Reino Unido vuelve a Latinoamérica

Por: | 23 de octubre de 2012

Existen británicos más simpáticos con los latinoamericanos que el embajador en Chile, Jon Benjamin, que hace una semanas envió un mensaje por la red social Twitter que ofendió a los argentinos con una alusión a las disputadas Malvinas: "¿Cuáles son las islas que les quitaron a quién por qué cosa?”. Más allá de que Benjamin después pidió disculpas y dijo: “Les tengo mucho cariño a mis amigos argentinos”, seguramente no sean sus declaraciones las que mejor consigan el propósito de Reino Unido de volver a entablar fuertes relaciones económicas con Latinoamérica, así como lo están haciendo desde Alemania hasta China, desde India hasta los países árabes, en una región donde en las últimas décadas han predominado EE UU y España como inversores extranjeros.

 

Tal vez más seductores para los latinoaméricanos sean los músicos británicos, como los Marillion, la legendaria banda de rock progresivo que por estos días está de gira por la región. El pasado martes estuvieron por Buenos Aires, después de su paso por Brasil y antes de tocar en Chile. Este martes estarán en Caracas y el viernes y el sábado se presentarán en la ciudad de México. Para los fanáticos o los que quieren conocer más del grupo, dejamos algunos vídeos de su gira sudamericana, en la que combinaron viejos y no tan viejos temas con sus nuevas producciones. Posiblemente haya grupos británicos más masivos, pero tal vez no tantos como la misma profundidad musical o interpretativa.

Lo que está claro es que Reino Unido deberá presentar su mejor rostro en Latinoamérica si no quiere que los latinoamericanos recuerden el colonialismo económico que Londres desplegó en el siglo XIX y principios del XX por la región, después de tres siglos de imperio ibérico. Un día antes de que el entonces presidente de Paraguay, Fernando Lugo, fuera destituido en un trámite veloz por el Congreso de su país, el ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, William Hague, anunció en junio pasado el fortalecimiento de la red diplomática británica en Latinoamérica y el Caribe. En ese momento, Hague dijo que su país iba a reabrir la embajada que había cerrado en Paraguay en 2005 y otra que había disuelto en Haití en 1996. Esta decisión se suma a la de reabrir la embajada de El Salvador, que había dejado de funcionar en 2003, y la de inaugurar un consulado en Recife, en el noreste de Brasil. “Esto constituye un importante avance para nuestra diplomacia en América Latina”, dijo Hague en su momento.

 

En marzo, en un foro de inversiones en Latinoamérica que se organizó en Londres, Hague no solo recordó el apoyo británico a los procesos de independencia de la región en el siglo XIX sino que también mencionó que su objetivo actual consistía en duplicar el comercio con Brasil, México y Colombia para 2015. En los primeros siete meses de 2012, pese a la desaceleración económica latinoamericana, las exportaciones británicas a Brasil crecieron 18%; a México, 2% y a Colombia, 7%. Las ventas brasileñas a Reino Unido se elevaron 5% y las colombianas , 8%, mientras que las mexicanas se desplomaron un tercio, en medio de la crisis europea.

Chile, tercer destino de las exportaciones británicas en Latinoamérica (primeros están Brasil y México), compró en los primeros siete meses del año un 23% menos. Le siguen en orden de importancia como compradores de bienes británicos Ecuador (+595%), Argentina (-4%, justo en un año en el que se han renovado las tensiones con Reino Unido por Malvinas, y en el que además el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha aplicado nuevos controles a las importaciones de todos los orígenes), Venezuela (+16%) y Colombia. En total, Latinoamérica y el Caribe le compraron a Reino Unido bienes por 5.170 millones de euros entre enero y julio de 2012.

 

En cuanto a las exportaciones latinoamericanas a territorio británico, a la cabeza figuran Brasil, México, Colombia, Argentina (10% de aumento en los primeros siete meses del año), Chile (-8%), Venezuela (+11%) y Perú (-13%). En total, América Latina y el Caribe le exportaron a Reino Unido en este periodo por 5.191 millones, con lo que la balanza comercial bilateral se encuentra bastante equilibrada.

Pero Hague lamentó en marzo que solo el 1,4% de las exportaciones británicas va a Latinoamérica. Quiere elevar esa cifra. También deseó que empresas de su país participen en los planes de inversión en infraestructura de Brasil, Colombia o Venezuela. Hague mencionó oportunidades de negocios en minería, petróleo, gas, energías renovables y en otras orientadas al consumo, como las del banco HSBC o la fabricante de coches de lujo Rolls Royce. “Los días de la retirada británica de América latina terminaron”, dijo el ministro cuando visitó Brasil en enero pasado. Son los tiempos de las mineras Anglo American y BHP Billiton (también australiana), las petroleras Royal Dutch Shell (también holandesa) y BP, Ashmore Energy, la tabacalera BAT, el banco Lloyd’s y la fabricante de alimentos y productos de higiene Unilever (también holandesa).

 

Entre 1999 y 2005, Reino Unido, que es el segundo mayor inversor global (después de EE UU), fue el segundo europeo en Latinoamérica (detrás de España), con el 11% de los flujos de capitales provenientes de la UE. Entre 2006 y 2010 se convirtió en el cuarto inversor europeo en la región (detrás de España, Francia e Italia), pero con un 12% del total de la UE. El 4% de la inversión extranjera en Latinoamérica proviene del Reino Unido, más que lo que llega desde China. Sus empresas figuran entre las principales multinacionales en Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá y Paraguay. El 12% de los proyectos de inversión extranjera en bancos de Latinoamérica corresponde a entidades británicas (solo superadas por las españolas y latinoamericanas, e igualadas por las estadounidenses). Pero el Reino Unido es la potencia europea que tiene menor exposición de sus inversiones en la región: solo el 3% de sus activos en el exterior se localizan aquí, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Los esfuerzos de Reino Unido por acercarse a Latinoamérica tienen sus escollos, a veces autogenerados. La disputa por la soberanía de las Malvinas ha unificado a toda la región en apoyo a Argentina. La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) ha respaldado a Ecuador cuando en agosto pasado le dio asilo a Julian Assange en su embajada de Londres. Pero también es cierto que Reino Unido puede tener buenos aliados en líderes como el futuro presidente de México, Enrique Peña Nieto, que la semana pasada visitó la capital británica para atraer inversores.

 

Hay 2 Comentarios

adtriboo.com une a creativos de latinoamérica y españa con empresas inglesas. Diseña tu logo, folleto, imagen, vídeo...

Reciba diariamente el análisis técnico de los mercados mundiales y españoles de acciones, índices, monedas y commodities con el que tendrá acceso a una herramienta rápida y efectiva para la toma de decisiones de inversión y al entendimiento de los mercados financieros. Es gratuito, solo debe registrarse en: http://www.experium.es/video-analisis/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) y Vaca Muerta (Planeta) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal