Viggo Mortensen con los saharauis

Por: | 24 de abril de 2015

FiSahara_02                Proyección en el campamento de refugiados de Dajla, Tindouf, Argelia

La magia del cine regresa al desierto del Sáhara. Del 28 de abril al 3 de mayo, FiSahara (Festival Internacional de Cine del Sáhara) celebra su decimosegunda edición en los campamentos de refugiados saharauis, en Tindouf, Argelia. Desde Madrid saldrá un avión con todo lo necesario para montar un festival de cine solidario. La pretensión de los organizadores es denunciar la situación que vive el pueblo saharaui desde hace décadas y luchar por una resolución justa y definitiva del conflicto del Sáhara Occidental. Un festival, en definitiva, que nace con vocación de desaparecer, o al menos con vocación de cambiar de ubicación, cuando el conflicto se resuelva.

 

Este año se dan cita estrellas internacionales como Viggo Mortensen, Ariadna Gil, Ooana Chaplin o Pepe Viyuela. También participará Nora de Cortiñas, co-fundadora y Presidenta de las Madres de Plaza de Mayo, ya que el tema principal de la presente edición es la Justicia Universal. Una semana en la que saharauis y visitantes compartirán cine, cultura del desierto, encuentros sobre derechos humanos y formación audiovisual a través de los talleres que se organizan desde los inicios del certamen.

Viggo-mortensen        Viggo Mortensen es uno de los actores que se darán cita en la presente edición de FiSahara

Mortensen presentará su última película, Loin des Hommes (Lejos de los hombres), basada en un relato de Albert Camus, mientras que Viyuela actuará junto con el grupo Pallasos en Rebeldía. Por su parte, Nora de Cortiñas participará en la mesa redonda sobre Verdad y Justicia junto con cineastas y activistas pro derechos humanos y la organización AFA-PREDESA, que representa a familiares saharauis de víctimas de desapariciones.

El festival abordará el papel del cine en la lucha por la justicia y contra la impunidad con películas como la premiada Granito de arena: Cómo atrapar a un dictador (dir. Pamela Yates) sobre la lucha por la justicia tras el genocidio del pueblo Maya en Guatemala; Testigos de la memoria (dir. Eztizen Miranda) sobre la exhumación de fosas comunes en el Sahara Occidental y Verdades Verdaderas: La Vida de Estela, que cuenta la vida de Estela de Carlotto, fundadora de Abuelas de la Plaza de Mayo.

Como en otras ediciones, el público infantil podrá disfrutar de películas como Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo de Javier Fesser, y el festival ofrecerá proyecciones de ficción como la aclamada comedia libanesa Ghadi de Amin Dora, Timbuktu, de Abderrahmane Sissoko (que será presentada por el actor Salem Dendou), Theeb del jordano Naji Abu Nowar y Paradise Now, del palestino Hany Abu-Assad.

FiSahara_01                                                                                Cartel de FiSahara

 La emblemática sección de temática saharaui, que contará con la presencia de la mayoría de sus directores, incluirá una selección de cortometrajes del alumnado de la Escuela de Formación Audiovisual Abidin Kaid Saleh y películas como Carta a Obama del director saharaui-argelino Mohamed Mhamdi, Coria y el Mar de la española Diana Nava, La Rosa del Desierto del español Emilio Alonso, Musawat del venezolano Darwin Kikó Cañas, La Espera es la Vida de la brasileña Iara Lee, Soukeina de la española Laura Sipán y La Güera mi Pueblo Olvidado del italiano Gilberto Matromatteo.

"Quienes vienen a FiSahara se enamoran de la cultura saharaui; de sus familias de acogida; de la experiencia de ver con ellas cine bajo las estrellas. Saben que su presencia en el festival ayuda a sacar de la invisibilidad y del olvido a un pueblo que lucha pacíficamente por el derecho a volver a su tierra libre.", asegura Maria Carrión, Directora ejecutiva de FiSahara.

Cartel-Coria-                        Cartel de Coria y el mar, de Diana Nava, película presente en el festival

Además, FiSahara se celebra en fechas clave para el futuro del Sahara Occidental, a punto de cumplirse 40 años de la invasión y ocupación marroquí y coincidiendo con una reunión crucial del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el futuro del Sahara Occidental a finales de abril. Se espera que la ONU anuncie la votación durante las fechas del festival, de este modo, las  autoridades saharauis se hallarán presentes en el campamento de Dajla para ofrecer las primeras reacciones a los medios de comunicación.

Respecto a los talleres, FiSahara organiza uno de Videoactivismo y Derechos Humanos, impartido por Nahla Mohaker, cineasta sudanesa y formadora audiovisual de WITNESS. Pamela Yates y Paco de Onís, cineastas especializados en documentales sobre derechos humanos y la lucha global por la justicia que presentan Granito de arena en el festival, impartirán una Masterclass sobre el impacto social del cine. El realizador Javier Allegue se encargará de Cineastas en el Desierto, dedicado a las mujeres saharauis que quieran capacitarse en nuevas tecnologías. El rapero saharaui Yslem ofrecerá a jóvenes saharauis el taller Música para la resistencia enfocado a crear una pieza de hip-hop para el festival. El Colectivo Zaytoungang, originario del campamento palestino de Yarmouk (Siria), realizará una nueva edición del taller de creación del videojuego Zaytoun: El pequeño refugiado sobre refugiados y desplazados. Por último, Susana Albarrán de AMARC se encargará de formar en Radio y Derechos Humanos.

Los invitados y asistentes al Festival se alojarán en las jaimas de las propias familias saharauis, donde podrán disfrutar de la hospitalidad de este pueblo. La proyección de las películas tendrá lugar en pantallas gigantes al aire libre, bajo las estrellas del desierto.

Hay 1 Comentarios

no sabía que en los campamentos de refugiados saharauis se realizaban festivales de cine, no me lo hubiera imaginado nunca, ni por asomo.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Y… ¿dónde queda el Sáhara?

Sobre el blog

Intentar mostrar la riqueza de la cultura saharaui. Ese es el objetivo de este espacio. Una cultura nacida de la narración oral, de los bellos paisajes del desierto, de las vidas nómadas y el apego a la tierra, de su origen árabe, bereber y musulmán, de sus costumbres únicas y de la relación con España que se remonta a más de un siglo. Una cultura vitalista, condicionada por una historia en pelea por la supervivencia desde 1975. Coordina Sukeina Aali Taleb

Sobre los autores

Sukina Aali-Taleb Hija del exilio, Sukina Aali-Taleb nació en Madrid por casualidad, de padre saharaui y madre gallega. Es miembro del grupo de escritores La Generación de la Amistad Saharaui y coautora del libro "La primavera saharaui, los escritores saharauis con Gdeim Izik", tras los acontecimientos de El Aaiún, en 2010. Periodista y profesora de Lengua Castellana y Literatura en institutos públicos de Madrid. Como no puede ser de otra manera, apoya al Frente POLISARIO en proyectos de ayuda a su pueblo, refugiado y abandonado a su suerte en Tinduf (Argelia), desde hace cuatro décadas.

Roberto MajánRoberto Maján, ilustrador. Le gusta decir que fue el último humano nacido en su pueblo; piensa que eso lo hace especial. Y que su abuela se empeñó en llamarle Roberto en memoria de Robert Kennedy asesinado cuatro días antes. En la época en que nació y se bautizó, el Sahara era español, en el mal sentido de la palabra. El lo sabía por las cartas que recibía de su tío Ramón, destinado allí en su servicio militar. Los sellos que las franqueaban prefiguraron el universo imaginario que tratará de recrear en las imágenes de este blog.

Bahia Mahmud Awah Bahia Mahmud Awah. Escritor, poeta y profesor honorario de Antropología Social en la Universidad Autónoma de Madrid, natural de la República del Sahara Occidental. Nacido en los sesenta en la región sur del Sahara, Tiris, la patria del verso y los eruditos. Cursó estudios superiores entre La Habana y Madrid, donde reside. Pertenece al grupo de Escritores Saharauis en lengua castellana.

Willy Veleta Willy Veleta. Willy Veleta consiguió su licenciatura de periodismo de una universidad estadounidense (ahí queda eso) y ha trabajado en todos los canales privados de TV en España… de los que huyó cuando se dio cuenta de que querían becarios guapos. Ahora es profesor de periodismo en inglés y prepara su tercer libro, una novela sobre los medios.

Liman Boicha Liman Boicha. Se licenció en Periodismo en la Universidad de Oriente en Cuba. Después de una larga ausencia regresó a los campamentos de refugiados saharauis y durante cuatro años trabajó en la Radio Nacional Saharaui. Actualmente reside en Madrid. Ha publicado Los versos de la madera y ha participado en varias antologías de poesía saharaui: Añoranza, Um Draiga, Aaiún, gritando lo que se siente, entre otras. Forma parte del grupo poético Generación de la Amistad Saharaui y es miembro de la Asociación de Escritores por el Sahara-Bubisher.

Larosi Haidar Larosi Haidar. Tras el alto el fuego, se instaló en Granada, donde se licenció y doctoró en Traducción e Interpretación. Actualmente es profesor de esta misma disciplina en la Universidad de Granada y ha publicado varios trabajos relacionados con la cultura saharaui. También ha participado en varias antologías de poesía saharaui.

1000 voces para un poema

01

Texto: Mohamidi Fakala, escritor y periodista saharaui desde su exilio en los campos de refugiados saharauis en el sur de Argelia.

En comparación con otros vientos, el siroco [1] (el proceso de lucha saharaui)  cubre el rostro tanto de día como de noche en un acelerado encuentro con el litoral atlántico, en el que pierde la euforia devastadora que traía del desierto. Asegura la leyenda que no pasaría inadvertidamente sin que sus brazos de gravilla dejaran máculas sobre paredes, pedregales, hombres y matorrales. En su viaje frenético agrieta la costra y levanta el remolino a soplo de efecto sarguia [2] (reaccionario mundo árabe) que se granjea en el pulso de la pobre vegetación del desierto.

En efecto, es el fenómeno natural omnipresente en la vida de los hombres de las nubes y de los vientos. Es la sucesión del tiempo en su propio efecto. Los pobres habitáculos y jaimas del Sahara se levantan en contratiempo para poder seguir erguidas, con el temor a ser atragantadas por la fina arena en un proceso de recesión a causa del embate de los caprichos de los colores del viento. Sin desmesura, caravanas y ciudades del desierto fueron llevadas por el espejismo de la arena, la soledad y el silencio de este gran imperio (la dictadura de la monarquía marroquí) donde no cabe la duda, la traición ni la mentira.

Ver todos los fragmentos »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal