Dibuje maestro

Sobre el blog

Enric González, corresponsal de EL PAÍS en Oriente Próximo y autor, entre otros libros, de Historias del Calcio escribirá durante el Mundial de Sudáfrica de futbolistas y de fútbol, "es decir, del juego más hermoso. Solamente de eso".

Archivo

julio 2010

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

10 jun 2010

Los malqueridos

Por: Enric González

El ex internacional francés Zidane da un cabezazo al italiano Materazzi Dentro de la ciencia del mundialismo futbolístico, sobre la que peroramos miles de comentaristas, una de las disciplinas más enigmáticas es la referida a las antipatías. ¿Por qué hay selecciones simpáticas y selecciones antipáticas? No está nada claro. La pentacampeona Brasil, por ejemplo, suele caer bien. Por su fútbol alegre, dicen. Y, sin embargo, ciñéndonos a las últimas décadas, jugó de forma mediocre en 1974, 1978, 1986 y 1990, fue insufrible (pese al éxito) en 1994, no estuvo mal en 1998, tiró de Ronaldo en 2002 y en 2006 volvió a aburrir. Será la “torcida”, siempre afable y bullanguera.

Alemania suele aburrir, pero de las diferentes encuestas realizadas en distintos países se desprende que, salvo en Inglaterra y Holanda, el público la acepta sin demasiadas manías. Por otra parte, resulta evidente que el régimen político del país al que representan las selecciones no tiene nada que ver con simpatías o antipatías: Corea del Norte fue la niña bonita de 1966 y a la gente se nos caía la baba con Zaire (hoy Congo) en 1974. Si fuera por la estética futbolística, Italia debería caer como un tiro, pero, por razones estéticas de otra índole, tiende a captar las simpatías de un sector del público mayoritariamente femenino.

La evolución de la imagen de Francia constituye un caso aparte. Francia no existió, en materia de selección futbolística, hasta Suecia-58, el Mundial en el que Fontaine asombró con sus goles. Luego volvió a la nada. En los 60 y los 70 solía decirse que los franceses sólo eran buenos en los deportes que se practicaban sobre una silla, mayormente el ciclismo. La irrupción de Prost en la Fórmula 1 reforzó la tesis. El fútbol francés sólo interesaba (moderadamente) a los franceses. La selección, “les bleues”, carecía de imagen.

Pero en 1978 se abrió un potente caudal de simpatía hacia Francia. Aquel fue el Mundial de Argentina, el Mundial de la Junta militar, los torturados y los desaparecidos; el Mundial en el que estuvo Kempes pero no Cruyff. Francia llegó con un equipillo en el que destacaba un tipo de 23 años llamado Platini y en el que imperaba un gran desorden. Michel Hidalgo acababa de hacerse cargo de la dirección, los veteranos miraban con desconfianza a los nuevos y no se sabía muy bien a qué jugaba el equipo. Al cabo de dos partidos ya estaban eliminados. El tercero, en el que ya no se jugaban nada, resultó especial.

Se enfrentaban a Hungría y les dijeron que no fueran de azul para que en la televisión en blanco y negro no se confundieran con los húngaros, de rojo. Alguien les dijo lo mismo a los húngaros, y ambas selecciones comparecieron de blanco. Los franceses tuvieron que pedir las camisetas a un modesto equipo de Mar del Plata, el Kimberley, que lucía franjas verdes y blancas. (Un inciso: el nombre de Kimberley se le ocurrió a uno de los fundadores viendo un documental en el cine que hablaba de las minas de Kimberley, precisamente en Suráfrica).

En ese partido sin trascendencia, Francia jugó estupendamente. Y dio una idea de lo que iba a ser en los años siguientes: campeones de la Eurocopa-84 (aquella del fallo de Arconada) y finalistas morales en el Mundial de España (el portero alemán Schumacher debió ser expulsado y procesado por intentar asesinar a Battiston). Además de alegrar a los aficionados por su fútbol ante Hungría y de caer bien por la modestia de sus camisetas blanquiverdes, los franceses enviaron una carta de protesta contra la dictadura argentina y quedaron como señores. Francia se convirtió de repente en una selección simpática.

“Les Bleues” volvieron a un discretísimo nivel competitivo tras la generación Platini, pese a contar con tipos como Cantona, Ginola, Papin y otros. Y enamoraron al planeta a partir del Mundial que jugaron en casa, en 1998. ¿Cómo no quedar seducido por un equipo en el que jugaba Zidane?. Incluso su estrepitoso fracaso en 2002 (los campeones cayeron eliminados en la primera fase) sirvió para darles una imagen de genios irregulares y atormentados. “Les Bleues” eran simpáticos.

En Alemania-06 estuvieron a punto, a punto, de volver a la cumbre. Pero el icónico cabezazo de Zidane a Materazzi pareció marcar un punto y aparte. Con aquel cabezazo comenzó una profunda transformación de la imagen francesa.

Haciendo un promedio de las encuestas realizadas en Europa y Suramérica, Francia gana de calle (con Argentina a una cierta distancia) el título de selección más antipática. Tal vez porque el seleccionador, Domenech, es profundamente borde. Pero hay otros seleccionadores bordes. Tal vez porque se clasificó gracias a la mano de Henry. Pero también Maradona marcó un célebre gol con la mano, y en ese caso se trató de una intervención divina.

Reconozco que no alcanzo a comprender los motivos de tanta malquerencia. Debo admitir, por otra parte, que a mí tampoco me caen nada bien. Lo dicho: estas cuestiones son bastante enigmáticas.

(Disculpen que no hable estrictamente de hermosuras y melancolías futbolísticas, según lo prometido, pero es que, pese a la matraca que llevamos días dando, el fútbol aún no ha comenzado).

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 27 Comentarios

Este buen Sr. periodista osa hablar de 'humillacion" haciendo referencia a la derrota Argentina contra Alemania. Por favor, Sr. buen periodista galardonado entienda que la humillacion (2. tr. Abatir el orgullo y altivez de alguien. segun la rae) no es lo siente el pueblo Argentino quienes podemos estar orgullosos de haber ganado 2 copas mundiales y de tener y haber tenido a los mejores jugadores del mundo. El dia que Espania pueda tener ese orgullo y altivez, en cuestiones futbolisticas hablando, quizas pueda gozar el que un palurdo periodista hable de humillacion ante una derrota de su seleccion. Saludos cordiales.

Yo no aguanto a Brasil y me caen bien Escocia, Dinamarca y Holanda.

Las mas odiadas siempre he creído que eran Italia y Argentina. No solo en futbol, en baloncesto son odiosas. Curiosamente Italia es un país que amo profundamente y de Argentina no puedo tener tampoco una opinión negativa porque no la conozco. Pero las tengo tirria en deporte

Una precisión, "les bleus" se escribe así, sin la "e" final que sólo se emplearía en el femenino. Por lo demás, gran artículo como siempre.

A mí, en general, me ganan las selecciones cuyos jugadores rezan en torno al banderín de córner cuando marcan un gol que, también generalmente, no les reporta nada

¿Y a quién no le caen bien los escoceses? Dios, cómo los echo de menos.

Discrepo mil. Si miras la participación de Zidane en Francia 98, para mi modesto humanista en pro, fue de pena. Dos partidos sancionados por un pisotón. Lo que le funcionó fue la chola. Su chola es dos goles a Brasil y 8 años despues el gol etico también con la chola a Materazzi. Conexión cabezona París-Berlín. Sin olvidar que pasan a octavos y cuartos en la prórroga y en los penaltis, respectivamente. Los tres partidos antes de la final los protagonistas son los defensas goleadores Blanc y Thuram. Lo diré: ZIDANE está sobrevalorado. No está entre los 20 grandes de la historia. Pero el periodismo es así ahora, lo que antes no era.

PD: A mi me caen mal Italia e Inglaterra. Bien Holanda y Rusia.

Discrepo mil. Si miras la participación de Zidane en Francia 98, para mi modesto humanista en pro, fue de pena. Dos partidos sancionados por un pisotón. Lo que le funcionó fue la chola. Su chola es dos goles a Brasil y 8 años despues el gol etico también con la chola a Materazzi. Conexión cabezona París-Berlín. Sin olvidar que pasan a octavos y cuartos en la prórroga y en los penaltis, respectivamente. Los tres partidos antes de la final los protagonistas son los defensas goleadores Blanc y Thuram. Lo diré: ZIDANE está sobrevalorado. No está entre los 20 grandes de la historia. Pero el periodismo es así ahora, lo que antes no era.

PD: A mi me caen mal Italia e Inglaterra. Bien Holanda y Rusia.

HEXA CAMPEON!!!!

mi pais va a ganar ese juego que viene ,y el otro,el otro.no hay equipo mejor que de brasil.el brasil de:pelé,zico,garrincha,capitan torres,dada maravilha.

Y si no me gusta todo el articulo...donde firmo?

Para mí las selecciones más antipáticas son, en este orden, Italia, Brasil y Argentina. Mi preferida es Francia, a pesar de la deriva de los últimos años con Domenech. Recuerdo el robo de las semifinales del mundial de España y también al gran Cantona, a quien Ken Loach rinde un homenaje en "Buscando a Eric". También me resultan simpáticas Holanda y Camerún. Saludos.

Yo voy con Uruguay!!!!

No estoy de acuerdo con que Brasil hiciera un mal fúlbol en el mundial del 86. En parte mantuviero el bloque que maravilló en el 82, y en ese mundial de México jugaron en cuartos uno de los partidos más memorables de la historia, contra la Francia de Platini.

Enric Gonzalez, recuerdo su frase en una charla online creo que el año pasado: "Un blog es eso donde uno escribe gratis, no? Entonces no creo que tenga uno".
Lo felicito, consiguió que le paguen por el "blog" y encima lo mandan al mundial!
Y por esto tengo que agradecer a El Pais, porque vamos a disfrutar de sus comentarios.
Una de Bochini (nunca confirmada): Se dice que cuando se retiró del fúlbol, las putas de avellaneda hicieron una marcha de apoyo a uno de sus principales y más antiguos clientes.

Un placer, como siempre, leer a EGonzález...todavía se le echa de menos en el "visto / oido" de El País y su opinión diaria...hay veces, en que las decisiones de mi periódico de toda la vida, me cuesta mucho entenderlas.

A Rodri: La selección francesa de fútbol es un perfecto reflejo de la sociedad francesa, no puede ser más autentica... Black, Blanc, Beur... como dicen los franceses.
Esto es la France, un país de hijos y nietos de inmigrantes de países de Africa o del Caribe, colonias francesas ...
Por muy mal que caen, se agradece el hecho de que sea de las raras disciplinas (sean profesionales o deportistas) donde no hay discriminación !!

...¿Por qué desaparecieron los anteriores comentarios?...

En cada mundial hay un equiop antipático. Mi primer recuerdo es del 82, en el que no soportaba a Polonia, con su juego atropellado. En el 86 detesté a Argentina (A pesar de ser sudamericano), con maradona y 10 mas acompañando, un monunmento a la invidualidad y el egocentrismo (Tambien al futbol hay que reconocer). En el 90 odié a a Brasil, una de las peores selecciones brasilenas que haya visto. En el 94, me cayó mal Colombia, con toda esa parafernalia que le armaron y al final como yo lo calculaba, no paso nada. En en el 98?, Nigeria, pegando deslealmente o a veces inocentemente, solo fuerza y nada de ideas. En el 2002, detesté a Korea y Japón que robaron descaradamente mas de un partido y en el 2006 me molestaron España y Portugal, por tener tremendos equipos e irse relativamente pronto a pesar de eso. Veremos que nos trae este mundial, Aun no veo a ninguna selección que me cause antipatía.

No me canso de leer a Enric. Otro gran artículo. Esperaremos con ganas el siguiente!

francia nunca me ha gustado demasiado, quizas porque el equipo es una autentica torre de babel... a mi me gustan las selecciones "autenticas", con denominacion de origen: italia, argentina, inglaterra... y des de hace bien poco españa, que por fin ha dejado de ser el toro para convertirse en el torero. ¡Ya era hora!

Italia siempre me cae bien.Ilogicamente,cuanto peor juega,cuanta más agonica es su situación,cuanto más criticada es...más me gusta.Disfruto con tostones que a cualquier mortal sumirían en una siesta, paladeo esos 0-0 eternos y casí inmutables, presagio donde,con qué equipo,en qué momento de la clasificacion los "tapados" legionarios cambian su cetrino juego y se convierten certeros asesinos.Y siempre comparece un Rossi de pistolas rápidas o un Tassoti manporrero para solucionar cualquier nudo gordiano.Italia siempre me congratula con los no dotados pero listos.Y eso es el fútbol para mi, un juego de pillos,tramposos y listos.
Un saludo.

Ahora vuelve la euforia. ¿Por qué nunca hay un término medio? Lo importante es gestionar las alabanzas de los rivales. El cartel de favorito es nuestro. La exhibición de la Eurocopa diseña el guión de preparación psicológica, todos vienen de víctimas elogiando hasta el exceso para provocar la sensación de que ganaremos sin bajar del autobús.

Un saludo desde http://www.panoramafutbol.es

¿Porqué se han borrado los comentarios anteriores? había 5 que ahora no están...

¿Como es posible que un país como Italia dónde la belleza y la estética lo llevan en la sangre, haga un fútbol tan horroroso?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal