Dibuje maestro

Sobre el blog

Enric González, corresponsal de EL PAÍS en Oriente Próximo y autor, entre otros libros, de Historias del Calcio escribirá durante el Mundial de Sudáfrica de futbolistas y de fútbol, "es decir, del juego más hermoso. Solamente de eso".

Archivo

julio 2010

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

13 jul 2010

Fiebres

Por: Enric González

Me perdí el “crescendo” emocional y mediático con el que se preparó el gran partido por la enfermedad de un familiar muy cercano. Llegado el día de la final, me entraron fiebres. Mi mujer, apasionada de la selección española (ella precisa que “de esta selección española”), tuvo que ver la final en compañía de un tipo recostado en el sofá, medio sonámbulo, incapaz de otras exclamaciones que un “vaya” o un “uf” apenas susurrados.

El portero de la selección, Íker Casillas, celebra el triunfo ante Holanda (Foto: Alejandro Ruesga)
 

El mayor éxito del deporte español me pilló en horas muy bajas. Estaba tan flojo que ya dormía cuando lo del beso de Casillas a Carbonero.

Nunca podré hablar, por tanto, en primera persona de aquella gran noche del 11 de julio de 2010.

Pero hay algunas cosas que no se perdieron en la bruma febril y que recordaré siempre.

Una, la admiración que siento por este grupo. No creo haber superado la tibieza en materia de selecciones (sé que si hubieran perdido, sólo me entristecería la tristeza a mi alrededor), pero la discreción, la disciplina y la concentración en el vestuario nacional, la ausencia de malos gestos sobre el césped y el indiscutible talento futbolístico hacen que, por una vez, uno acabe creyendo que ha ganado quien lo merecía.

Dos, el temple de Casillas. Muchos porteros se habrían resentido de las críticas tras el primer partido, en el que se atolondró de forma inusual. Muchos porteros habrían tenido dificultades para centrarse con la novia paseando por la banda. Y muchísimos se habrían desencajado por lo mucho que de esa presencia periodístico-mediático-sentimental se habló, se lamentó y se rió en los medios y en la calle. Casillas supo ser el mejor cuando hizo falta. Proporcionó, además, un hermoso capítulo a las leyendas futbolísticas. Algún día, quizá dentro de muchos años, alguien escribirá un buen texto sobre un portero que ganó un Mundial con la novia al lado.

Tres, Xavi. Qué tío.

Cuatro, Iniesta. Su gol fue una alegría, por todo lo que significaba y porque cuesta imaginar un futbolista que merezca más premios, pero me subió la fiebre, se me dibujó una sonrisa boba y me asomó una lagrimilla cuando exhibió la camiseta con el nombre de Dani Jarque. Nunca seré del Barça, pero de Iniesta sí soy.

Que tengan ustedes unas felices vacaciones.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 124 Comentarios

Señor González, como decía aquel otro impresentable, váyase. Váyase de vacaciones a recuperarse del disgusto y de esa fiebre que, mecachis, le ha impedido disfrutar como usted hubiese querido, que le ha impedido celebrar como se merece una victoria tan increíble, que le ha impedido quedar como un señor y no como lo que todos estamos leyendo.

Soy muy joven, te he descubierto hace poco. Estoy a medias Historias del Calcio, al ritmo que haces que lo leamos lo termino en un par de días, los artículos son fantásticos. Quizá, viendo alguno de los comentarios que por aquí asoman, hayas prescindido ya de leerlos. De hecho no hubiera comentado sin extrañarme tantísimo tanto comentario negativo. En fin, obviamente, para nada de acuerdo con ellos. Gracias por este blog, Enric.

A Teno: ¿Le das a Enric las gracias por hacer literatura del fútbol? ¿Por ser nuestro Fontanarrosa? Por favor, relee los tres últimos post del blog. Vuelve a leer lo que ganar una final le sugiere. Ganamos una final y el la convierte en literatura según tú. Leelo por favor, su "maestría" en un bluf, yo solo veo mediocridad y resentimiento que no sabe por dónde salir. Lo de la fiebre sí puede servir como metáfora, pero de él mismo.

Señor González: gracias por sus crónicas. Me gusta cuando escribe usted de fútbol (y también de política y también de lo divino y de lo humano). Prodíguese más por El País, por favor.

nunca podrás hablar en primera persona de la noche más grande del fútbol español. No nos esperábamos menos. Tampoco lo harás en segunda ni en tercera. Lo mejor es que hubieras cerrado el blog en su momento, y así te ahorrabas las bochornosas disculpas que no te crees ni tu y también el bochorno que supone leer textos tan mediocres como el que te has dignado a escribir para cerrar el blog. Como decían por ahí, patético.

No os paséis con Enric, que ya sabemos que no es nada fácil pasar de cuartos de final.

Patética esta última entrada, justificaciones que no se sostienen lo más mínimo. Desde que España ganó las semifinales, e incluso antes, apenas hay dos entradas nuevas en el blog, la del pulpo y esta de la fiebre. Lamentable. No sé dónde ven tus admiradores la literatura en todo esto, porque he leído y releído tu última entrega y eso no lo escribiría ni un becario. De pena, tanto tu odio visceral a la selección española como la ínfima calidad del blog, en el que lo único interesante han sido los comentarios de tus abandonados lectores. La próxima vez te lo piensas antes de aceptar, sobre todo si no vas a escribir y si te va a sentar mal que gane España. Creo entender el motivo de tu fiebre.

Yo sigo alegrandome mas de las victorias del Atleti que de las de la selección,pero no he podido sustraerme de la alegría general que ha generado este triunfo. Me parece que en se sigue valorando poco la aportacion de Xavi al futbol. Sin duda es el mejor jugador del mundo.
Gracias Eric por hacer literatura del juego mas emocionante del mundo. Eres nuestro Fontanarossa

Pasaba por aquí y me preguntaba si la Copa se va a llevar de paseo a Barcelona... Digo yo, que es lo normal, habiendo los catalanes salvado el Mundial, como lo han salvado con sus goles... O quizás no, ya sabemos cómo es Juanito, como Himawari, que todo lo que brilla, pa ella y na más que pa ella...

De acuerdo con Marcos. La clave está en Xavi. Es el cerebro, la mente, la inteligencia, el temple y la forma de estar de este equipo único. Dicho esto, lo que creo que hay que destacar es que en el ambiente de la selección reinan valores extraordinarios. Cuando se impone la humildad entre estos genios, no queda más que admirarles y ponerles de ejemplo. Que en una selección no puedas señalar una gran estrella porque hay 14 o 15 y las grandes estrellas (esos que pasarán a los anales) son más generosos y humildes que ninguno... es para enmarcarlo, para que no acabe nunca. Parece el mundo al revés, pero son reales. Ayer les vieron dos millones en Madrid. Que nos dure.

De acuerdo con todo lo dicho sobre Xavi. No tuve duda de que España ganaría a Alemania y, si no pasaba nada extraño, el mundial cuando leí la entrevista que le hacíais en este diario.
Qué temple, qué seguridad, qué claridad de ideas. Qué carácter. Y qué clase.
Ojalá hubieses nacido en la cantera del Valencia...

Casillas ha ganado un Mundial y le ha dado un beso a su novia. ¿Tú te crees que ha pensado como un machito? ¿También tenía pensado llorar? De Xavi mejor no hablar, ni Guardiola ni Cruyff le llegan a la suela de los zapatos. Dudo que haya habido un sólo jugador en la historia que haya transmitido un estilo de esa manera. Y por cierto, suena un poco raro, pero el mejor de España en el Mundial ha sido Busi, vaya con el chaval.

No creo que sea necesario perderse en conversaciones Bizantinas. Todo lo que rodea la polémica saldada con el beso es puro circo incluída la propia polémica. Aquí lo único importante es que España ganó un Mundial, se lo merecía, ganó el futbol, y ganamos todos, por lo menos los Españoles, los Holandeses ótro cantar. Sigo los mundiales desde que tengo 10 años, mi primer mundial fue el del 78, creo recordar una final emocionante, yo esperaba ver algo mejor de Holanda, sabía que no era la naranja mecánica, pero no pensé que llegasen a ese nivel de mal juego, de violencia y bajeza. Lo del árbitro me lo esperaba, otro pedazo de ..... me ahorro el adjetivo. Por lo tanto España consiguió el mundial luchando contra 11 energúmenos tramposos y contra un trío arbitral aún peor por consentirlo. en definitiva haciendo historia y creando leyenda. Si el equipo Español es digno merecedor de ser llamado campeón del mundo Holanda es digna merecedora de ser llamada triperdedora y unas cuantas cosas más. Saludos a todos.

Cruyff es Dios, Guardiola su profeta y Xavi... Xavi es como mínimo el hijo del profeta. El mejor centrocampista en activo del mundo y uno de los mejores de la historia. Un genio. Un jugador que es un equipo. Un jugador que es un estilo de jugar e incluso de hacer las cosas.

En cuanto al beso... Todo el asunto ese me parece una chorrada. La besó, ¿y qué? No creo que la carrera de ninguno de los dos se resienta por eso.

Enric, no crees que "The Times" usó con gran habilidad esa historia para estar en boca de todo el mundo. Yo creo que simplemente emplearon con humor una anécdota, y que nosotros nos lo hemos tomado un poco demasiado en serio. Pero bueno, pregunto porque tu conoces bien a los ingleses y las historias de Londres.

PD. Un blog magnífico y muy divertido. Gracias.

Yo no culpo a Casillas del famoso beso. Culpo a los (y las) que hablan de lo bonito y maravilloso que fue. El gesto en sí no tiene mayor importancia. Me preocupa, sin embargo, que pensemos que Telecinco puede utilizar a una periodista, ponerla como "cebo" para que se la coman los leones (los focos, las plumas y las cámaras de la prensa mundial) y que Casillas "pique" y muerda el anzuelo, y luego todos digamos que hizo muy bien mordiéndolo. Pudo haberlo hecho de otro modo. Por ejemplo, diciéndole a Sara en esa misma entrevista: "Para que luego digan que tú me distraías. Pues ya ves, campeones". Con eso, habría ayudado a promocionar la valía profesional de S. Carbonero. Además, ella tampoco parece encantada de que le estén pegando ese "morreo" en directo ante las cámaras. Y digo yo que antes de una cosa así, se pregunta... ¿o no?

Me parece una pena que no te enteres de nada.

¿Alguien dirá algún día que lo del beso de Casillas, aunque comprensible hasta cierto punto, fue un error? ¿Se paró él a pensar que, de ese modo, arruinaba la carrera y la credibilidad de Sara Carbonero como periodista (reducida ahora a la de un simple Pipi Estrada)? En su gesto había mucho de aquel mito del "machito" que le dice a la chica: "no te preocupes, cariño, que yo te pongo un piso y te retiro de todo esto". Lo dicho, que sea comprensible es una cosa, pero de ahí a que sea loable (como está diciendo todo el mundo) va mucho trecho.

Hola Enric, lamento que no pudieras disfrutar de la final. Gracias por tus artículos a lo largo de todo el mundial que me han entretenido y acompañado.

Xavi, Xavi, Xavi!

Quien iba a decir que ganar un Mundial era esto. Pasarse dos horas maldiciendo frente al televisor para después salir a la calle con una sonrisa de idiota dibujada en la boca que ya no se borrará en un par de días. Quien iba a decir que la partitura de la final de una Copa del Mundo sería escrita por un guionista moña de Hollywood de manera que el héroe acabaría besando a la guapa frente a unos espectadores con la lágrima a flor de piel. Porque muchos, tras ver al Gran Capitán, al Santo Azul, al Ángel Azul que ayer vistió de hierba, lanzarse sobre los labios de su amada, sólo puedieron debatirse entre el suspiro romántico y el tan español (quizá ya menos), ole tus cojones, Iker. Iker sigue siendo aquel chaval de 18 años al que la gloria le llegó dentro de una botella de colonia.
sigue en http://pornodarlelaespalda.blogspot.com/2010/07/hollywood.html

Quien iba a decir que ganar un Mundial era esto. Pasarse dos horas maldiciendo frente al televisor para después salir a la calle con una sonrisa de idiota dibujada en la boca que ya no se borrará en un par de días. Quien iba a decir que la partitura de la final de una Copa del Mundo sería escrita por un guionista moña de Hollywood de manera que el héroe acabaría besando a la guapa frente a unos espectadores con la lágrima a flor de piel. Porque muchos, tras ver al Gran Capitán, al Santo Azul, al Ángel Azul que ayer vistió de hierba, lanzarse sobre los labios de su amada, sólo puedieron debatirse entre el suspiro romántico y el tan español (quizá ya menos), ole tus cojones, Iker. Iker sigue siendo aquel chaval de 18 años al que la gloria le llegó dentro de una botella de colonia.
sigue en http://pornodarlelaespalda.blogspot.com/2010/07/hollywood.html

Gracias Enric por este regalo de blog

Quien iba a decir que ganar un Mundial era esto. Pasarse dos horas maldiciendo frente al televisor para después salir a la calle con una sonrisa de idiota dibujada en la boca que ya no se borrará en un par de días. Quien iba a decir que la partitura de la final de una Copa del Mundo sería escrita por un guionista moña de Hollywood de manera que el héroe acabaría besando a la guapa frente a unos espectadores con la lágrima a flor de piel. Porque muchos, tras ver al Gran Capitán, al Santo Azul, al Ángel Azul que ayer vistió de hierba, lanzarse sobre los labios de su amada, sólo puedieron debatirse entre el suspiro romántico y el tan español (quizá ya menos), ole tus cojones, Iker. Iker sigue siendo aquel chaval de 18 años al que la gloria le llegó dentro de una botella de colonia.
sigue en... http://pornodarlelaespalda.blogspot.com/2010/07/hollywood.html

Alguien, algún día, en algún lugar, escribirá un precioso texto sobre un jugador que acariciaba el balón, que movía los hilos de su equipo, que marcaba el tempo de la banda sonora del partido. Alguien, algún día, en algún lugar se acordará de Xavi, el mejor jugador de equipo de la historia.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal