Diario de viaje - Entre arenas (I)

Por: | 15 de enero de 2016

Entre arenasI_01
Encuentro de los artistas en la Escuela de Artes Saharaui

Por Federico Guzmán

4 de octubre de 2015. Artistas vascos y saharauis en los campamentos de población refugiada saharaui de Tinduf.

Mi nombre es Federico Guzmán y soy un artista de Sevilla. El cuatro de octubre de 2015 he iniciado un viaje con dos artistas vascos, el coreógrafo Ibon Salvador y el escultor Karlos Martínez, al campamento de población refugiada saharaui de Bojador, cercano a Tinduf (Argelia). Un comité de las residencias artísticas Entre Arenas/Hondar Artean, incluidas en el Faro de la Paz de Donostia/San Sebastián Capital Europea de la Cultura 2016, ha seleccionado a estos artistas para que trabajen en colaboración con el realizador Ahmed Omar y la artista visual Nasra Sidi Azman durante el mes de octubre en los campamentos saharauis de Tinduf. Viajo en calidad de co-director artístico de este experimento intercultural. Espero que mi experiencia de ocho años viajando al Sáhara con iniciativas de arte y activismo pueda ser útil acompañando a l+s artistas y facilitando su trabajo sobre el terreno. He ido tomando notas a modo de diario con las que he elaborado este informe con un criterio personal e independiente, siempre en diálogo con mis compañer+s. Son notas de un viaje compartido que se extiende en el tiempo, y que está resultando una emocionante convivencia de conocimiento y amistad.

¡Marhaba Donostia 2016! El pueblo saharaui nos ha dado una cálida y respetuosa bienvenida al campamento de población refugiada de Bojador. Desde la primera vez que lo escuché, siempre me ha fascinado el prolongado y atento saludo beduíno que los hombres y mujeres saharauis se profesan cuando se encuentran en el desierto. Constituye un verdadero reconocimiento de la humanidad de quien tienes delante, encarna un profundo saber de vida y era el sistema de comunicación ancestral de los nómadas que se movían libremente por el territorio, y ahora se ven forzosamente asentados en este indefinido exilio. Hemos llegado a la Escuela Saharaui de Artes, un oasis de cultura en el austero paisaje arenoso de la hamada argelina. En la Escuela nos han recibido Charo Escobar, arquitecta y coordinadora de la Escuela, y Liasaa Lebsir, director de la ESA. Mientras esperamos a Nasra y Ahmed, contemplamos los trabajos de l+s alumn+s, pinturas, murales, cerámicas, caligrafía árabe, la modesta biblioteca y una bien equipada sala de internet. El espacio es luminoso y lleno de colores. Charo nos explica los detalles constructivos de la obra, inaugurada hace dos años y financiada por la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla y la Agencia de Cooperación Internacional de la Junta de Andalucía. Construida por una cuadrilla local, la Escuela está formada por espaciosas aulas, techos altos, cúpulas decoradas y amplios ventanales. Todo calculado a ojo y cimentado sobre una sólida plataforma de hormigón para la única escuela de arte en un campamento de refugiados del mundo.

Entre arenasI_02
Ahmed Omar e Ibon Salvador


Conociendo a Karlos e Ibon
Durante el viaje de Madrid a Tinduf he tenido tiempo de conversar y empezar a conocer a Karlos e Ibon, dos personas cordiales e inteligentes, en la treintena, que se desempeñan como artistas, y han trabajado anteriormente en contextos culturales diferentes, Ibon en Portugal y Brasil y Karlos en Marruecos y Austria. En las repetidas fichas de inmigración que hemos ido rellenando en los aeropuertos de Argel y Tinduf, Ibon pone en el apartado profesión: coreógrafo. Uno de los policías argelinos le ha preguntado “Qu'est ce que c'est?“ Nos hemos sonreído con complicidad. Aunque Ibon es muy extrovertido, quizás no es el momento de extenderse en que trabaja, “más allá de la danza, con el cuerpo psicofísico expandido en su dimensión comunitaria, colaborativa, interdependiente”. Ibon tiene una rica experiencia en el trabajo colectivo “a través de herramientas de traducción, perversión, re-versión e impersonalización, generando comunidades momentáneas que evidencian como un+s nos pertenecemos a los otr+s”1.

 

Entre arenasI_03
Karlos Martínez y Nasra Sidi Azman


Por su parte, Karlos me ha ido contando el proyecto en que ha elaborado piezas textiles con mujeres beréberes en el Atlas marroquí, que luego ha integrado en esculturas e instalaciones. Creo que su experiencia y sensibilidad van a ayudar a tejer una interesante conversación con Nasra, la joven artista plástica saharaui con la que va a trabajar en binomio. Karlos es un artista interdisciplinar enfocado en los procesos escultóricos. Como me explica, su “trabajo se basa en la relectura de las vanguardias históricas; de su influencia en las prácticas artísticas posteriores, de las contradicciones históricas a las que se vieron expuestas y de su inserción en el tejido contemporáneo”2. Karlos tiene un extenso conocimiento de las narrativas artísticas y su conversación es interesante y divertida. Además compartimos algo propio: se queda a veces callado, meditativo, como cargando las baterías. Intuyo que en el desierto vamos a aprender también mucho de la magia del silencio.

1 Ibon Salvador. Carta de motivación para la candidatura a las residencias Entre arenas, 2015.
2 Karlos Martínez. Dossier para la candidatura a las residencias Entre arenas, 2015.

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Y… ¿dónde queda el Sáhara?

Sobre el blog

Intentar mostrar la riqueza de la cultura saharaui. Ese es el objetivo de este espacio. Una cultura nacida de la narración oral, de los bellos paisajes del desierto, de las vidas nómadas y el apego a la tierra, de su origen árabe, bereber y musulmán, de sus costumbres únicas y de la relación con España que se remonta a más de un siglo. Una cultura vitalista, condicionada por una historia en pelea por la supervivencia desde 1975. Coordina Sukeina Aali Taleb

Sobre los autores

Sukina Aali-Taleb Hija del exilio, Sukina Aali-Taleb nació en Madrid por casualidad, de padre saharaui y madre gallega. Es miembro del grupo de escritores La Generación de la Amistad Saharaui y coautora del libro "La primavera saharaui, los escritores saharauis con Gdeim Izik", tras los acontecimientos de El Aaiún, en 2010. Periodista y profesora de Lengua Castellana y Literatura en institutos públicos de Madrid. Como no puede ser de otra manera, apoya al Frente POLISARIO en proyectos de ayuda a su pueblo, refugiado y abandonado a su suerte en Tinduf (Argelia), desde hace cuatro décadas.

Roberto MajánRoberto Maján, ilustrador. Le gusta decir que fue el último humano nacido en su pueblo; piensa que eso lo hace especial. Y que su abuela se empeñó en llamarle Roberto en memoria de Robert Kennedy asesinado cuatro días antes. En la época en que nació y se bautizó, el Sahara era español, en el mal sentido de la palabra. El lo sabía por las cartas que recibía de su tío Ramón, destinado allí en su servicio militar. Los sellos que las franqueaban prefiguraron el universo imaginario que tratará de recrear en las imágenes de este blog.

Bahia Mahmud Awah Bahia Mahmud Awah. Escritor, poeta y profesor honorario de Antropología Social en la Universidad Autónoma de Madrid, natural de la República del Sahara Occidental. Nacido en los sesenta en la región sur del Sahara, Tiris, la patria del verso y los eruditos. Cursó estudios superiores entre La Habana y Madrid, donde reside. Pertenece al grupo de Escritores Saharauis en lengua castellana.

Willy Veleta Willy Veleta. Willy Veleta consiguió su licenciatura de periodismo de una universidad estadounidense (ahí queda eso) y ha trabajado en todos los canales privados de TV en España… de los que huyó cuando se dio cuenta de que querían becarios guapos. Ahora es profesor de periodismo en inglés y prepara su tercer libro, una novela sobre los medios.

Liman Boicha Liman Boicha. Se licenció en Periodismo en la Universidad de Oriente en Cuba. Después de una larga ausencia regresó a los campamentos de refugiados saharauis y durante cuatro años trabajó en la Radio Nacional Saharaui. Actualmente reside en Madrid. Ha publicado Los versos de la madera y ha participado en varias antologías de poesía saharaui: Añoranza, Um Draiga, Aaiún, gritando lo que se siente, entre otras. Forma parte del grupo poético Generación de la Amistad Saharaui y es miembro de la Asociación de Escritores por el Sahara-Bubisher.

Larosi Haidar Larosi Haidar. Tras el alto el fuego, se instaló en Granada, donde se licenció y doctoró en Traducción e Interpretación. Actualmente es profesor de esta misma disciplina en la Universidad de Granada y ha publicado varios trabajos relacionados con la cultura saharaui. También ha participado en varias antologías de poesía saharaui.

1000 voces para un poema

01

Texto: Mohamidi Fakala, escritor y periodista saharaui desde su exilio en los campos de refugiados saharauis en el sur de Argelia.

En comparación con otros vientos, el siroco [1] (el proceso de lucha saharaui)  cubre el rostro tanto de día como de noche en un acelerado encuentro con el litoral atlántico, en el que pierde la euforia devastadora que traía del desierto. Asegura la leyenda que no pasaría inadvertidamente sin que sus brazos de gravilla dejaran máculas sobre paredes, pedregales, hombres y matorrales. En su viaje frenético agrieta la costra y levanta el remolino a soplo de efecto sarguia [2] (reaccionario mundo árabe) que se granjea en el pulso de la pobre vegetación del desierto.

En efecto, es el fenómeno natural omnipresente en la vida de los hombres de las nubes y de los vientos. Es la sucesión del tiempo en su propio efecto. Los pobres habitáculos y jaimas del Sahara se levantan en contratiempo para poder seguir erguidas, con el temor a ser atragantadas por la fina arena en un proceso de recesión a causa del embate de los caprichos de los colores del viento. Sin desmesura, caravanas y ciudades del desierto fueron llevadas por el espejismo de la arena, la soledad y el silencio de este gran imperio (la dictadura de la monarquía marroquí) donde no cabe la duda, la traición ni la mentira.

Ver todos los fragmentos »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal