La sexta

Por: | 31 de octubre de 2011

Brasil se convertirá este año en la sexta economía mundial, según publicó ayer el periódico Folha de S. Paulo a partir de datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de las consultoras Economist Intelligence Unit y Business Monitor International. Se supone que la primera economía latinoamericana superará en tamaño a Reino Unido, que quedará entonces en séptimo lugar. El FMI ha recortado las perspectivas de crecimiento de ambos países en 2011, pero Brasil se expandirá 3,8% y la economía británica, 1,1%.

Embraer

Brasil era la décima economía del mundo en 2008, pero la crisis mundial que estalló aquel año permitió que subiera ya tres escalones y dejará empequeñecidas a Italia, España y Canadá. Ahora puede llegar el turno de Reino Unido, la que fuera la mayor potencia mundial hasta el siglo XIX.

Brasil será junto con México y Argentina los que lleven la voz de Latinoamérica a la cumbre del G20 del jueves y viernes próximos en Cannes. En 2010, mientras la economía brasileña era la séptima del mundo, la mexicana se situaba en 13° lugar y la de Argentina, en 27° puesto.

Argentina dejó de ser la tradicional tercera economía latinoamericana. Venezuela la superó. El PIB del país de Hugo Chávez es ahora el 26° del planeta.

La quinta economía latinoamericana se llama Colombia, con el puesto 34° en el mundo. Después vienen Chile (42° en la clasificación global) y Perú (50°).

Como presidenta de la primera potencia latinoamericana, Dilma Rousseff llevará a Cannes diversas posiciones sobre los conflictos de la economía global: la defensa de los controles del flujo de capitales –el gigante sudamericano sigue bregando contra una guerra de devaluaciones-, el rechazo a medidas que provoquen otra recesión mundial –hay países europeos con poco margen para instrumentar una política contracíclica, pero otros, como Alemania, la podrían hacer, pero su ortodoxia económica se lo impiden, según analistas-, el apoyo a políticas de creación de empleo, el análisis de un eventual aporte de Brasil al fondo de rescate europeo a través del FMI –antes este país en vías de desarrollo era el que requería salvatajes del Fondo- y la reclamación a la eurozona de que solucione de una vez sus problemas de deuda soberana.

Hay 1 Comentarios

Pues a mi me resulta increíble, además de un desproposito, que Brasil pueda - y se lo pidan - aportar recursos al FMI, institución bajo la cual estuvo tanto tiempo.
Es cómo se lo pidieran la devolución de los préstamos, a intereses escorchantes y condiciones desfavorables, de un modo disfrazado.
Utilizar la pólvora ajena.
Lo que hay que ver - y leer.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) y Vaca Muerta (Planeta) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal