Dibuje maestro

Sobre el blog

Enric González, corresponsal de EL PAÍS en Oriente Próximo y autor, entre otros libros, de Historias del Calcio escribirá durante el Mundial de Sudáfrica de futbolistas y de fútbol, "es decir, del juego más hermoso. Solamente de eso".

Archivo

julio 2010

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

13 jul 2010

Fiebres

Por: Enric González

Me perdí el “crescendo” emocional y mediático con el que se preparó el gran partido por la enfermedad de un familiar muy cercano. Llegado el día de la final, me entraron fiebres. Mi mujer, apasionada de la selección española (ella precisa que “de esta selección española”), tuvo que ver la final en compañía de un tipo recostado en el sofá, medio sonámbulo, incapaz de otras exclamaciones que un “vaya” o un “uf” apenas susurrados.

El portero de la selección, Íker Casillas, celebra el triunfo ante Holanda (Foto: Alejandro Ruesga)
 

El mayor éxito del deporte español me pilló en horas muy bajas. Estaba tan flojo que ya dormía cuando lo del beso de Casillas a Carbonero.

Nunca podré hablar, por tanto, en primera persona de aquella gran noche del 11 de julio de 2010.

Pero hay algunas cosas que no se perdieron en la bruma febril y que recordaré siempre.

Una, la admiración que siento por este grupo. No creo haber superado la tibieza en materia de selecciones (sé que si hubieran perdido, sólo me entristecería la tristeza a mi alrededor), pero la discreción, la disciplina y la concentración en el vestuario nacional, la ausencia de malos gestos sobre el césped y el indiscutible talento futbolístico hacen que, por una vez, uno acabe creyendo que ha ganado quien lo merecía.

Dos, el temple de Casillas. Muchos porteros se habrían resentido de las críticas tras el primer partido, en el que se atolondró de forma inusual. Muchos porteros habrían tenido dificultades para centrarse con la novia paseando por la banda. Y muchísimos se habrían desencajado por lo mucho que de esa presencia periodístico-mediático-sentimental se habló, se lamentó y se rió en los medios y en la calle. Casillas supo ser el mejor cuando hizo falta. Proporcionó, además, un hermoso capítulo a las leyendas futbolísticas. Algún día, quizá dentro de muchos años, alguien escribirá un buen texto sobre un portero que ganó un Mundial con la novia al lado.

Tres, Xavi. Qué tío.

Cuatro, Iniesta. Su gol fue una alegría, por todo lo que significaba y porque cuesta imaginar un futbolista que merezca más premios, pero me subió la fiebre, se me dibujó una sonrisa boba y me asomó una lagrimilla cuando exhibió la camiseta con el nombre de Dani Jarque. Nunca seré del Barça, pero de Iniesta sí soy.

Que tengan ustedes unas felices vacaciones.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 124 Comentarios

Mal Enric, mal.
(decepcion)

Una última cosa antes de irme. ¿Alguien sabe porqué a los árbitros se les llama "trencillas"?. El de la Final, la verdad, estaba un poco despistado y trencillas, lo que se dice trencillas, yo no le vi ninguna. Será que existe una cierta incompatibilidad entre el arbitraje y la alopecia. (Excluyamos a Colina, que ese se rapaba por coquetería).

Creo haber encontrado la clave del último artículo de Enric, y, si no me fallan los cálculos, el tío es en verdad un genio. Decía Neruda: "Patria, palabra triste, como TERMÓMETRO o ascensor". (Dejemos de lado a los ascensoristas). Como veis, que Enric haya elegido el título de Fiebres para encabezar su última entrada, no puede ser más que una jugada perfecta del maestro, una más y la última de este blog. No se puede decir más con menos, Enric, en realidad, nos transmite a su peculiar manera que es un verdadero patriota y que por eso tiene fiebre.

Por cierto, dentro de un poco tengo que irme, y volveré tarde. Podríais decirle a Ana que por favor me espere.

Daniel, estoy contigo.

Boyero, ¿eres Boyero?. Pero vamos a ver: cómo es posible que en el número de hoy del periódico se califique a "Centauros del desierto " con un simple "buena". ¿Pero estamos todos locos o qué?

xyz, gracias por el premio a la mayor memez, de veras que es inmerecido. De todas formas nos veremos en la entrega de premios, cuando tú recojas el premio a la mayor mala baba y al insulto gratuito.

Ah, el País es mi periódico en papel y en internet, soy suscriptor desde hace años y he leído siempre a Enric González, en Londres, en Nueva York, en Italia, en la sección de televisión y allá donde ha escrito, pero lo de este blog mundialista ha sido una pena, ha quedado a la altura del betún, ha sacado lo peor de sí mismo y encima sin pizca de gracia o ingenio.

De todo el catálogo de tonterías aquí vertido, "El próximo mundial espero no tener que sufrirte, porque El Pais es y será mi periódico" se impone como la mayor memez. Enhorabuena y compra el periódico en papel, muerto de hambre.

Tanto hablar del gran Enric González, el gran Enric González, el gran Enric González, que al final se ha endiosado y piensa que todo vale. El caso es que se tira un pedo y no faltan media docena de meapilas alabándole en gusto, la exquisited de su aroma, lo bien que hace las cosas. Que les aproveche. El rey está desnudo, el problema es que el pueblo está ciego.

Dice Galeano que "el derecho a festejar los méritos propios es siempre preferible al placer que algunos sienten por la desgracia ajena". En este caso, viendo la decepción de Enric con el mundial habría que decir que ese festejo es preferible a la desazón que sufren algunos por la victoria ajena. De pena su calidad literaria (aunque algunos prefieran ponerse la venda), de pena su calidad humana.

Pues yo creo que este es un gran artículo de Enric González.

Tiene ese toque melancólico, romántico e intimista que le caracteriza.

Hay que ser muy bueno para escribir un artículo así en un momento como este.

No es el mérito de España haber sido fiel a su estilo, pues por exactamente lo mismo este artículo es cojonudo, porque es fiel a un estilo so pena de quedarse solo.

González que sea feliz en vacaciones. Gracias por escribir, y espero que esta vez si le hayan pagado por el blog

Pues yo prefiero el Barça, casi alabo a Iniesta, pero SOY de ESPAÑA. Nuestra selección es justa merecedora de esta copa, todos lo sabemos, todos lo saben.

Pues yo prefiero el Barça, casi alabo a Iniesta, pero SOY de ESPAÑA. Nuestra selección es justa merecedora de esta copa, todos lo sabemos, todos lo saben.

Pues yo prefiero el Barça, casi alabo a Iniesta, pero SOY de ESPAÑA. Nuestra selección es justa merecedora de esta copa, todos lo sabemos, todos lo saben.

Vamos a ver. Decir que el artículo de Enric es malo (este y los anteriores) no quiere decir que se sea patriótico ni lo contrario. No hablamos de patriotismos, que es otro tema, sino de la calidad literaria de un blog que nos habían anunciado machaconamente. Yo no veo esa calidad por ningún lado, la última entrada la podría haber escrito un niño pequeño. Cualquiera de los firmantes de los comentarios (Alfonso, Tapia, fer...) hubieran escrito dos entradas mucho más interesantes que las escritas por Enric tras las semifinales y la final, que son de pena, penita, pena. La victoria de España ha dejado a mucho patriotico meapilas en evidencia, pero también a mucho anti recoroso como Enric. Y que no venga con cuentos de que tiene fiebre desde hace quince días. En esos casos se pide la baja y se olvida del asunto, que para eso está la seguridad social. El próximo mundial espero no tener que sufrirte, porque El Pais es y será mi periódico. Para hacer esto, vete a la COPE o a la Razón.

Enric, recupérese. Y, cuando lo haga, no lea su artículo "Fiebres", porque, si lo hace, enferma de nuevo instantáneamente.

Estoy bastante de acuerdo con Enric, y afortunadamente creo que no tengo fiebre ni física ni nacionalista. He guardado en mi ordenador una sola foto del mundial, Iniesta dedicando el gol a su amigo muerto, su amigo que jugaba en un equipo que muchos de los que le aplauden cada semana odian. Me parece un foto maravillosa, hay humanidad, buenos sentimientos, solidaridad, arte, deporte, y no hay banderas.

Estoy bastante de acuerdo con Enric, y afortunadamente creo que no tengo fiebre ni física ni nacionalista. He guardado en mi ordenador una sola foto del mundial, Iniesta dedicando el gol a su amigo muerto, su amigo que jugaba en un equipo que muchos de los que le aplauden cada semana odian. Me parece un foto maravillosa, hay humanidad, buenos sentimientos, solidaridad, arte, deporte, y no hay banderas.

Siempre me ha gustado mucho Enric y seguiré leyendo sus textos cuando pueda, pero es de justicia reconocer que muchas de las críticas vertidas por aquí son muy razonables. La calidad ha sido más bien escasa en general. Coincido con un comentario anterior en que el mejor blog ha sido el de Lali Cambra, yo me lo he pasado estupendamente con sus historias y creo que he aprendido mucho. Sorprendentemente apenas tenía un par de comentarios por día en sus entradas. Cosas de Internet...

Está claro que las críticas a Enric se deben a que no se ha apuntado al carro de la exaltación patriotera; a las consignas machaconas que llevamos sufriendo desde hace unos días. ¿Qué queríais? ¿Que se desgañitara como otros gritando "Viva España"? Que volviera a contar lo buenos que somos y lo malos que son los otros, representados por los holandeses? ¿Queríais volver a oir por enésima vez los detalles del partido? ¿Y lo gracioso que es Reina? ¿Y lo maravilloso que es ser español? Y, sobre todo, que da igual todo porque España ha ganado el mundial y tenemos que ser felices.

Alguien lo dijo: la patria es el orgullo de la ignorancia. Y está claro que eso lo aprovechan los de arriba, ayudados por los medios de comunicación.

Y que conste que a mí me gusta el fútbol; y que me alegré de que ganara España. Pero, hijos, esto es ya demasiado.

Ah, ¿nadie se ha fijado en lo que Enric explica al principio? "Enfermedad de un familiar muy cercano". Espero, Enric, que se arregle todo.

Está claro que las críticas a Enric se deben a que no se ha apuntado al carro de la exaltación patriotera; a las consignas machaconas que llevamos sufriendo desde hace unos días. ¿Qué queríais? ¿Que se desgañitara como otros gritando "Viva España"? Que volviera a contar lo buenos que somos y lo malos que son los otros, representados por los holandeses? ¿Queríais volver a oir por enésima vez los detalles del partido? ¿Y lo gracioso que es Reina? ¿Y lo maravilloso que es ser español? Y, sobre todo, que da igual todo porque España ha ganado el mundial y tenemos que ser felices.

Alguien lo dijo: la patria es el orgullo de la ignorancia. Y está claro que eso lo aprovechan los de arriba, ayudados por los medios de comunicación.

Y que conste que a mí me gusta el fútbol; y que me alegré de que ganara España. Pero, hijos, esto es ya demasiado.

Ah, ¿nadie se ha fijado en lo que Enric explica al principio? "Enfermedad de un familiar muy cercano". Espero, Enric, que se arregle todo.

Está claro que las críticas a Enric se deben a que no se ha apuntado al carro de la exaltación patriotera; a las consignas machaconas que llevamos sufriendo desde hace unos días. ¿Qué queríais? ¿Que se desgañitara como otros gritando "Viva España"? Que volviera a contar lo buenos que somos y lo malos que son los otros, representados por los holandeses? ¿Queríais volver a oir por enésima vez los detalles del partido? ¿Y lo gracioso que es Reina? ¿Y lo maravilloso que es ser español? Y, sobre todo, que da igual todo porque España ha ganado el mundial y tenemos que ser felices.

Alguien lo dijo: la patria es el orgullo de la ignorancia. Y está claro que eso lo aprovechan los de arriba, ayudados por los medios de comunicación.

Y que conste que a mí me gusta el fútbol; y que me alegré de que ganara España. Pero, hijos, esto es ya demasiado.

Ah, ¿nadie se ha fijado en lo que Enric explica al principio? "Enfermedad de un familiar muy cercano". Espero, Enric, que se arregle todo.

Ana, Juana, Rosana y cia: guapas!

Tapia, monstruo - me has tocado la fibra con tus notas "a pie de campo".

Alfonso, markitos, Clemente, fer y cia: fenomenos!

A pesar de los capullos que - no nos engañemos - los hay en todas partes, que grande es este pais! Tios jovenes, majos, guapos, humildes, jugando al futbol con elegancia... que mas se puede pedir? Lo de ser campeones es un plus... Si son el reflejo de esta generacion entonces podemos estar tranquilos, el futuro esta en buenas manos.

PD: Alfonso, en cuanto al tema de resultar - como lo diria - mas "estetico" el que hubiera sido Saritisima la que se abalanzase sobre eI Iker, no se que decir... yo en todo caso lo habria interpretado de manera positiva y sin segundas como "cambio generacional" o "acercamiento a europa"... que la cosa fuera realmente "positiva" - y no meramente interpretada como tal - eso lo juzgaran mejor las chicas de las que hemos hablado mas arriba.


Cara Ana: estoy contigo, yo no te defraudaré ¿Qué tal si quedamos?

otra vez volví a leerle, quien sabe ? ..soy de los que siempre apuesta a que los poetas serán malos...pero aqui estoy..
He visto que su apatía ( a- phatos) no es fruto de una flema , snobismo o pose .. es así nomás, una pequeña anemia en cosas del creer. Podría ser un signo de inteligencia en estos tiempos cuando todos se lanzan a los fetiches en pleno suicidio mental pero solo como un decirles" No seais burros!!", y luego que más les dirias ? porque aquí solo has exibido lo primero. Supongo que lo otro usted lo ha relegado a las cenas con amigos, o a la publicación póstuma porque aburriría al español medio que husmea por aquí, incluído el editor del diario.
El pulpo Paul prueba la desconfianza que genera la Razón,La razón afea y es una forma del Poder.se sospecha con razón también..El trabajo de periodosta está condenado a contentar a un público que se ha convertido en El Escritor.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal