"Si entran capitales, acumulemos reservas; evitemos crisis cambiarias"

Por: | 13 de mayo de 2013

Óscar Dancourt es un economista peruano de 62 años que redactó parte del plan de La Gran Transformación que proponía en 2011 el entonces candidato presidencial Ollanta Humala en la primera vuelta electoral. Humala ya se había alejado entonces del chavismo, pero se apoya fuerzas progresistas para acceder al poder y convertirse en el Lula peruano. Dancourt venía de presidente el Banco Central de su país entre 2004 y 2006, cuando el jefe de Estado era Alejandro Toledo (2001-2006). Pero Humala centró más su perfil en la segunda vuelta electoral para derrotar a Keiko Fujimori, hija del expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000), encarcelado por violaciones a los derechos humanos. Dancourt igualmente fue nombrado asesor económico del presidente Humala,
pero después de medio año de gobierno renunció al cargo en 2012. Mientras el líder peruano se ha alejado cada vez más de las fuerzas progresistas que lo acompañaban en un principio, Dancourt da clases en la Pontifica Universidad Católica de Perú. Ahora que la relajación de las políticas monetarias de los países desarrollados plantean el riesgo de formación de nuevas burbujas financieras, Dancourt sugiere que Latinoamérica no se deje llevar por la apreciación de sus monedas sino que los bancos centrales compren parte de los dólares que entran y acumulen reservas para que el día en que se revierta el ciclo no se produzcan crisis cambiarias.

 

 

Pregunta: -¿Qué temas está investigando en la actualidad?

Respuesta: -Un asunto sobre el cual estuve investigando es sobre la política macroeconómica y en
especial la monetaria en Perú en los últimos años. El punto esencial es que hay un instrumento propio de América Latina y el resto de los países emergentes que es el de intervenir en el mercado cambiario: comprar divisas cuando la situación está bien y vender cuando está mal. El otro tema que estudié es el de las tasas de interés de los préstamos que cobran los bancos.

P: -¿Y a qué conclusiones llegó?

R: -En Perú a partir de 2002 y 2003 el Banco Central empezó a tener como instrumento de política la tasas de interés de corto plazo, que es la tasa por la que los bancos se prestan entre sí por un día. Yo quería ver si efectivamente impactaba en los préstamos. La conclusión es que esa tasa influye estadísticamente en los volúmenes que prestan los bancos. El canal opera a pesar de que en Perú la situación es menos favorable que en otros sitios, pese a que la mitad del crédito es en dólares y la mitad en soles. La otra investigación es una reflexión sobre la experiencia reciente de Perú por el uso de la tasa de interés y las intervenciones en el mercado cambiario. La conclusión general es que con esos dos instrumentos es posible que el Banco Central estabilice el crecimiento y la inflación ante choques externos. Por fin ahora nos dimos de cuenta que con la acumulación de reservas (internacionales), podemos perder una parte importante de ellas, como en 2008 y 2009, cuando bajaron los precios de las materias primas, pero evitamos una crisis cambiaria, que es lo que detona otras crisis. Operar con esos dos brazos, que es lo que hacen muchos bancos de Latinoamérica, funciona en condiciones de que el choque sea muy importante. Eso requiere más reservas de las pensadas.

 

P: -¿Qué otros bancos centrales usan la misma política?

R: -La política de tasas de interés e intervención del mercado cambiario son propias de Brasil
y Colombia.
Chile interviene menos en el mercado cambiario, pero antes aun lo hacía mucho menos. En otros casos hay intervención cambiaria pero no usan la tasa, como en Argentina. Usualmente los que usan la tasa tienen metas de inflación, como Chile, Perú, Colombia, Brasil y México, que en realidad interviene muy poco en el mercado cambiario. Quizá podríamos incluir a Uruguay en la lista de los que usan los dos instrumentos.

-Algunos economistas ponen a Perú como ejemplo de país que ha evitado una apreciación de
la moneda tan grande como las de otros vecinos latinoamericanos.

-En general es así. Cuando salen capitales y se caen los precios de las materias primas, los bancos
centrales venden reservas, si es que las tienen. Si los precios de las materias primas son altos y entran capitales, entonces la moneda se aprecia, el dólar cae y el banco central puede comprar dólares para impedir esta caída. No solo se pueden usar controles de capitales sino también este elemento muy potente en países con mercados financieros no muy profundos. Estas intervenciones pueden tener efecto en el tipo de cambio. En Perú es posible porque no hay una gran plaza financiera. Sobre la tasa de interés se sabe con más detalle cómo usarla, hay una reunión por mes para definirla, esto permite hacer análisis y simulaciones. Sobre la intervención cambiaria el conocimiento es más reducido, algo se hizo en Japón, pero está circunscripta a países emergentes y las intervenciones son diarias.

P: -¿Cómo está la economía de Latinoamérica?

R: -Una primera cuestión es que la política macroeconómica ha mejorado mucho. Hay tres factores
que influyen mucho en macroeconomía de corto plazo. Uno es el contexto externo, si los mercado a los que exportamos están en auge o recesión. Otro factor es el financiero, si los capitales vienen del centro o salen de la periferia. El otro factor para explicar el crecimiento, la inflación y el desempleo son las políticas macroeconómicas, las políticas monetaria y la fiscal. Ahí es donde hubo un cambio
importante en América Latina. La dependencia del contexto externo no ha cambiado e incluso ha empeorado. La potencia de los choques externos ha aumentado en impacto y frecuencia en relación a hace un par de décadas, en parte por la liberalización financiera. Lo que han mejorado son los regímenes de política macroeconómica. En política monetaria los sistemas de metas de inflación ha sido una mejora importa en países como Perú. Hay un sistema de metas de inflación flexible, que permite tener en cuenta también el nivel de actividad, y se puede preocupar por la estabilidad financiera. En Perú hay metas con una fuerte base de reservas, intervención cambiaria. Este esquema de política monetaria está asociado a una reducción de la deuda pública y una mejora de las cuentas
fiscales que han permitido la acumulación de reservas y de un fondo de estabilización fiscal. Con reservas y ahorro fiscal se puede hacer política contracíclica con independencia del acceso al mercado de deuda. Ahorrar ahora y gastar después, una regla keynesiana, que Perú la ha aplicado por primera vez. No hemos aplicado rebajas del gasto público y aumentos de las tasas de interés en la crisis última (2008/2009), como sí lo habíamos hecho en la de 1998-2000 y en casos anteriores. En general ésa ha sido una experiencia de toda América Latina. Y creo que la novedad de la crisis de 2008/2009 no estuvo en el choque externo, que fue más fuerte que el de la crisis asiática y rusa de 1998, sino en los regímenes de política, que han ido evolucionando. Hemos aprendido un sistema básico que permite operar cuando las condiciones externas se deterioran. Si ese deterioro es muy rápido, uno tiene que tener un sistema listo para operar, debe ter reservas de divisas y fiscales acumuladas. Es la primera vez que hacemos políticas fiscales y monetarias expansivas ante choque externos. Hay un cuarto factor que es el modelo de crecimiento vigente, que cambia más lentamente y también incide en el desempeño macroeconómico de corto plazo. En la experiencia reciente distintos países con distintos modelos de crecimiento han podido llevar mejor la crisis que antes, a pesar de que hay diferencias de cómo se vinculan con el mundo.

 

P: -¿Cuáles son esos modelos de crecimiento distintos en la región?

R: -Perú tiene un modelo de exportaciones de materias primas, con poca diversidad productiva, muy
abierto en lo comercial y financiero, con dolarización bancaria. Hay otros países con comercio más cerrado o con estructura económica más cerrada. También tenemos economías muy abiertas, pero sin dolarización financiera, como Chile. Otros usan con más énfasis los controles de capitales, como Brasil. Otros tienen la cuenta de capital cerrada, como Argentina y Venezuela. También hay países con mayor o menor intervención del Estado en la economía.
Si usted tiene una gran empresa pública exportadora, tendrá mayores posibilidades de hacer caja, como sucede en Chile con Codelco y en Venezuela con PDVSA. Estas rentas van directamente al Estado. Pero a pesar de todo esto, hubo avance en las políticas macroeconómicas de distintos países con distintos modelos de crecimiento. A todos les ha ido mejor ante el deterioro de la situación externa por la Gran Recesión de EE UU y la crisis financiera mundial.

P: -El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha calificado a Perú de “estrella” de la economía
latinoamericana
. ¿Comparte esa visión?

R: -Yo creo que Perú hizo las cosas razonablemente bien en la última década. Creo que está claro que
no solo el contexto externo favoreció, no solo fueron los precios de metales bastante altos. Nosotros exportamos básicamente oro y cobre. Pero también el régimen de política macroeconómica fue efectivo en la crisis de 2008 y 2009. Antes también teníamos bonanzas de materias primas, como en el siglo XIX, pero lo que ganábamos en el auge lo perdíamos con creces en la recesión. Y cuando usted
sumaba los años buenos y los malos era poco lo que avanzábamos. La diferencia está en el manejo de las crisis. Eso tiene elementos claros de previsión. Si uno no se defiende en las vacas gordas, no se va poder defender en las vacas flacas. Ahí es donde está la mejora. Esa mejora no es solo de Perú sino que es una experiencia más generalizada. Esa es la razón principal por la cual América Latina en su conjunto, o por lo menos las grandes economías de Sudamérica, han salido relativamente indemnes de una crisis de grandes proporciones. Las crisis rusa y asiática habían generado un mayor impacto.

Hay 3 Comentarios

Hola, pues a mí me ha gustado leer este artículo. Y quería compartir una página muy interesante que está triunfando en la red con unos contenidos sorprendentes, de mucha calidad.. ¿Podéis echarle un vistazo y decirme que os parece? La web se llama Pastiche y podéis entrar en: http://pastiche.es/pastiche-y-el-valor-de-la-palabra/

Lo bueno de los países latinoamericanos, a excepción que yo sepa de Ecuador que adoptó el dólar, es que aún tienen la suficiente independencia para tener políticas monetarias y fiscales. Aquí en Europa los países del Sur solo tenemos políticas fiscales y ya están absolutamente decididas, con lo cual nuestra autonomía se esfumó... conserven su moneda y olviden el buenismo, señores

http://www.warrantsyquinielas.blogspot.com
http://cort.as/42WI

Bien por Ollanta haberse alejado del modelo chavista, de lo contrario Peru estaria pidiendo alimentos a paises vecinos como lo hace ahora venezuela. Ahorrar durante las vacas gordas y gastar durante las vacas flacas. Ok, pero como se dá entonces un verdadero crecimiento?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) y Vaca Muerta (Planeta) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal