El kirchnerismo acusa de especulación a empresas

Por: | 08 de febrero de 2014

El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner está cargando contra lo que llama especuladores que buscan ganar dinero con la reciente devaluación del peso. Así los funcionarios han criticado a los que compran dólares, a los exportadores que demoran sus ventas en divisas a la expectativa de que se siga depreciando la moneda local y a los grandes comercios e industrias que aumentan sus precios en el mercado interno por encima de lo que el Ejecutivo considera razonable en relación a los costes. Entre los productos que se encarecieron por encima de lo que el Gobierno deseaba figuran alimentos, medicamentos, materiales de la construcción, combustibles o útiles escolares, cuando faltan pocas semanas para el inicio de las clases en el final del verano austral. Por eso, ha negociado nuevos acuerdos de precios para que fabricantes y comercios recorten algo de los incrementos de precios.

 

"Trabajamos a través de la Secretaría de Comercio para retrotraer los precios de la carne (vacuna), pero hay un conjunto de especuladores, intermediarios, que ha establecido un mecanismo de incremento artificial del precio del ganado para presionar por exportaciones del país y obtener una ganancia con el diferencial de cambio”, advirtió el pasado martes el jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich. Ante una devaluación, los exportadores, como los de carne bovina, prefieren vender fuera, donde conseguirán divisas apreciadas frente al deteriorado peso, en lugar de comercializar en el país. Claro que para regular los precios y la oferta internas en Argentina rigen cuotas para exportar carne vacuna, maíz o trigo.

El pasado domingo, Capitanich cargó contra otros “especuladores”. Por un lado, contra los ciudadanos que han vuelto a comprar dólares, después de más de dos años de restricciones, y, en lugar de dejarlos depositados en el banco, los guardan en efectivo en cajas fuertes. No hay que olvidar que en la crisis argentina de 2002 se pesificaron los depósitos en dólares, que en la actualidad los bancos usan para financiar el comercio exterior. “El ahorro promueve la avaricia y es poco solidario con el resto de los argentinos. Si todos tuviéramos una actitud constructiva y solidaria, no se destinaría a la especulación sino a la inversión. El ahorro retrasa la expansión y el crecimiento económico", opinó el jefe de Gabinete de Argentina.

Campo

Ese mismo día, Capitanich atacó a los grandes terratenientes exportadores de granos, como los de soja o maíz, por demorar sus ventas a la expectativa de que el peso se siga devaluando, con lo que sus divisas valdrían más en la plaza local. El funcionario habló de "ataques especulativos" de esos actores porque no liquidan exportaciones en una coyuntura en la que el Banco Central necesita divisas para evitar más depreciaciones del peso. Por eso, Capitanich dijo que esta especulación "va en contra del progreso del país". Aclaró que los pequeños y medianos agricultores se diferencian porque “invierten en sus campos y no especulan", pero los grandes, según su opinión, son “aquellos a los que definitivamente les sobra, tienen excedente, especulan con un tipo de cambio futuro, con un bien en dólares, como son los granos”.

Capitanich también criticó a los que aumentan los precios internos por encima de lo que lo han hecho sus costes en divisas, ya sea de materias primas con cotización internacional, como el maíz o el hierro, o de bienes importados. No por nada este viernes el colectivo kirchnerista Unidos y Organizados empapeló Buenos Aires con fotos de los consejeros delegados de las grandes cadenas de supermercados, como Carrefour o Wal-Mart, de comercios de electrodomésticos y de la petrolera Royal Dutch Shell. “Éstos son los que te roban el sueldo”, dicen los afiches. También organizaciones de consumidores convocaron para ayer a un boicot a esas empresas. El domingo, Capitanich había dicho que el Gobierno buscaba acuerdos de precios para “defender la mesa de los argentinos, para que tengan acceso a la alimentación digna", pero advirtió: "Observamos muchas veces ataques especulativos que van en contra del propio progreso del pueblo".

La cruzada del kirchnerismo contra los especuladores ha despertado polémica. “Los especuladores ganan siempre, juegan con la inflación, aprovechan la devaluación, que implica mucha volatilidad en los precios”, observa Mariano Kestelboim, consultor de empresas y sindicatos e integrante del kirchnerista Grupo de Estudio de Economía Nacional y Popular. “Pero la especulación, en la medida en que está dentro de las reglas del sistema capitalista, no está mal”, aclara Kestelboim, que cuenta que en EE UU los comercios de ropa pagan más impuestos en la medida en que acumulan existencias, por lo que les conviene liquidarlas a cualquier coste en las temporadas de rebajas.

 

“No liquidar la cosecha (agrícola) no me parece mal si soy un agricultor que piensa que habrá más devaluación. Cuando hay un movimiento brusco del tipo (tasa) de cambio, es natural que haya especulaciones”, se refiere el economista al salto de la cotización del dólar, de los 6,87 pesos el 21 de enero a los 7,87 actuales. “Especulan los exportadores, los comerciantes que no dan precio de sus productos o que dicen que no tienen mercadería para vender, porque esperan a que se calme el tipo de cambio. Otros dolarizan sus precios porque no saben cuál va a ser el precio de reposición de los bienes importados o con cotización en dólares. El límite del alza de precios es la demanda de los consumidores. Hay productos básicos que se siguen demandando a pesar de que se encarecen y por eso son importantes los acuerdos de precios que el Gobierno está haciendo con los grandes fabricantes de alimentos y materiales de la construcción. En otros mercados más atomizados como el de la carne (vacuna), la opción que tiene es restringir la exportación”, analiza Kestelboim.   

Roberto Frenkel, investigador del Centro de Estudios de Estado y Sociedad, se enfurece cuando escucha al Gobierno de su país hablar de especulación: “Los especuladores somos todos, siempre calculamos si ganamos o perdemos. El Gobierno dice que si alguien compra dólares y los deja depositados un año lo paga a la cotización oficial, pero si lo retira en efectivo, paga un recargo tributario del 20% y es un especulador. Pero el 95% de la gente que compra no deja los dólares en el banco. La gente ve que hay una devaluación y se pregunta cómo ahora van a parar el dólar en 8 pesos. ¿Dónde está la especulación? No es insostenible mantener un dólar fijo en 8 pesos con la inflación que hay de más del 30% anual”. Hasta diciembre pasado, el índice de precios al consumidor (IPC) subía al 27,5%, pero la devaluación de enero lo empujará hacia arriba.

Shell

Frenkel cita al Nobel de economía Paul Krugman para advertir que “hay especulación cuando existe un tipo de cambio fijo”. “Si la gente no cree que se mantendrá fijo, entonces compra divisas y a eso se le llama ataque especulativo, que termina generando la devaluación. Pero no es que hay una banda de especuladores. Los exportadores agrícolas no tienen dónde poner la plata (dinero), su mejor activo es el grano, que cotiza en dólares, y por eso esperan, con todo derecho, a que suba el dólar. Los bancos les ofrecen tasas (tipos) de interés reales negativos (por debajo de la inflación), pese al alza reciente. La gente trata de defender su guita. Lo que debe hacer el Gobierno es coordinar la oferta de granos para que se liquide, no forzarla”, expone este economista que elogiaba al kirchnerismo en sus primeros años, pero que comenzó a criticarlo desde que empezó la manipulación de las estadísticas públicas en 2007.

La actitud de las industrias y comercios en el mercado interno tampoco le parece reprochable a Frenkel: “En 1978 escribí un trabajo sobre decisiones de precios ante un contexto de alta inflación. Ante una situación de incertidumbre, no sabés a qué precio recuperás tu capital de trabajo (gastos operativos) y entonces a la empresa le conviene aumentar su margen (de beneficio) para evitar pérdidas de capital”. Es decir, aumenta los precios por encima de la subida actual de costes porque desconoce si en el futuro cercano estos últimos se elevarán mucho más. “Efectivamente, ante un sorpresivo cambio en la política cambiaria del Gobierno, que durante tres años negó que fuese a devaluar, la gente sube los precios bien arriba. Siempre la culpa de los aumentos de precios es del gobierno de turno porque los gobiernos están para gobernar”, critica Frenkel, que asesoró al Gobierno de Raúl Alfonsín (1983-1989) y al de Eduardo Duhalde (2002-2003).

Otra es la visión del coordinador del colectivo de economistas kirchneristas la graN maKro (las letras N y K en mayúscula son por el expresidente argentino Néstor Kirchner, que gobernó entre 2003 y 2007), Alejandro Robba. “En cualquier devaluación ganan los que están posicionados en dólares y los que tienen ingresos en dólares. Ganan porque los bienes del país quedan más baratos en dólares. Pierden los que no tienen dólares. Si el efecto de la devaluación es un aumento grande de precios, los asalariados y los que reciben ayudas sociales pierden. Pero el traslado de la devaluación a los precios no es automático. Los especuladores no son las pymes que suben los precios para cubrirse de aumentos futuros de costos. Son aquellos que lo hacen, que aumentan sin importar costos en dólares, y que tienen poder de mercado, posición dominante. Son también los exportadores que no liquidan sus ventas porque por las restricciones cambiarias las empresas no pueden comprar dólares (desde el 27 de enero pasado solo se les permitió hacerlo a las personas). Son especuladores los que pudiendo stockearse (generar existencias), no venden y rompen la cadena de comercialización”, opina el también director de la carrera de economía en la Universidad de Moreno, en la periferia de Buenos Aires.

 

Robba aclara que la especulación “no es ilegal, porque si no, habría sanciones”. De todos modos, admite que esa palabra es “peyorativa” y se refiere a quien “acopia un bien”, como las divisas, “cuando su país lo necesita”. El economista dice que el Gobierno de Fernández no expropiará la cosecha sino que está adoptando medidas de política económica para que los agricultores vendan sus granos. Por ejemplo, el Banco Central ha subido los tipos de interés, lo que ha hecho un poco más atractivos los depósitos a plazo, y ha obligado a los bancos a liquidar inversiones en divisas, lo que ha derivado esta semana en una caída del dólar, que había llegado a costar 8,02 pesos.

El Gobierno de Fernández pretende que se retrotraigan parte de los incrementos de precios del cemento, el aluminio, el acero y algunos alimentos, destaca Robba. “Algunos sectores económicos querían la devaluación. El Gobierno la hizo, pero le preocupa el efecto sobre los precios. Tampoco hay que creer en conspiraciones. Lo que hay en Argentina desde 2003 (cuando el kirchnerismo arribó al poder) es una pelea por la apropiación del excedente (entre los empresarios y los trabajadores)”, opina Robba.

Hay 18 Comentarios

Aclarar unos puntos: 1.- No todo el mundo es especulador. los que dicen esto lo hacen con la esperanza de eludir sus responsabilidades criminales, porque deberían ser juzgados por crímenes contra la humanidad. 2.- La especulación no es un derecho como alguno afirma en el articulo, y mucho menos con los artículos alimentarios de los que depende las familias. Es o debería ser un delito.

El artículo describe perfectamente la única realidad del oficialismo ... ¡La culpa siempre es de los demás!

Jamás un mínimo de autocrítica en un país que ya exportaba menos carne que el Uruguay y ya incluso menos que Paraguay. Con una cosecha de trigo descendente ...

Recomiendo leer:
Argentina. Espiral de Autarquía, Populismo y Autoritarismo
http://nuestromundoysusdesafios.blogspot.mx/2012/11/argentina-espiral-de-autarquia.html

excelente comentario luciano, te felicito.

Argentina alcanzó en estos 10 años un lugar entre los paises de desarrollo humano muy alto (sólo Chile ocupa también un lugar allí), según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Humano. La verdad que da orgullo ver cuánto se ha avanzado, recuperando derechos de sectores totalmente marginados.
Me resulta gracioso comentarios de gente que se queja por el supuesto mal manejo que hace el gobierno de "sus impuestos". Señores, antes también pagábamos impuestos y sin embargo no existía Futbol para Todos, Aerolíneas estaba fundida por Iberia y luego Marsans, las AFJP robaban todos los fondos de jubilaciones, YPF producía cada vez menos, millones de personas no se podían jubilar, millones de niños no percibían asignaciones, no se construían miles de escuelas, no se entregaban 3 millones de netbooks, el país tenía que endeudarse con usureros y buitres del mundo para mantener el valor de la moneda, etc.- ¿Por qué antes, cuándo jamás se sabía qué hacía un gobierno con el dinero de los impuestos, porque no se veía ni una sola obra, nadie reclamaba nada?
Cuánta falta de memoria, por Dios.

Estimado Alejandro Rebossio, una vez te pregunte que pasaría si los datos argentinos que el gobierno entrega son verdaderos, pues aquí está el primer caso, el primer pedido de disculpas ala gobierno, sería bueno nombrarlo en algún artículo tuyo, peregil no lo haría jamás.
"CONSEJO DE LAS AMÉRICAS
La Argentina, segunda en el ránking de inclusión social en la región

El índice de Inclusión Social (IS) desarrollado por el Consejo de las Américas, ubicó segunda a la Argentina entre los países de la región en esta área, y reconoció el "error" de haber supuesto la "manipulación política" de los datos oficiales, presunción que provocó la exclusión de nuestro país en 2013".

perfecto comentario de camila, nada mas que agregar.

ruben: aca le mando un dato de la realidad (tiene que ver con seres humanos, no con la cotizacion de dolares)
"Argentina, Brasil y Uruguay lideran la reducción de la mortalidad infantil
Son los tres países de la región que más fuertemente redujeron ese indicador en la última década."""
haga un esfuerzo y acuerdese en funcion de que se gobierna: del sistema financiero o del bienestar de la poblacion??
adivine para quienes gobierna la presidenta argentina??

fe de erratas: dirigido a ruben
ud. chequeo los datos e indices que nombre??? ahh, no lo hizo?? se nota.
Ahora, si quiere discutir en serio de economia o politica, venga con datos, y no con pronosticos poco profesionakles y mediocres. Los debates no se hacen con profesias, sino con datpos de la realidad (es una diferencia!!)

Roberto: ud. chequeo los datos e indices que nombre??? ahh, no lo hizo?? se nota.
Ahora, si quiere discutir en serio de economia o politica, venga con datos, y no con pronosticos poco profesionakles y mediocres. Los debates no se hacen con profesias, sino con datpos de la realidad (es una diferencia!!)

CAMILA: Creo que la ignorante es ud. Cuando esta banda se vaya, dejará tierra arrasada. Se acabara el relato y se sabrá la verdad, Pobre al que le toque gobernar a partir del 2015.

muy de acuerdo con la opinión de camila, nada que añadir.

vaya, parece que muchos de los que opinan aca, no son ni mujeres pobres, ni jubilados de la minima, ni jovenes sin trabajo, ni estudiantes de escuelas estatales, ni homosexuales, ni trabajadores rurales, ni trabajadores,etc,etc,etc,
POrque, solo estos sectores mas empobrecidos, son los primeros beneficiados del modelo de Cristina Fernandez. Los demas, que especulan, compran dolares, evaden impuestos, negrean a los trabajadores, se oponen al krchnerismo - y si, se entiende: perder privilegios en pos de mayor equidad, nunca les gusto a la oligarquia....y si no me creen, averiguen como fue la evolucion del indice de gini de los ultimos 10 años, o el indice de mortalidad infantil o materna, o el indice de alfabetizacion, etc.etc.etc.
Los que critican no tiene argumentos ni economicos ni politicos: lo unico que tienen son ataques personales e individuales.... puro humo (propio de los ignorantes)
saludos

Capitanich condena el ahorro pero tiene activos bancarios por 2 millones seiscientos mil pesos.
Ataca a los agro-sojeros pero él y su hemano regentearon pooles de siembra de soja.Habla de pobres y es multimillonario y gobernador de una provincia con uno de los más altos índices de pobreza de Argentina.
Capitanic no puede ignorar que si no se liquida soja esporque un altísimo porcentaje ha salido , de contrabando, por el Paraguay para eludir las altas retenciones a la exportación.
En síntesis, Capitanich es un mentiroso y un simulador serial.

... es curioso, parece se que la familia se había enriquecido enormemente y, sin embargo, de otro lado (es paradójico) sigue los pasos de Maduro, es decir, una posición supuestamente comunistoide, al menos en apariencia ¿ no es cierto...? Saludos

La misma cosa que habla Maduro (Venezuela)...
Libreto de los Castros (Cuba).

FRONTEX, lobbismo y privatización del sistema europeo de fonteras: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2014/02/frontex-lobbismo-y-privatizacion-del.html

La venta de historiales clínicos, la guinda de la privatización sanitaria: http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2014/02/la-venta-de-historiales-clinicos-la.html

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados y no aparecerán en el blog hasta que el propietario los apruebe.

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Eco Americano

Sobre el blog

Novedades, tendencias y debates sobre el devenir de la economía y el desarrollo de Latinoamérica y los latinoamericanos.

Sobre el autor

Alejandro Rebossio es periodista. Su especialidad es la economía y trabaja en la corresponsalía de El País en Buenos Aires. Coautor del libro Estoy verde. Dólar, una pasión argentina (Aguilar) y Vaca Muerta (Planeta) junto con Alejandro Bercovich.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal