Panamá, Perú, Colombia, Chile y Venezuela, en el grupo de los que más se expanden en el año

Por: | 15 de julio de 2012

Algunos países latinoamericanos están resistiendo con mucha fortaleza la incertidumbre económica global. Son aquellos cuyas exportaciones dependen menos de Europa y están más ligados a China y EE UU. Son en su mayoría sudamericanos. Entre ellos figuran Chile, que crecería este año el 4,6%, según el relevamiento de la firma británica Consensus Economics entre bancos y consultoras de todo el mundo; Venezuela, también 4,6%; Colombia, 4,9%; Perú, 5,8%; Bolivia, 4,4%; República Dominicana, 4,5%; Ecuador, 4,8%; Panamá, 6,9% y Uruguay, 4,6%.

 

En Panamá continúan las obras de ampliación del canal de Panamá, de sumo interés para China para canalizar su comercio hacia el Atlántico. Es cierto que la economía ya no crecerá tanto como en 2011 (10,6%), pero seguirá siendo la que más se expanda de la región. La inflación ascendería al 5,3%.

A Panamá le seguiría Perú, que exporta el 18,4% de sus productos a China y el 15,3% a EE UU. En general, las economías sudamericanas se encuentra más atadas desde la década pasada a la demanda de materias primas del gigante asiático. Entre los más optimistas con el país de Ollanta Humala aparece Apoyo Consultoría, que pronostica una expansión del 6,5% para este año. En cambio, el Centro de Estudios Latinoamericanos (CESLA) es el menos esperanzado de los consultados por Consensus Economics: 5,4%. El año pasado Perú había llegado al 6,9%. No obstante, siguen siendo buenos números los de 2012 para una economía que no está sintiendo por ahora el impacto del malestar social que aumenta contra Humala por la presunta falta de políticas progresistas. El consumo peruano crecería el 5,6% y la inversión, el 11,2%, sobre todo por la minería, que tanto conflictos acarrea entre comunidades indígenas y campesinas. La industria fabricaría 4,7% más y la inflación ascendería a solo 3,1%.

Colombia se expandiría entre el 4% que predice el banco norteamericano JP Morgan Chase y el 5,3% del Deutsche Bank. El año pasado había crecido el 5,9%. El 42,4% de sus exportaciones se destina a EE UU, cuya economía crece con lentitud, pero lo hace, a diferencia de la eurozona, y sobre todo de países como España. El consumo aumentaría 4,8% y la inversión, un 10,4%. Colombia se ha destacado en los últimos años como un importante destino del capital extranjero. La industria, que se queja bastante de la apreciación del peso, produciría un 4,1%. La inflación, en un país donde aún restan desafíos sociales por afrontar, llegaría al 3,4%.

Ecuador aguanta el tipo, pero desacelera bastante respecto del 7,5% de 2011. Este país dolarizado y exportador de petróleo, cuyo precio está en franco descenso, sufriría una inflación del 5,1%.

Chile, Venezuela y Uruguay crecerían parejo, pero por diversos motivos. El 22,4% de las exportaciones chilenas se destina a China y el 11,3%, a EE UU. La economía del país de Sebastián Piñera crecería este año entre el 4,3% que pronostica la sociedad de bolsa Corp Research y el 5% de la financiera Larraín Vial, frente al 6% de 2011. En medio, Piñera sigue afrontando el malestar de los estudiantes universitarios. El consumo se incrementaría el 5,3%; la inversión, el 8,4% y la actividad industrial, el 3,4%. La inflación, controlada en el 2,9%.

 

Venezuela crecerá de la mano de una política fiscal expansiva en un año en que Hugo Chávez busca su tercera reelección presidencial. El 95,2% de sus exportaciones son de petróleo, gas y derivados. El 39,9% va a EE UU y el 10,5%, a China. Su PIB se expandiría este año entre el 2,9% que prevé la consultora VenEconomía y el 5,5% de Ecoanalítica, después del 4,2% de 2011. Es decir, la brecha de predicciones resulta amplia. El consumo subiría el 6,1%; la inversión, el 8% y la producción manufacturera, el 3,7%. La inflación superaría a la de Argentina al alcanzar el 25,2% y sería entonces la mayor de Latinoamérica.

Uruguay, país exportador de alimentos, se desaceleraría poco respecto del 5,7% del año pasado. Y eso que su economía depende mucho de Brasil y Argentina, países de los más ralentizados de la región. Pero la dependencia uruguaya respecto de sus socios mayores de Mercosur resulta inferior a la paraguaya. Lo que preocupa a Uruguay, además del cierre de su aerolínea Pluna, es la inflación, que llegaría al 7,3%, de todos modos menor al 8,6% de 2011.

República Dominicana mantendría el crecimiento del año pasado, 4,5%. Este país caribeño, más dependiente del turismo de EE UU, sufriría una inflación del 5,2%.

Bolivia, por último, también figura entre los que más crecen. Se expandiría un poco menos que en 2011, cuando alcanzó el 5%. Los precios se encarecerían el 4,9%, según el consenso del mercado.  

Hay 0 Comentarios

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) y Vaca Muerta (Planeta) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal