No todas las inversiones extranjeras dan lo mismo

Por: | 14 de mayo de 2012

Ahora que se ha nacionalizado Bankia y crece el riesgo de una crisis bancaria en la eurozona uno de los riesgos para Latinoamérica radica en que las casas matrices reduzcan sus activos en Latinoamérica para recapitalizarse. Uno de los medios que tienen las filiales de los bancos europeos para auxiliar a sus casas centrales radica en el creciente giro de beneficios. Precisamente, sobre este asunto de la creciente repatriación de utilidades de la inversión extranjera hizo referencia la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en su informe anual sobre capitales foráneos en la región, que se difundió a principios de mayo.

 

El aumento del giro de ganancias se acentuó desde 2004, cuando las inversiones extranjeras, que sobre todo llegaron a Latinoamérica en los 90, comenzaron a dar sus frutos en un contexto de una economía boyante. Este hecho “recuerda que la inversión extranjera directa no es un flujo unidireccional”, señala la CEPAL. Las rentas que han sido transferidos a los países de origen se incrementaron desde 20.000 millones de dólares anuales entre 1998 y 2003 a 84.000 millones entre 2008 y 2010, lo que ha favorecido los déficits de cuenta corriente, que es donde se computan estos egresos de divisas de un país. “Por ello se hace más urgente evaluar aspectos cualitativos de la inversión extranjera directa, como su capacidad para desarrollar sectores estratégicos, transformar la estructura productiva, acumular conocimiento y contribuir al incremento y la calidad del empleo”, opina el organismo de la ONU que dirige la mexicana Alicia Bárcena.

La estructura productiva latinoamericana, tradicionalmente vinculada a las materias primas, se puede renovar en la medida en que no solo lleguen los capitales necesarios para extraer hidrocarburos o minerales sino sobre todo si arriban inversiones industriales y de servicios. El documento de la CEPAL señala que la inversión extranjera directa refuerza la especialización productiva de América Latina. En 2011, el 57% de la inversión extranjera directa recibida por América del Sur excepto Brasil se dirigió al sector de recursos naturales; el 36%, a servicios y el 7%, a manufacturas. En cambio, el 7,8% de la percibida por México, el istmo centroamericano y el Caribe se orientó a materias primas; el 39,7%, a la industria y el 52,5%, a servicios. En Brasil, los sectores de manufacturas y servicios recibieron el 46,4% y el 44,3%, respectivamente, mientras los recursos naturales, el 9,2%.

La remisión de beneficios ha sido en particular importante en Chile, desde donde se repatrió el 20% de las utilidades latinoamericanas entre 2008 y 2010. En cambio, en ese periodo cayó el giro desde México, muy afectado por la Gran Recesión de EE UU, y Venezuela, donde además de la crisis mundial influyeron las restricciones que impuso el Gobierno de Hugo Chávez a estas transferencias. Desde el año pasado, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner también ha presionado a las empresas en Argentina, incluida Repsol, para que no repatriaran ganancias y el Banco Central ha prohibido que en 2012 las entidades financieras hicieran lo propio con el argumento de que debía reforzar su capital en tiempos de inestabilidad financiera mundial.

Es lógico en una economía capitalista que las multinacionales quieran llevarse parte de sus ganancias a casas, y no reinviertan todo, pero la CEPAL advierte de que este egreso de dinero de un país debe llevar a un replanteo sobre qué tipo de inversión extranjera pretende captar. “La región debe privilegiar una inversión con contenido tecnológico directamente asociada a potenciales beneficios en materia de diversificación productiva, transferencias de tecnología, innovación, creación de nuevas capacidades y ampliación de posibilidades de integración en cadenas de producción global”, insiste el organismo. Otros factores a los que puede contribuir la inversión foránea son “la capacitación de recursos humanos y el desarrollo del empresariado local", dijo Bárcena en la presentación del reporte, el pasado 3 de mayo en Santiago de Chile.

Hay 3 Comentarios

Creo que no hay que ser tan negativo, Hombre! sabemos que los impuesto aumentarán pero, las propuestas también habrá algo de bueno.

Juega al mejor simulador político, económico, y militar; gratuito y por navegador web:
http://xurl.es/n2yw0

Las Ventas en Línea de bolsos de Marca
http://www.bolsosoutlet.net/

zapatos de Roger Vivier

http://www.rogervivierflats.co.uk/

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) y Vaca Muerta (Planeta) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal