« La reforma de la biblioteca | Inicio | Nuevos proyectos culturales »

08 julio, 2007 - 12:53

Tormenta de arena

A primera hora de la mañana una fuerte tormenta de arena azotó Bagdad. En consecuencia, la temperatura subió y se fue haciendo cada vez más difícil respirar. Mi mujer y yo llevamos a nuestros dos hijos al interior de casa. Cerramos todas las ventanas y puertas para evitar que el viento entrase. Encendí mi pequeño generador para poder enfriar la habitación donde dormían los pequeños.

Desde el principio fue un día muy intenso en términos de seguridad. Las críticas del día anterior del primer ministro hacia el movimiento de al-Sadr y el ejército de al-Madhi desencadenaron protestas entre la sociedad más ignorante. Los partidarios de al-Sadr y su milicia, el ejército de al-Mahdi, quieren continuar su pulso político y militar haciendo de Bagdad una ciudad ingobernable. Empezaron a expresar su protesta de modo violento, bloqueando las carreteras, rodeando varios distritos y entorpeciendo los movimientos de la gente corriente. Se vieron hombres armados y mafiosos en muchos distritos dominados por los chiíes, tales como al-Bai'a, Bud-Sheer y Sh'ala. Parte importante de mis empleados no pudieron acudir al trabajo. La parte occidental de Bagdad se paralizó literalmente. Los partidarios de al-Sadr extendieron el rumor de que el gobierno había impuesto el toque de queda. El rumor llegó hasta la Biblioteca Nacional.

Una bala perdida impactó contra una pequeña ventana en el departamento de Adquisiciones. La jefa del departamento tuvo que despejar de cristales su mesa y su silla antes de poder empezar a trabajar.

Me reuní en mi oficina con tres funcionarios del Fondo Chií. Les acompañaba el jefe de su departamento de Inspección. Hablamos sobre varios temas, incluida la creación de un comité conjunto con el objetivo de reorganizar sus colecciones documentales, intercambiar documentos y registros, así como para coordinarnos y realizar actividades de formación. Los departamentos chií y suní eran parte del mismo ministerio (el de Asuntos Religiosos) antes del a caída del antiguo régimen. Las relaciones entre los dos departamentos no son buenas. Se niegan a colaborar entre ellos en lo referente a sus viejos documentos, que ahora están en posesión del departamento suní. Para superar las diferencias y alcanzar un acuerdo entre ambos departamentos, les propuse que representantes de ambas partes acudan a una reunión especial organizada por la Biblioteca Nacional. Los representantes chiíes aceptaron la sugerencia.

Después de la reunión le encargué a un conocido que contacte con el Fondo Suní para organizar la reunión. Soy consciente de lo difícil que resulta llegar a un compromiso o solución satisfactoria entre todas las partes. Las dañinas interferencias de los políticos y las milicias han complicado considerablemente hasta los asuntos más sencillos. Debido a dichas interferencias, resulta peligroso intervenir en asuntos religiosos delicados, tales como el de los departamentos suní y chií.

A las 12.30 las condiciones de seguridad empeoraron aún más. Las milicias chiíes y los seguidores de al-Sadr dificultaron la vida de todo el mundo. Le dije a mi personal que dejase el trabajo y regresara a sus casas antes de que fuese demasiado tarde. Fui el último en abandonar el edificio. Las calles estaban vacías y se podía sentir por todas partes una fuerte sensación de ansiedad.

A las 13.30 estalló una nueva ronda de combates entre los extremistas suníes y las fuerzas de seguridad en la zona de al-Fadhel, cerca de la Biblioteca Nacional. Utilizaron armas ligeras y semi pesadas. El enfrentamiento duró una hora y media.

Comentarios

Más y más capitalistas corporativos dentro y afuera de los mercados financieros no quieren comportarse como capitalistas – dispuestos a aceptar las pérdidas junto con los beneficios. Quieren que Washington, D.C., es decir ustedes los contribuyentes, paguen por sus instalaciones (como grandes estadios deportivos) o acepten sus pérdidas porque creen que son demasiado grandes como para permitir que fracasen (como en el caso de los grandes bancos o compañías industriales).

Esos capitalistas corporativos deberían ser denunciados cuando siempre dicen que el gobierno es el problema cada vez que actúa para ayudar a la gente de a pie con regulaciones sanitarias y de seguridad, por ejemplo, pero que el gobierno es maravilloso en cuanto llama a los burócratas a realizar misiones para rescatarlos de su propia codicia y demencia.

En la tranquilidad de mi trabajo, leo este blog de Tormenta de arena, en el cual una funcionaria de la biblioteca de Bagdad aparta los cristales rotos caídos sobre su escritorio debidos a una bala perdida y se pone a trabajar.
En barcelona nos quedamos sin luz dos días fue el acabose.
En España 70 personas rescatan a una belga imprudente de un barranco, mientras Malta quiere dejar que naufrague un patera llena de africanos frente a sus costas.
Y así , mientras nos miramos el ombligo....todo va bien.

La paciencia es uno de los rasgos tradicionales del pueblo chino, pero parece que se está acabando. Cansados de las presiones de EE.UU. para que revalúen el yuan y frente a la posibilidad de que el Congreso estadounidense adopte una ley para sancionar a China comercialmente si no lo hace, dos miembros del Partido Comunista de Beijing amenazaron esta semana con recurrir a lo que llaman la "opción nuclear".

Esta opción no consiste en atacar el territorio norteamericano con armas de destrucción masiva, pero el efecto sería igualmente devastador. La idea sería vender parte de los 900.000 millones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense que tiene el Banco Central Chino para hacer colapsar el dólar.

Temprano esta mañana China hizo saber a los idiotas en Washington, y en Wall Street, que los tiene agarrados por los cuernos. Dos importantes voceros del gobierno chino señalaron que sus considerables tenencias de dólares estadounidenses y bonos del Tesoro “hacen una gran contribución al mantenimiento de la posición del dólar como moneda de reserva.”

Si EE.UU. procediera a adoptar sanciones para provocar la apreciación de la moneda china, “el banco central chino se verá obligado a vender dólares, lo que podría llevar a una masiva depreciación del dólar.”

Si los mercados financieros occidentales son suficientemente inteligentes para comprender el mensaje, las tasas de interés de EE.UU. aumentarán sin tener en cuenta ninguna acción ulterior de China. En este momento, China no necesita vender un solo bono. En un instante, China ha dejado en claro que las tasas de interés de EE.UU. dependen de China, no de la Reserva Federal.

Cuando se está concentrado en controlar totalmente un planeta, la idea de ocupar Iraq —país que es aproximadamente del tamaño del estado de California— durante los próximos diez o cincuenta años debe parecer insignificante. Sin embargo, en la práctica, el dueño del mundo, que reside a orillas del río Potomac, realmente ha tenido que pagar un alto precio por las propiedades que tiene en Iraq. Como todos ahora saben, bandas de guerrilleros no muy numerosas que carecen de poderío aéreo y marítimo y de satélites espías espaciales de alta tecnología lo han combatido allí hasta paralizarlo. El Pentágono puede ser el propietario de inmensas porciones del planeta, pero desde Vietnam hasta Laos y desde Beirut hasta Somalia, las fuerzas estadounidenses también han sido desalojadas, por los residentes de los vecindarios, de propiedades que estaban prestas a considerar suyas. La pregunta sigue siendo la misma: ¿Iraq se añadirá a la lista de territorios ocupados permanentemente y se asemejará a Corea del Sur —que ha estado ocupada durante mucho tiempo—, como han instado el presidente Bush y Gates, el Secretario de Defensa? ¿O se añadirá a la creciente lista de países que se han negado a pagar la renta en el planeta Pentágono?

Entre ayer y hoy, los principales bancos centrales del mundo G7, inyectaron al sistema 300.000 millones de dólares en liquidez, lo que resultó insuficiente para contener el derroque de las bolsas.

La Valores el FTSE de Londres caen 3,71%; en Paris, el CAC pierde 3,13%; en Alemania, el DAX baja 1,48%, a 7.343,26 pontos.

En los Estados Unidos las pérdidas son leves desde el momento en que la reserva federal (FED), anunció la entrada de 16.000 millones de dólares. Antes de la apertura del mercado ya había ofrecido 19.000 millones, lo que representa la mayor intervención con dinero en el sector bancario en 4 años.

El S&P llegó a operar en azul, pero no obstante cae 0,05%, a 1.452,37 puntos. El Dow Jones tiene una caída parcial de 0,24%, a 13.236 pontos, depués de llegar a un mínimo de 13.057, 9 puntos. El Nasdaq, también cae 0,38%, a 2.547,52 pontos.

Bombarderos rusos TU-95 sobrevuelan una base norteamericana en la isla de Guam, eso y 40 misiones más por todo el planeta, incluyendo lanzamiento de misiles crucero rusos contra blancos en el Artico, es decir tenemos un polo norte cada vez más caliente, han tenido ocupadas a las dos fuerzas aéreas más poderosas.

El más grande banco francés, el BNP Paribas, congeló este jueves 2200 millones de dólares en fondos, citando problemas en el mercado de hipotecário de riesgo norteamericano.

La noticia afectó el humor de los inversionistas, en un momento en que el banco central alemán discute un paquete económico para salvar al concesionario de préstamos IKB, también alcanzado por la crisis en el sector especulativo de créditos para hipotecas subprime.

El BNP Paribas es el segundo banco de la zona euro. La crisis en este mercado especulativo de las hipotecas impide calcular el valor de algunos activos y suspendió la toma de ganancias a los inversionistas. La completa evaporación de la liquidez de ciertos segmentos del mercado de seguros de riesgo en los Estados Unidos hace imposible evaluar en forma segura activos críticos.

Al parecer, los "terroristas" no son la mayor amenaza para Estados Unidos, sino las deficiencias y el deterioro de sus puentes, sistemas de agua y de transporte, diques, carreteras y túneles. Estos recientes desastres no se debieron a atentados realizados por "enemigos", sino porque en el país más rico del mundo se ha dejado de invertir en infraestructura pública.

Un informe de la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles emitido en 2005, donde se califica el estado de la infraestructura del país, asignó una calificación de D (el esquema de calificaciones académicas empleadas en este país es de A, la mejor; las notas aprobatorias son hasta D, menos de eso es reprobar). Pero, peor aún, se otorgaron calificaciones inferiores a D a sistemas de agua potable, tratamiento de aguas negras y vías acuáticas navegables del país.

Presas inseguras, líneas de transmisión eléctrica sobrecargadas, parques y playas públicas en malas condiciones y un grave deterioro de escuelas públicas también recibieron una calificación menor a D, todo ello debido a la decreciente inversión pública y a la disminución del presupuesto para infraestructura.

Lo más visible: los militares de EE.UU. adoptarían una estrategia más agresiva para pacificar vecindarios de Bagdad considerados como baluartes de la insurgencia suní. Funcionarios de la ocupación culpan a esta última por la mayoría de los vehículos bomba y otros ataques suicidas que han devastado sobre todo vecindarios chiíes. La segunda, menos visible (pero no menos importante) involucraba el sometimiento del ejército Mahdi del clérigo Moqtada al-Sadr – la mayor y más feroz de las milicias chiíes – a la que funcionarios de la ocupación culpan de la mayor parte de los asesinatos por escuadrones de la muerte dentro y alrededor de la capital.

Necesitan leer cómo las prostitutas de la Zona Verde y su proxeneta Irán y su matrona EEUU han provocado el mayor desastre de refugiados desde la II guerra Mundial; tienen que leer cuidadosamente cómo son tratados los refugiados iraquíes en un campo kurdo en Suleimaniya. ¡Oh, esos pobres kurdos! ¿No lloraron tanto por ellos y sus derechos? ¿Y por las supuestas fosas comunes? A propósito, ¿las encontraron o están aún buscándolas junto con las armas de destrucción masiva? (Ja, ja, ja, honestamente, son una pandilla de jodidos idiotas).

¿Qué hay de las fosas comunes chiíes? ¿Ha habido suerte en ese frente? ¿Cuántos chiíes fueron masacrados, dijeron que un millón? ¿O eran un poco menos? Vamos a ver, ¿quién da más? Tengo una “lady” por allí que afirma que fueron dos millones.

1, 2, 3: Son todos suyos “lady”. Vaya a encontrarles ahora, si puede…

Oh, las mentiras, sus mentiras sin fin. Mentira tras mentira, mentira tras mentira.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e39823dcc18833

Listed below are links to weblogs that reference Tormenta de arena:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal