Experiencias venezolanas

Por: | 28 de diciembre de 2011

Después de conseguir la reelección en octubre pasado, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se ha propuesto por todos los medios evitar una devaluación del peso. Su Gobierno ha restringido la compra de dólares a solo aquellos que pueden justificar sus ingresos en Hacienda, ha pedido informalmente a los importadores que retrasen compras o el pago de las mismas y ha solicitado a las multinacionales que suspendan el giro de utilidades a sus casas matrices. Así es que ha logrado mantener la cotización del peso casi sin cambios respecto del dólar, que se ha fortalecido frente a las monedas de casi todo el mundo, incluidas las latinoamericanas.

Hugo-Chávez-Cristina-Kitchnner

Un reciente informe del Estudio Bein, de Argentina, comenta  los nuevos controles cambiarios de este país y a propósito de ello recuerda qué ha sucedido con medidas similares en Venezuela. La consultora del economista Miguel Bein, exsecretario de Política Económica de Argentina, advierte que la diferencia es que el país de Hugo Chávez impuso restricciones sin bajar la inflación, mientras que el de Fernández por lo menos en principio pretende reducir en 2012 el ritmo de crecimiento de los salarios, el gasto público y la emisión monetaria. “Salvando las diferencias diametrales en cuanto a seguridad jurídica y calidad institucional, el camino de regulación financiera adoptado por Venezuela a partir de 2003, restableciendo el control de cambios a través de la creación de la oficina del CADIVI (Comisión de Administración de Divisas) para contener la formación de activos externos del sector privado vía la limitación de la compra de dólares, fuga de capitales, pago de dividendos y pago de importaciones no indispensables es una hoja de ruta para interpretar su efectividad cuando los dólares de la cuenta corriente se agotan y no prospera la moderación en la nominalidad de la economía”, explica el reporte de Bein.

Venezuela creció al ritmo de China, 10,5% anual, entre 2004 y 2008, mientras eran muy altos los precios del petróleo (que supone el 90% de las ventas externas y la mitad de los ingresos fiscales del país caribeño). La inflación era del 20,8% anual y los tipos de interés reales negativos. Subían los salarios al 21,5% en términos de dólares, crecían las importaciones y salían capitales, a pesar de los controles vigentes. La brecha entre la cotización oficial del bolívar y la del mercado negro era del 90% promedio entre 2005 y 2009.

Pero el valor del barril de petróleo se desplomó de 147 dólares a solo 33 cuando quebró el banco Lehman Brothers, en octubre de 2008. La diferencia entre la cotización oficial y la paralela se amplió al 208% en agosto de 2009. Venezuela perdió 12.795 millones de dólares en reservas internacionales. En enero de 2010, el Gobierno autorizó una devaluación: la moneda estadounidense pasó de cotizar a 2,15 bolívares en el mercado oficial a 4,30. Se licuó el poder adquisitivo de las nóminas, cayeron las importaciones, mientras los ingresos fiscales se fortalecieron por las exportaciones de petróleo, que cotizan en dólares. Así es que la economía decreció el 3,2% en 2009, en sintonía con la recesión mundial, y el 1,5% en 2010, a pesar de la recuperación generalizada en el resto de Latinoamérica.

Bein recuerda que la inflación se elevó al 27,8% anual, los salarios pasaron a crecer menos que la tasa de devaluación y la economía retomó el crecimiento en 2011, aunque un ritmo más lento que antes de la recesión (3,5%). El informe de la consultora argentina señala que, dado el alto coste político de una fuerte depreciación de la moneda, el Gobierno de Fernández está preocupado ahora en reducir el ritmo de aumento de las variables fiscales, monetarias y salariales.

“Un detalle no menor es que Venezuela también tiene abierta la cuenta capital a través de mecanismos no convencionales aprovechando la enorme brecha cambiaria (entre los mercados oficial y paralelo) para financiar al Gobierno y al mismo tiempo financiar parcialmente la demanda de activos externos”, señala el documento de Bein. “El esquema tiene como actores principales al Tesoro, a los bancos locales y al Banco Central de Venezuela. El Tesoro emite deuda en moneda extranjera a los bancos al tipo de cambio oficial, títulos que luego son revendidos en el mercado local por los bancos vía la oficina del SITME (Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera), aprovechando la brecha cambiaria entre el dólar oficial (4,30 bolívares) y el dólar SITME (5,30 bolívares) y estabilizando la demanda de dólares de los agentes privados que finalmente terminan vendiendo estos títulos para hacerse de moneda dura. Con este mecanismo, el Gobierno de Venezuela ha encontrado un nuevo canal de financiamiento adicional al ingreso de los petrodólares y a la monetización del Banco Central de Venezuela. Desde 2009 lleva colocados 37.000 millones de dólares, generando junto con la devaluación de la moneda una duplicación en el ratio deuda pública/PIB, que pasó de 24,6% en 2008 a 50,8% en 2011”, concluye Bein.

Hay 8 Comentarios

María Ester Correa, quiero fumar de lo mismo que fumás vos! Y si no fumás nada sos muy crédula e ingenua. Va con onda!

Los postulados comunistas son:
1. Socialización de los medios de producción.
2. Eliminación de Clases sociales.
3. Distribución de los bienes de consumo según las necesidades de cada quien.
Lo cierto es que con la actitud descrita en el artículo arriba mencionado el Gobierno de Hugo Chávez justamente lo contrario a los postuladors comunistas:
1. Convierte a los Bancos en medios de producción de divisas de forma indirecta.
2. Eso contribuye a distanciar la brecha entre ricos y pobres, ya que quien accede a comprar moneda dura es quien tiene dinero en efectivo (metálico).
3. Crea un medio de consumo a tipico.
En vez de, crear fuentes de trabajo con la transformación de la materia prima, inversión y fomento de la inventiva; tecnología, incentivar la iniciativa privada, incentivar el consumo de lo hecho en casa, etc.
Es decir, está creando parásitos...

argentina y brasil tienen más intereses en la ampliacion del mercosur dentro de latinoamerica y en su vinculacion con otros bloques internacionales .la economia argentina tiende mas hacia un acercamiento al bloque norteamericano TLC

otra diferencia entre caracas y argentina, es que vza no es socia de mercosur,

Otro tema que es importante destacar, es que Argentina desde 2003 tiene crecimiento sostenido, cosa que lo posiciona en los primeros lugares, despues de uruguay.
La inflación tiene que ver con mejoras a nivel de ingresos, y una demanda que supera la oferta. La oferta va a ser mayor en la medida de inversiones de ganancias, de alli las medidas de liquidación de divisas, de control cambiario y de un dolar administrado. Lo cierto es que si comparamos a la Argentina con Venezuel, en primer todas las comparaciones son odiosas, ya que solo se pueden comparar cosas iguales o parecidas, argentina y venenzuela no tienen la misma realidad, la idosincracia, etc.
Ni la realidad es la que pinta Vidal Verona, que se ve que vive en otro pais, y que no debe haber vivido la debacle del 2001.
Argentina está en el G-20 y vasta ver los números no del Indec sino de la CEPAL para darse cuenta que lo que dice que argentina es mas pobre que en el 2001 aparte de ser un comentario sin ninguna rigurosidad cientifica es una falacia que raya con el resentimiento. .

Implementar esta medida en España... Esto es lo que pienso. Salir de la crisis, cuando los argentinos están logrando superar un "corralito", asumiendo una deuda externa que debería compararse con el PIB para que otros tomasen ejemplo.
Califica la política vida verona de bipolar. Y yo me pregunto: ¿Existe alguna otra forma?¿Se puede gobernar contra el poder sin provocar violencia? Quiero decir: otros ni siquiera lo intentan ni en el ámbito institucional pese a ser de naturaleza democrática y pública.
Lo que se ha conseguido gracias a la UNASUR ha sido histórico. Se han evitado dos golpes de estado: uno contra Bolivia y otro contra Honduras.
Es importante desde el punto de vista del derecho y también para la vida socio-económica de un país, que el Presidente de un país cuya economía emerge, sea mujer. Que se entregue a todos porque comunica para ser entendida por todos. Incentiva, anima...Vuelve a resurgir una clase media. De acuerdo, todavía el sistema crediticio está congelado, hay problemas socio-ambientales (minería,etc)... Pero ¿mentir? ¿Quien habló claro sobre las aerolíneas? Todas son deficitarias. Y se ha visto recientemente con AMR, matriz de American Airlines...
Te refieres a bipolaridad en lugar de a interdependencia, que entiendo sería más correcto

Este panorama no es asi en argentina, todo lo contrario, nuestro crecimiento este año ha sido 8,1 y el próximo por el contexto mundial se ha fijado en 5,4%, que puede llegar a 6.
La incidencia de la deuda en el PBI es la mas baja de la historia., 27%.
El Banco Central ha recuperado en una semana parte de los dólares que se fueron en la ultima corrida cambiaria.
Se llegó a cotizar en el mercado negro el dolar a casi $ 5 y el oficial está en 4,35.
Hoy el dolar está en ese mismo monto, no hubo devaluación, se recuperaron reseservas, y el dolar negro hoy esta cotizando un poquito arriba del oficial.
Las medidas politicas que se han tomado en este ultimo trimestre han desacelerado los precios, y el consumo sigue alto, los salarios se siguen ajustando segun una inflación menor al del 2010, con un tope del 18% anual.
La dueda externa se seguirá pagando con reservas, y no se ha emitido bonos de deuda, porque no tenemos endeudamiento externo.
El panorama es muy distinto.

Argentina ya supera a Venezuela en inflacion y fuga de divisas,los ricos argentinos tienen el dinero en Suiza y Argentina ahora es mas pobre que en 2001 aunque el gobierno de la bipolar sigue mintiendo al pueblo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) y Vaca Muerta (Planeta) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal