Sobredosis en la lavadora

Por: | 24 de febrero de 2010

Lavadora_320 Tu lavadora puede estar sufriendo una continuada sobredosis de detergente. El pasado mes de enero, un artículo en el diario neoyorquino The Wall Street Journal advertía de la tendencia del consumidor estadounidense a echar mucho más jabón del necesario para hacer la colada, un mal hábito que al parecer se reproduce igualmente en lavanderías y casas de muchos otros países, y también en España.

La idea equivocada de que cuánto más detergente más limpia saldrá la ropa de la lavadora, la dificultad para determinar la dosis correcta con las instrucciones de algunos fabricantes o la costumbre de llenar hasta arriba el tapón-dosificador del jabón sin mirar siquiera la etiqueta del producto son las causas principales de un fenómeno que tiene muchas más implicaciones de lo que parece.

El que por las tripas de la lavadora circule una sobredosis de un producto complejo como el detergente (con sus tensioactivos, enzimas, polímeros, oxidantes, blanqueadores…) supone todo un derroche económico para el consumidor. Pero también implica un mayor gasto de recursos que acabarán desaguados al alcantarillado.

“Si utilizas más materia prima de la que necesitas, el impacto es mayor del que se debería tener; desde el punto de vista ambiental, no resulta beneficioso en absoluto”, admite Fernando Hermoso, director del Departamento Científico y Técnico para España de Procter & Gamble, empresa que comercializa marcas como Ariel, que asegura que los fabricantes se esfuerzan en ofrecer unas indicaciones claras en la etiqueta del producto.

Esto tampoco es bueno para la máquina, pues el exceso de detergente incrementa la formación de espuma y puede dejar residuos en el cajetín o en los conductos de la lavadora que a la larga acaben dificultando su buen funcionamiento.

¿Cómo se determina la dosis correcta de detergente? Como explica Hermoso, son dos los parámetros que deben tenerse en cuenta: la suciedad de la ropa y la dureza del agua.

  • Suciedad de la ropa: Hoy en día, mucha de la ropa que acaba dando vueltas en el tambor de la lavadora ha sido usada una sola vez y no tiene manchas. Esto debe tenerse en cuenta a la hora de la dosificación del detergente e incluso de la elección del producto (los jabones en polvo suelen tener una mayor potencia de lavado).
  • Dureza del agua: Está determinada por la concentración de sales de calcio y magnesio. Si el agua de la zona es dura, el detergente pierde poder de lavado, por lo que la dosis deberá ser mayor. Puede encontrarse más información y un mapa con la dureza del agua en España aquí.

El excederse unas decenas o cientos de mililitros de jabón resulta aún más grave por la proliferación hoy en día en el mercado de productos concentrados, en los que la dosis requerida para un lavado es mucho menor. Según el director del Departamento Científico y Técnico para España de P&G, este tipo de detergentes tienen múltiples ventajas ambientales frente a los convencionales: “Se ahorran materias primas, que se extraen con un gasto considerable de energía, y que luego tienen que procesarse para desarrollar la fórmula; pero además su formato también permite un enorme ahorro en transporte, pues se necesitan menos camiones para abastecer el mercado”.

Pero todo esto puede cambiar si el consumidor se lía después con la dosis. “La gente no se acababa de creer que con esa poca cantidad de detergente el rendimiento del producto sea igual o mejor que con los detergentes antiguos”, comenta Hermoso. “Cambiar un hábito es bastante complicado”.

Hay 16 Comentarios

es que los detergentes cada vez son más caros (se han puesto carísimos) y lavan menos, con la cantidad que antes le echabas ahora no queda la ropa limpia

Las mencionadas ecobolas no parece que realmente valgan para nada según dsitintos estudios. Adjunto enlaces de Wikipedia y OCU. Estos últimos la titulan "igual que lavar con agua".

http://es.wikipedia.org/wiki/Ecobola

http://www.ocu.org/equipamiento-del-hogar/ecobola-como-lavar-con-agua-s465574.htm

http://en.wikipedia.org/wiki/Laundry_ball

Hola Clemente, sí realmente creo que vale la pena hacer un reportaje sobre la eco bola para lavado. Lo que sí es muy importante investigar todas las marcas. Por ejemplo, Arturo habla del reportaje sobre la eco bola de irisana que salió en la OCU. Yo he comparado otro producto de irisana con la marca original inglesa y la diferencia era brutal. En relación a la eco bola, pues ¾ de lo mismo. Yo tengo las de eco zone, que recomiendan el uso de 3 bolas en el lavado (creo que es porque en las lavadoras de tambor el agua circula menos y hacen falta 3 para realmente hacer el efecto en la ropa). En fin, para las manchas persistentes (que tampoco se iban con los detergentes tradicionales) un poquito de quita manchas aplicando directamente sobre la mancha, y para lo demás: las eco bolas.

hace poco que pongo la lavadora despues de mudarnos, cuando vi a mi mujer una vez por casualidad la cantidad de productos que echaba. suavemente unos dias despues me puse yo a ponerla y ella contenta porque habia hecho esa faena.

Yo descubrí la dosis adecuada de detergente cuando me quedé en paro. A base de mirar todo lo que gastábamos con cien ojos, se me ocurrió leer las instrucciones de la botella (nunca lo había hecho) y resultó que estaba poniendo más del doble, y habitualmente lo hacía a ojo. Ahora uso un vasito medidor y pongo lo justo, y la ropa sale estupenda y ahorro.

Gracias Artruo por tu comentario, puede ser sugestion el uso de las ecobolas, pero creo que no podemos echar atras buenas ideas porque alguien se vaya a lucrar, asi se mueve el mundo por desgracia. Pienso que el blog podria dar sugerencias, trucos para no dañar el medio ambiente como la propuesta que ha dado N. con las nueces de lavado. ¿por que no?

Gracias a todos por vuestros comentarios. (Ana, qué honor que estés por aquí). Y supongo que tendré que pensar en hacer algo sobre la ecobola.

Yo combino la ecobola, con un poco de detergente (o un poco más, según los casos, y con aplicar algo en las manchas. Mi hija pone manchas bien colocadas en la pechera, y yo las quito (o lo intento).
Pero por poner mucho detergente no es fácil que se quiten. Mejor actuar sobre ellas (con el propio detergente, por ejemplo, aplicado en la mancha y no en el cajetín de la lavadora), sin aumentar la dosis para cada lavado.
Con la ecobola, a veces confundimos el olor y la ausencia de espuma con la calidad del lavado.
Yo apuesto por hacer pruebas: menos gasto, menos contaminación.

Tan preciso, ingenioso y bien informado como siempre. Enhorabuena por el blog. Te seguiremos.

Siii!!....a mi madre se le "murio" el lavarropas por eso: el tecnico le dijo que tenia "sobredosis de jabon" Tal cual!!!..y no hubo manera: lavadora nueva!
Yo si me miro bien las instrucciones, y dosificaciones, porque lo mismo que el detergente, el suavizante: hay que medirlo bien sino queda el cajetin todo pringado y al tiempo hace moho...Muy bueno tu blog!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal