Días de Fotos

La sexagenaria

Por: | 10 de abril de 2014

El jueves pasado, hace ya una semana, sucedió algo absolutamente trivial: un calentón de un personaje público con la policia. Con un "he cometido un error, lo siento mucho y asumiré lo que corresponda", hubiera sido suficiente. En vez de eso, escucho y leo por todas partes de su periplo mediático, los peros de Esperanza Aguirre. Pido perdón por aparcar en el carril bus de Gran Vía, pero, apenas fueron unos segundos…Perdón por tirar una moto de los funcionarios, pero, estaba muy mal aparcada…Perdón por no atender como debería a los requerimientos de la autoridad, pero, eran  agentes de chichinabo e “inmovilidad”, unos viciosos de las multas, unos machistas… ¿Se nos estará haciendo antisistema la lideresa?

1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rueda de prensa de Esperanza Aguirre, ministra de Educación y Cultura. Madrid, 1997

 

 

 

 

Me estaba reprimiendo de escribir algo, hasta que en sus últimas justificaciones de Kafka enamorado de sí mismo, ofreció dos nuevas perlas que ya no puedo pasar por alto. ¿Hay en España problemas más importantes que multar a una sexagenaria con su coche particular? Doña Esperanza, puedo entender titulares tipo: “Ejecutan el desahucio de una pareja de sexagenarios”. No es correcto, pues muchos sexagenarios pueden ampararse perfectamente, ser vigorosos y pudientes, pero lo entiendo. Usted no cumple el criterio, bajo ninguna perspectiva, de viejecita indefensa. Usted es grande de España, o grande consorte, que no sé muy bien cómo son estas cosas ni qué significan, pero que suena más chulo que un chotis. Usted ha sido ministra, presidenta del Senado, presidenta autonómica…Salió tan pancha de un atentado, de las coñas de Caiga quien caiga, del tamayazo, de un accidente de helicóptero, de desafíos a su presidente…Usted ha obligado a Gallardón a pedir ayuda al primo de Zumosol, porque sabía que a malas, sin darse a la “Botella”, no le dura ni cinco minutos...

Venerable señora, no pierda la perspectiva, los problemas los conocemos todos y los padecen muchos. Lleva una semana repartiendo patadas cada vez que pide perdón por su problemilla colmado de privilegios. ¡Tonterías las justas!

 

Los grandes:

Abbas

 

 

Hay 3 Comentarios

Es que cuando alguien lleva tanto tiempo viviendo en un mundo paralelo al resto de ciudadanos cuajado de privilegios (y no lo digo sólo por la protagonista de este episodio), es difícil adaptarse a las reglas que ordenan la convivencia.
Por cierto Miguel, ¡qué elegante eres dando patadas!

Miente desde el principio, ya que es imposible utilizar un cajero en segundos. Por otra parte, los segundo que esperamos los del bus que vamos detrás, que lógicamente somos unos cuantos, son tan importantes como los suyos.
Cuando se contabilizan las horas por absentismos laborales, que se contabilicen las perdidas por los ciudadanos ante las conductas chulazas y engreídas de ciertas funcionarias seXigenarias...

Miguel Gener tiene un corazoncito que se le rebela ante la estulticia de alguna pija sexagenaria. Cálmese usted, don Miguel, que una imbécil no merece sus quebrantos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Miguel Gener

Fotoperiodista, editor gráfico, productor, curioso y ojo público en EL PAÍS hasta 2011. Trabajó en el diario, en Tentaciones, en El Viajero y en otros suplementos como Tierra, Salud, Motor...Veinticinco años merendando adrenalina, deprisa, deprisa, surfeando una enorme ola de papel.

Sobre el blog

Días por donde discurre el
pasado.
Días por donde discurre el
presente.
Días abiertos a lo inesperado.

Un blog de fotografías marcadas en la mesa de luz de mi memoria; un juego cruzado de palabras e imágenes; una evocación personal de mis vivencias en el periodismo.

Contacto

En Twitter: @miguelgenerg

En Facebook: Miguel Gener

E-mail: @gmail.com

Archivo

agosto 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal