Dibuje maestro

Sobre el blog

Enric González, corresponsal de EL PAÍS en Oriente Próximo y autor, entre otros libros, de Historias del Calcio escribirá durante el Mundial de Sudáfrica de futbolistas y de fútbol, "es decir, del juego más hermoso. Solamente de eso".

Archivo

julio 2010

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

05 jul 2010

Un paladar especial

Por: Enric González

La Egoteca debería poder consultarse en la Red. Ahora mismo me serviría de mucho: seguramente encontraría en ella no sólo ideas, sino alguna explicación del nuevo milagro alemán. La Egoteca es la obra completa de Pepe Comas, un gran periodista que encuadernó (25 tomos) todos sus artículos, muchos de ellos obras maestras, y le puso ese nombre. Pepe fue corresponsal en Alemania en tres épocas distintas: de 1981 a 1985, de 1994 a 1998 y de 2003 a 2008. Solía hacer unas crónicas admirables. A mí me parecía, sin embargo, que su mérito más singular consistía en su capacidad de disfrutar con el fútbol alemán. Y no me refiero sólo a la selección o a los partidos de altos vuelos, sino a un Bochum-Nuremberg, o un  Hertha-Wolfsburg: material para paladares preparados. El de Pepe era un paladar especial.

Los jugadores de Alemania celebran el tercer gol frente a Argentina
 

Pepe llegó a Alemania cuando aún brillaba el, para mí, último fogonazo de una era dorada de la “mannschaft” que abarcó desde mediados de los 60 hasta mediados de los 70. Es decir, la carrera de Franz Beckenbauer. Pero también de Günter Netzer, e incluso de Wolfgang Overath. El último fogonazo al que me refería fue la deslumbrante irrupción de Bernd Schuster en la Eurocopa de 1980.

Lo que vino luego tuvo éxito, pero ya no fue lo mismo. El fútbol de los Rumenigge, Matthaus y compañía desembocaba indefectiblemente en un cañonazo desde medio campo o en la cabeza de un tipo grandullón como Hrubesch. Era práctico y eficaz. Sólo eso. Los futbolistas alemanes de los 80 y los 90 me parecieron sobrevalorados. Salvaría a Klinsmann, que era irregular pero transmitía algo parecido a la alegría cuando jugaba. En su segunda etapa alemana, a mediados de los 90, Pepe se encontró con una selección seriamente mediocre, eliminada por Bulgaria en 1994 y por Croacia en 1998 (y aún así, ganadora de la Eurocopa en 1996).

Pepe Comas era capaz, sin embargo, de percibir y apreciar una cierta calidad estética en aquel fútbol industrioso y tenaz, del que conocía hasta los matices más íntimos. Alguna vez habíamos discutido sobre eso, y discutir con Pepe sobre una cuestión de las que dan sentido a la vida (para Pepe, el fútbol era una de esas cuestiones) constituía una actividad de alto riesgo: el hombre no sólo era inteligente y mordaz, tenía además un carácter explosivo.

Cuando Pepe se instaló en Alemania por tercera vez, empezaba a asomar una nueva generación de futbolistas: los Schweinsteiger, los Mertesacher, los Podolski, los Lahm. Durante el Mundial de 2006 escribió sobre ellos y sobre “la revolución de Klinsmann”, que ahora continúa Löw: velocidad, espacio, un solo toque, un fútbol grácil que no se parece en nada a un panzer ni a una cadena de montaje. El mismo Pepe reconocía que aquello podía ser el principio de algo importante.

Me gustaría conocer la opinión de Pepe Comas sobre este nuevo fútbol alemán, cuya floración empezó en 2006 y quizá esté ya cuajando. Él, que soportó estoicamente el juego trotón de Magath y cientos de salidas de Kahn con los pies por delante, disfrutaría mucho, supongo, viendo ahora a esta selección. También le encontraría alguna pega a la nueva mannschaft, porque la tiene, seguro. Al menos una: no es tan buena como será dentro de unos años. Lamento que Pepe, fallecido en 2008, no esté para contarlo.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 59 Comentarios

Alegría, alegría y alegría de ser español

Enric es el más inteligente de todos, el no va a hacer ningún tipo de referencias sobre los magos del balón,la división panzer, la naranja mecánica, la naranja digital u otras obviedades que ya ha dicho la prensa internacional y hemos dicho los foristas de su blog.
¿Qué podemos decir del seleccionado español? Que es el mejor, que juega como los equipos rioplatenses de los años 50' ( pelota al pie, dar el balón al compañero mejor ubicado, pensar cada jugada, ver que hace el rival etc.etc.).
Si Messi jugara para España estaríamos viendo goleadas con 3 o 4 goles de diferencia y ya estaríamos hablando de la selección sucesora del Brasil de Pelé. Por ahora es sólo el mejor equipo. Equipo, que no nos olvidemos ha perdido contra los rudimentarios jugadores suizos...

Enric es realmente dificil de comprender la falta de comentarios sobre la semi, no te gusto???, parecia en tu ultimo comentario que te sorprendio alemania.

Estoy descojonandome. Que hace un telediario abriendo con un pulpo abriendo una caja con comida. Como gracia está bien, pero abrir el telediario con esto me parece excesivo.

España ha jugado muy bien contra Alemania. Pero veo demasiada euforia. Espero que los jugadores estén con los pies en el suelo.

Se acabó el plazo, Enric González. Aunque publicase ahora mismo una entrada ahora en relación con la semifinal, no serviría. Hay un tiempo para cada cosa, y el tiempo para ese comentario ya pasó. Y con él, también el tiempo para cualquier otra entrada que decida publicar en lo que queda de mundial, 2 días. Muy decepcionante (a menos que haya causa de fuerza mayor).

en serio? ningún comentario de la semifinal?

en serio? ningún comentario de la semifinal?

Si la final fuera entre Brasil y Argentina, o entre Alemania y Holanda, ya habrías colgado un par de entradas nuevas, pero claro, ha ganado España y no sabes por dónde salir. Pues se siente.

Este blog ha estado muy bien, pero siendo creado para y por el mundial, me parece un poco mal que no escribas después de las semifinales, no si perdiste el interés o simplemente estas con asuntos mas interesantes, pero la verdad que ha sido una pena, en fin escribo para desquitarme un poco, porque viendo el percal, no creo ni que leas los comentario, pero por si acaso....

Este blog ha estado muy bien, pero siendo creado para y por el mundial, me parece un poco mal que no escribas después de las semifinales, no si perdiste el interés o simplemente estas con asuntos mas interesantes, pero la verdad que ha sido una pena, en fin escribo para desquitarme un poco, porque viendo el percal, no creo ni que leas los comentario, pero por si acaso....

Las féminas están ansiosas, quieren fútbol!!

Al igual que Lucía, estoy a la espera de una nueva entrega de Enric González en este su blog, si es que llega, si es que ha podido ver el partido de anoche. Hasta mi tío americano vio el gol de Carles Puyol (me llamó anoche para felicitarme y explicarme que vio algo extraordinario: un gol metido con la cabeza por un jugador español ¿Eso está permitido en el fútbol?¿Se había producido algo así anteriormente en este deporte?).

Otro aspecto que encuentro interesante del partido de anoche, o más bien después de finalizado el mismo: la elegancia, serenidad y sensatez de Joachim Löw, reconociendo sencillamente que la selección alemana fue inferior a la española, a la que alabó de forma llana y honesta.
Qué contraste con el plañidero Diego Armando Maradona, y la sucesión de psicodramas, rasgado de vestiduras y cortes de venas de tantos argentinos. Unos, los alemanes, dignos, caballerosos, fuertes, buscando mejorar a partir de una derrota; otros, los argentinos, insoportablemente llorones y autodestructivos. No sé si estos comportamientos son representativos de ambos colectivos nacionales, pero para bien de Argentina, espero que no sea así.
Y aún hay más lecturas: Por ejemplo, la igualmente fuerte mentalidad y personalidad demostrada por del Bosque, tanto en el planteamiento del (los) partido(s), como en sus reacciones tras la victoria de sus jugadores. Viendo la elegancia y serenidad que ha mostrado en la victoria, podemos estar seguros de que se hubiese desenvuelto con igual dignidad de haber sido derrotado. Nuestra confianza en la dignidad de este hombre se extiende también para el resultado, sea el que sea, de la final del domingo. Espero que el colectivo nacional (si es que existe como tal; lo digo porque algunos lo dudan, aunque no es asunto que me concierna) en España siga el día 11 la buena senda mostrada por Vicente del Bosque.

Nos hemos crecido ante Alemania, ahora a esperar esa ansiada final. Todos con LA ROJA!

¿Vas a comentar el partido de España contra Alemania o hay algo que te lo impide? El blog comenzó de forma inmejorable, prometía lucidez sobre el fútbol, literatura y reflexión bien temperada, pero poco a poco se ha ido desinflando, se te han visto las filias y las fobias demasiado claramente, lo que se prometía ingenio ha derivado en lugares comunes y cierto resquemor hacia la selección nacional, no sé si por selección o por nacional. En fin, espero que te haga reflexionar. Y la próxima vez intenta que se moderen los comentarios, tras el anonimato se oculta lo peor de cada cual. Suerte por Israel.

Qué baaaarbaro, che. Al final iba a tener razón el Pelusa cuando dijo que había que darle la copa a España y los demás a competir por el segundo puesto.

Se cumple la predicción de una final España-Holanda. Lo de hoy ha sido casi un calco de la final de la Eurocopa 2008. Los alemanes sí que habían aprendido de aquella derrota, pero, además de cuestiones puramente técnicas y tácticas, creo que ha flotado en el ambiente una especie de superioridad psicológica del equipo español (o inferioridad del alemán, que es exactamente lo mismo, pero dicho al revés), que tal vez tenga algo que ver con el mismo tipo de relación superior-inferior, o dominante-dominado, que permanece enquistada para siempre en las almas del domador y el animal domado.

¡Que baile!. El domingo, a ganar. Saludos desde Argentina. Vamos España!!!.

Yo aprendí a amar el fútbol con la selección de Alemania campeona del 74. Tenía 10 años y por vez primera veía partidos en TV. Nunca olvidaré un golazo de Breitner a Chile desde 40 metros, las salidas de Beckembauer, la elegancia de Overath y la resolución del torpedo Müller... Como madridista gozé de Gunter Netzer y de Breitner en mi equipo, y sentía miedo cuando nos teníamos que enfrentar al Bayern de siempre y al Borussia de Moenchengladbach de entonces... Pero ¿acaso ahora son superiores a nosotros? No sé lo que pasará esta noche, una de las grandezas del fútbol es la imprevisibilidad, pero lo cierto es que el fútbol español está en situación como menos de igualdad con cualquier otro. SUERTE y que gane la roja.

Yo aprendí a amar el fútbol con la selección de Alemania campeona del 74. Tenía 10 años y por vez primera veía partidos en TV. Nunca olvidaré un golazo de Breitner a Chile desde 40 metros, las salidas de Beckembauer, la elegancia de Overath y la resolución del torpedo Müller... Como madridista gozé de Gunter Netzer y de Breitner en mi equipo, y sentía miedo cuando nos teníamos que enfrentar al Bayern de siempre y al Borussia de Moenchengladbach de entonces... Pero ¿acaso ahora son superiores a nosotros? No sé lo que pasará esta noche, una de las grandezas del fútbol es la imprevisibilidad, pero lo cierto es que el fútbol español está en situación como menos de igualdad con cualquier otro. SUERTE y que gane la roja.

Enric, estoy esperando ansiosa que publiques algo sobre el partido de hoy.
Saludos desde Argentina.

Huyyyy que olor a KK hay en este foro.....
fdo. Al Ghandour.

Judas Tadeo, por los nombres que pones se nota que tienes realmente clara la formación titular del Barcelona ¿qué responderte? que con el Inter, an un partido no pudo, pero a los 16 que van al camp nou a defenderse cada temporada, los pasó por las armas. La nacional juega mal, y lo sabes. Peero como debes ser madridista, te conformas con que simplemente gane. Te entiendo.

Usted, señor Enric, nos hace trasmitir esa misma mezcla de extraño interés y curiosa afición por el gris (con tintes muy oscuros) futbol italiano.
Después de un año viviendo en Italia le puedo asegurar que entiendo su postura... pero no he podido tragarme entero ni un chievo verona- lecce ni un lazio-udinese por ejemplo.

Por otro lado, tras ver a la selección alemana bailar a la pobre Argentina, me rindo a sus piés. Ha vuelto la era Beckenbauer-Muller... que nos pillen confesados.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal