« Las reacciones a un partido de fútbol | Inicio | Intercambios de fuego »

26 julio, 2007 - 11:27

Nuevas propuestas

Fue un día excepcionalmente caluroso. El periódico Al-Sabah publicó un artículo mío en el que reclamo al primer ministro que ayude a la Biblioteca Nacional en su ingente tarea de recuperar las colecciones documentales de las antiguas instituciones represivas. También le pido la creación de un comité nacional para tratar el asunto desde el punto de vista histórico y de los derechos humanos. Estoy pensando en escribir otro, en el que daré los nombres de los partidos, organizaciones, ministerios y políticos que han violado la legislación documental iraquí.

Comentarios

Aunque expresaron su temor por ‘las armas de destrucción masiva de Saddam Hussein’, las autoridades estadounidenses y británicas también estaban preocupadas por la violencia en una zona que alberga un recurso indispensable para el funcionamiento de la economía en el mundo.
Es triste que sea políticamente inconveniente reconocer lo que todo el mundo sabe: la guerra en Irak se produjo mayormente por el petróleo.

Sugerí a la Casa Blanca vetar algunas leyes para aminorar el gasto fuera de control.

Bush cometió un error mayúsculo. Los republicanos en el Congreso cambiaron principios por poder, y al final terminaron sin nada.

Las tropas británicas en Irak empezaron a retirarse ayer por la noche del Palacio de Basora, informó la cadena de televisión BBC. Según el Ministerio de Defensa, el Reino Unido espera entregar “en los próximos días” el control de la provincia meridional de Basora en momentos que la política del premier inglés, Gordon Brown, es criticada por Estados Unidos y la cifra de civiles asesinados aumentó un 7 por ciento en agosto.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e54ed1e8f98833

Listed below are links to weblogs that reference Nuevas propuestas:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal