Campesinos latinoamericanos reclaman ante la CIDH

Por: | 09 de noviembre de 2013

Casi no apareció en los grandes medios de comunicación, pero el pasado 29 de octubre la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC)-Vía Campesina (VC), que nuclea a 84 colectivos de 18 países de la región, compareció en Washington ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar la violación de derechos económicos, sociales y culturales del campesinado. Con el apoyo del argentino Centro de Estudios Legales Sociales, los líderes de CLOC-VC plantearon sobre los problemas para mantener la alimentación y el territorio de los pequeños agricultores, la discriminación de las mujeres en las zonas rurales la persecución y criminalización de la lucha campesina.

 

La CLOC-VC presentó a la CIDH un informe que denuncia la pobreza rural más que duplica la urbana en Latinoamérica. El 20,5% de los 595 millones de habitantes de la región vive en el campo. En el mundo, el 80% de los que sufren hambre y el 75% de los que padecen la extrema pobreza residen en zonas rurales, pero en América Latina las cifras son aún mayores. La pobreza rural asciende al 60,8% en México, el 70,5% en Guatemala, el 65,4% en Honduras, el 67,9% en Nicaragua, el 46,5% en El Salvador, el 59,8% en Panamá, el 50,3% en Colombia, el 57,5% en Ecuador, el 54,2% en Perú, el 77,3% en Bolivia, el 49,8% en Paraguay y solo el 6,2% en Uruguay, según el Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura. La lucha campesina ha vuelto a ser noticia este año en países como Colombia o Paraguay. En particular, los agricultores advirtieron en Washington que en Brasil se planean usar 70 millones de hectáreas para cultivos que sirvan para elaborar biocombustibles y que en Guatemala la producción de maíz nativo se redujo el 15,7% entre 1990 y 2004.

Los campesinos atribuyeron las violaciones a sus derechos a la acción de las multinacionales y al modelo de “agricultura industrial que promueven por medio de la presión, el lobby y la violencia, patrones comunes en el continente”. En concreto, ellos sostienen que los pequeños agricultores son desplazados de sus tierras por grandes y medianos terratenientes locales o extranjeros que usan las semillas, los fertilizantes y demás agroquímicos provistos por las empresas foráneas para producir con destino a la exportación, en lugar del autoabastecimiento familiar. La CLOC-VC denunció el “acaparamiento de tierras y agua y la apropiación ilegítima de semillas por parte de las corporaciones” y alteró que estos fenómenos traen como consecuencia el éxodo rural y el trabajo esclavo en grandes plantaciones, entre otros efectos. También advirtió sobre la extranjerización y la privatización de terrenos, recursos hídricos y semilla y la contaminación con “agrotóxicos”. En la periferia de Córdoba (Argentina), en la localidad de Malvinas Argentinas, ecologistas llevan un mes y medio bloqueando el acceso a un predio donde la norteamericana Monsanto estaba construyendo una planta de acondicionamiento de semillas de maíz como modo de protesta contra la agricultura transgénica.

Campesino

“Nos preocupa la conflictividad a partir del desarrollo de las políticas de privatización que hubo y que hay en nuestro país, por los tratados comerciales, por las concesiones mineras, por las concesiones petroleras y las concesiones de hidroeléctricas”, planteó la situación de Guatemala, similar a la de otros rincones de la región, el coordinador general del Comité de Unidad Campesina guatemalteca, Daniel Pascual, que además integra la Convergencia Nacional Maya Waqib Kej. “El acaparamiento de la tierra para cultivar palma y caña para agrocombustibles está llevando a una reconcentración de la tierra y a partir de eso se ha dado una serie de violaciones de derechos humanos, individuales y colectivos que tienen que ver con la violación al derecho a ser consultados para estas políticas. Hay una imposición de las empresas en territorios de pueblos indígenas. Estamos hablando de más de 300 licencias de explotaciones mineras entre exploración y explotación, 119 licencias para proyectos hidroeléctricos y recientemente la creciente criminalización de dirigentes y líderes comunitarios. Toda esa criminalización de los defensores de los derechos humanos pasa a manos de los juzgados, en donde giran órdenes de captura, y cuando éstos no lo logran, el organismo ejecutivo se encarga de hacer estados de sitio, que anulan formalmente y de hecho las diferentes garantías constitucionales”, continuó Pascual.

“Esto ha llevado también a niveles de asesinatos, amenazas, desapariciones y secuestros, como fue el caso de la comunidad indígena Santa María Xalapán”, puntualizó el líder campesino guatemalteco. “Esta persecución no es solo penal sino (también) por parte de las empresas privadas de seguridad. Hay algunos casos que están siendo procesados en los tribunales. Incluso ya hay penas en contra de jefes de guardias privados de seguridad”, añadió Pascual, que se quejó además de periodistas y columnistas de medios de comunicación que tachan a la lucha campesina de terrorista.

 

En línea con la denuncia de criminalización, el pasado jueves un juez de Clorinda, en la provincia norteña de Formosa, Santos Garzón, procesó a tres miembros de la comunidad indígena qom Potae Napocna Navogoh y a su líder, Félix Díaz, por supuesta "resistencia a la autoridad y robo de armas" en la mañana del 23 de noviembre de 2010, antes de producirse la represión policial entre familias qom, que terminó con la muerte de un campesino y un uniformado. "En estos momentos estamos acusados en tres causas: por usurpación de nuestro territorio, por atentado a la autoridad a mano armada, por robo de armas, por lesiones graves y leves, por instigación a cometer delitos e incluso por abuso sexual y homicidio. Nos acusan de todos estos cargos falsos, pero no hay ni un policía, ni un gendarme, ni un funcionario provincial imputado en alguna causa. Tampoco hay pruebas contra nosotros, no las hay pues son inventadas. Somos gente pacífica y de bien. Estamos siendo perseguidos por la provincia de Formosa y sus aliados por atrevernos a denunciar los delitos provinciales. Por eso están intentando criminalizarnos hasta destruirnos", adviritió la comunidad qom que dirige Díaz, que en los últimos años se ha convertido en un líder indígena de referencia nacional en Argentina.

Hay 8 Comentarios

¡Cómo te equivocás, Italmar! Muchas veces comento cosas positivas de Argentina. Lo del satélite lo tengo en agenda.

ITALMAR, yo estoy muy contento con esa noticia, pero debes entender que Alejandro Rebossio está especializado en economía, el tema del vector o cohete espacial deberían informarlos otros periodistas, aunque vas a encontrar pocos que lo hagan, y es que, hay muchas presiones de grandes intereses, para que argentina no figure en noticias positivas.

El problema es que hacen foco en temas que no son centrales pero que se ajustan a la agenda de los movimientos verdes europeos.
El problema es la TIERRA. No se debe sacar el foco de eso. Si alguien es expulsado de su tierra poco importa para que se usa. Se deben ajustar los mecanismos de protección. Sino es criticar las minifaldas para evitar las violaciones.

Noticia que Rebossio nunca publicará ni comentará: Argentina será el primer país de la región en poner en órbita sus satélites.
Antes de fin de mes lanzarán el primer cohete experimental del proyecto Tronador II, que brindará independencia en la materia, además de colocar a la nación en la vanguardia internacional: sólo hay once países con esa tecnología.

gracias por tu aclaración Alejandro, la verdad que no lo sabía, poco sabemos los argentinos de nuetras comunidades indígenas, una lástima.

Es una lástima las condiciones en las que tienen que sobrevivir los campesinos latinoamericanos cuando son los que llenan las despensas de muchos hogares en el mundo. Asi es la vida diaria de una familia de 13 miembros en una comunidad rural de Guatemala http://www.zaiguaweb.com/2012/08/27/chuicaxtun/

Las comunidades indígenas como la de los qom de Félix Díaz son campesinos. También están los campesinos del MOCASE de Santiago del Estero. Mirá esta nota: http://blogs.elpais.com/eco-americano/2012/10/el-asesinato-de-un-campesino-argentino-se-suma-a-otros-cr%C3%ADmenes-contra-agricultores-en-la-regi%C3%B3n.html. Están en muchas provincias del Norte y Cuyo. Aquí está uno de los movimientos que los agrupa: MNCI http://mnci.org.ar/

alejandro, la palabra campesino en argentina, no es muy común, por lo tanto se me hace difícil entender bien la nota, yo estoy acostumbrado a que la gente de campo en argentina, sean agricultores, grandes, medianos o pequeños, pero siempre con la palabra agricultor....
aunque seguramente los pequeños agricultores serían los campesinos, me gustaría; y, disculpa mi ignorancia con este tema, saber quienes serían lo campesinos en argentina?....muchas gracias.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) y Vaca Muerta (Planeta) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal