Nuevas disputas por tierras indígenas

Por: | 02 de septiembre de 2012

Una nueva disputa por tierras indígenas en Argentina ha vuelto a dirigir la atención de este blog por los conflictos similares que recrudecen en toda Latinoamérica. A principios de agosto, diaguitas argentinos se enfrentaron a una bodega en uno de los principales centros de producción vitivinícola de este país, Cafayate, en la norteña provincia de Salta. De donde sale el vino blanco Torrontés. Allí, el cacique de la comunidad Divisadero, Guaira Condorí, informó que se vendió un territorio donde había un cementerio “sagrado” de los diaguitas. “Las máquinas han dejado sembrados los huesos de nuestros abuelos. Según el terrateniente Lavaque, dueño de bodegas, (las tierras) servirán para abono de sus viñas. La justicia se hace sorda y muda para el indio y, aun sabiendo que las urnas (funerarias) son patrimonio nacional, nos dan la espalda”, escribió Condorí. El País se ha comunicado con la bodega Lavaque para consultar su versión de los hechos, pero no ha obtenido respuesta aún.

 

El pasado martes el clamor de indígenas de toda Argentina se hizo sentir en el Congreso, donde se analiza un proyecto de reforma del Código Civil y Comercial. El futuro código, que ha sido elaborado en conjunto entre integrantes de los tres poderes del Estado, se refiere a la propiedad comunitaria, e incluye en ella a la de los indígenas. El Consejo Plurinacional Indígena, que visitó el Congreso el martes, enumeró sus discrepancias con la iniciativa: primero, porque no ha sido cumplida la norma de que deben consultarlos previamente antes de elaborar cualquier iniciativa sobre sus territorios; segundo, porque presuntamente se ignora a los habitantes originarios que viven en ciudades y tercero, porque se los trata como comunidades y no como pueblos, a diferencia de lo que ocurre en la letra de la Constitución argentina.

Pero la historia más trágica que ha surgido en estos días sobre los indígenas latinoamericanos proviene de Venezuela. Allí, "por testigos presenciales se sabe que la comunidad Irotatheri fue atacada" a tiros por desconocidos, informó el pasado miércoles el coordinador de la Organización Yanomami Horonami, Luis Shatiwe. “Ahí viven aproximadamente 80 personas. No sabemos si todas fueron asesinadas”, aclaró Shatiwe. Se presume que los responsables han sido mineros ilegales brasileños. Se trata de un territorio selvático fronterizo.

Veamos lo que sucedió esta semana en otros países de la región. En Colombia, el Gobierno de Juan Manuel Santos y los indígenas del suroeste del país abrieron este jueves la primera mesa de negociaciones en Popayán, capital del departamento de El Cauca, región de la que el pueblo de los nasas exige la salida de los actores armados. A su vez, los indígenas colombianos han pedido al Gobierno ser parte de un eventual proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tras anunciarse esta semana las "conversaciones exploratorias" entre esta guerrilla y el Ejecutivo.

En Bolivia continúa el conflicto por los indígenas que se oponen al proyecto del Gobierno de Evo Morales de construir una carretera que atraviese el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). El Ejecutivo ha anunciado este miércoles que ampliará hasta el próximo 7 de noviembre el plazo de celebración de un referéndum entre las comunidades nativas sobre el TIPNIS, que debía finalizar el pasado 25 de agosto. Hasta ahora, 33 de los 69 grupos del TIPNIS se han pronunciado sobre el camino: 32 lo apoyaron y una pidió que se cambiase el trayecto. "A pesar de la ampliación (del plazo del plebiscito), ya hay una respuesta que es un no a la construcción de la carretera. Ésa es nuestra respuesta, pero, como no quieren sentirse derrotados, están tratando de persuadirnos, pero no van a cambiar nuestra postura", dijo un dirigente de la Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano, Adolfo Molle.

En Paraguay, en la colonia Kuetuwi, a 30 kilómetros de donde ocurrió la masacre de campesinos y policías que le costó el Gobierno a Fernando Lugo, la comunidad nativa Aché Guayakí reclama al Ejecutivo de Federico Franco que desaloje de sus tierras a los campesinos que las invadieron. Los indígenas afirman que sus 5.000 hectáreas fueron ocupadas por orden de comerciantes madereros para los cuales trabajan los jornaleros. En cambio, un millar de indígenas y campesinos de todo Paraguay marcharon juntos el miércoles hasta Asunción para pedirle al jefe de Estado, al que tachan de “golpista”, una reforma agraria y la derogación de dos de sus decisiones, la que criminaliza la protesta social, según los manifestantes, y la que autoriza la plantación de semillas transgénicas de algodón y maíz.

 

En Brasil, la Fuerza Nacional de Seguridad Pública anunció el pasado jueves que permanecerá por al menos 60 días más en los estados de Pará, Mato Grosso do Sul y Bahía para evitar el recrudecimiento de conflictos entre indígenas y estancieros. En Mato Grosso do Sul, indígenas de la aldea Arroio-Corá recibieron disparos de guardias de seguridad de una estancia de Paranhos por ocuparla en forma de protesta.

Perú celebrará un proceso de consulta a comunidades indígenas antes de licitar el mayor bloque petrolero de la selva norte del país, dijo el miércoles un alto funcionario, en la que sería la primera vez en que se hace participar a los afectados con el fin de mitigar los conflictos sociales. Se nota que la experiencia de la resistencia popular al yacimiento minero Conga ha hecho reflexionar al Gobierno de Ollanta Humala.

En El Salvador, se reunieron esta semana indígenas de este país, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Belice y Guatemala en lo que dio en llamarse Encuentro Regional sobre Industrias Extractivas y Políticas Climáticas en Territorios Indígenas de Mesoamérica. Allí se pronunciaron sobre la “represión” contra sus comunidades, la militarización de territorios, la “privatización y destrucción de ecosistemas” y el “despojo” de los recursos naturales.

Hay muchas más historias por contar. Les propongo a los lectores que dejen sus informaciones sobre otros conflictos en los comentarios.

Hay 1 Comentarios

¿Cómo es eso ? Un peronista como Lavaque no respeta los derechos de los nativos?En Namibia un español que adquirió hace mas de 3 décadas unas cuantas hectáreas,que incluían un CEMENTERIO de los nativos africanos,no solo lo ha respetado, sino que desea él mismo ser enterrado junto a los antiguos dueños de esa tierra.

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) y Vaca Muerta (Planeta) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal