios morteros cayeron en los alrededores entre la 1.00 y las 4.00 horas. Entre las 14.45 y las 16.00 se produjo un intenso combate entre extremistas suníes y las fuerzas de seguridad iraquíes en al-Fadhel y al-Maidan, cerca de la Biblioteca Nacional. Utilizaron armas ligeras y semi pesadas. También se escucharon varias explosiones por la noche.

Comentarios

E.UU. pudo atacar a Afganistán e Iraq sólo porque China posibilitó la mayor parte del financiamiento para las guerras de Bush.

Si China cesara de comprar Títulos de deuda emitidos por el Tesoro de EE.UU., sería el fin de las guerras de Bush. La tasa de ahorro de los consumidores estadounidenses es esencialmente cero, y varios millones están afligidos por hipotecas que no se pueden permitir. Con el presupuesto deficitario de Bush y sin sitio en el presupuesto del consumidor estadounidense para un aumento de impuestos, las guerras de Bush sólo pueden ser financiadas por extranjeros.

Ningún país del mundo, con la excepción de Israel, apoya el deseo del régimen de Bush de atacar a Irán. China tiene que decidir si llama al embajador de EE.UU. y le transmite el mensaje de que no habrá un ataque contra Irán u otra guerra a menos que EE.UU. esté dispuesto a recomprar 900.000 millones de dólares en bonos del Tesoro de EE.UU. y otros activos en dólares.

EE.UU., por supuesto, no tiene reservas extranjeras con las cuales realizar la compra. El impacto de una venta tan grande sobre las tasas de interés de EE.UU. arruinaría la economía de EE.UU. y terminaría efectivamente con la capacidad de librar guerras de Bush. Además, otros gobiernos probablemente seguirían la iniciativa china, ya que el principal apoyo para los dólares de EE.UU. ha sido la disposición de China de acumularlos. Si el mayor poseedor se deshiciera de dólares, otros países también lo harían.

Los soldados han de mantenerse en “grandes bases militares alejadas de las ciudades más importantes de Iraq”. Resulta curioso que este plan se parezca tanto al revelado por Thom Shanker y Eric Schmitt en el New York Times el 19 de abril de 2003, mientras las tropas estadounidenses se preparaban para entrar a Bagdad. El artículo se titulaba “Pentagon Expects Long-Term Access to Four Key Bases in Iraq” (El Pentágono pretende tener acceso a largo plazo a cuatro bases militares clave de Iraq), y exponía un plan de los Estados Unidos para establecer:

Una relación militar a largo plazo con el naciente gobierno de Iraq, que le permita al Pentágono el acceso a… quizás cuatro bases militares en Iraq que pudieran utilizarse en el futuro: una en el aeropuerto internacional que se encuentra en las afueras de Bagdad; otra en Tallil, cerca de Nasiriya, en el sur; otra en una pista de aterrizaje aislada conocida como H-1, que está en el desierto occidental, a lo largo del antiguo oleoducto que va hasta Jordania y la última en el aeródromo de Bashur, en el norte kurdo.

Al Qaeda era una creación conjunta de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido, Arabia Saudita y Pakistán, cuyos intereses se ven así favorecidos.

Mientras que el presidente Bush alerta a sus conciudadanos sobre el peligro «de Al Qaeda en Irak» (según Bush Al Qaeda estaría formando grupos para atacar Estados Unidos), los oficiales superiores estadounidenses han admitido que Al Qaeda no existe. Los generales norteamericanos Casey y Kimmit reconocieron que Al-Zarkaui fue fabricado por los servicios estadounidenses de guerra sicológica y el general Bergner declaró que el sucesor de aquel personaje, Al-Baghdadi, era un actor.

Am´bush, o El hombre que perdió la guerra.

El presidente estadunidense advirtió a su aliado Nuri Maliki, quien realiza un viaje de dos días a Teherán, que habrá un ''precio a pagar'' si descubre que está jugando ''un papel no constructivo'' al lado de Irán, sobre todo con el envío de armas a los rebeldes iraquíes. También llamó al mandatario de Pakistán, Pervez Musharraf, a realizar ''elecciones libres''.

No pocos aquí, al enterarse del puente en Minneapolis, respondieron con "el gobierno gasta 2 mil millones a la semana en Irak, pero no invierte en sus propios puentes aquí". Fue la misma reacción cuando fracasaron los primeros esfuerzos de rescate en Nueva Orleáns, ya que el equipo y el personal necesario -sobre todo de la Guardia Nacional- estaba a miles de kilómetros de la región... en Irak.

Layla Anwar se refiere a los kurdos.

Históricamente, han sido pastores y nómadas. Por desgracia mantienen la mentalidad pastoril. Pastores y nómadas no son los más adecuados para dirigir un gobierno.

Barazani, el otro criminal, el agente del Mossad (el otro es Talabani, ¿alguna vez se preguntaron si Talabani y Bush compitieron para ver quién resultaba más estúpido?), amenazó hoy con que si no hay pronto un referéndum en Kirkuk, habría una guerra civil masiva.

Y sólo bajo ese prisma, puede una entender por qué los peshmergas entrenados por los israelíes están vagabundeando por las calles de Bagdad.

Si realmente quieren entender quién es quién en la Zona Verde, necesitan leer este artículo sobre el Ministerio del Interior: http://www.latimes.com/services/site/premium/access-registered.intercept

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e39823dd1c8833

Listed below are links to weblogs that reference La zona verde:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal