Lo que contamina un aerogenerador

Por: | 22 de septiembre de 2010

Aerogenerador de Gamesa. ¿Cuál es el impacto ambiental de los aerogeneradores cuyas palas se han ido multiplicando por casi todo el país? A diferencia de las centrales eléctricas tradicionales, la gran ventaja de estos gigantescos molinos modernos es que proporcionan energía limpia a partir del simple viento, sin contaminar, ni dejar residuos peligrosos. Sin embargo, esto no quita que, a lo largo de todo su ciclo de vida, también causen diversos tipos de afecciones sobre el medio ambiente.

Antes de ponerse a girar sus palas para generar kilovatios no contaminantes, habrá sido preciso fabricar sus diferentes partes, transportarlas y montarlas en el lugar indicado. Y esto implica transformar recursos, generar emisiones y usar otras energías no tan limpias; es decir, contaminar. ¿Cuánto tardan estas máquinas en producir la energía que ha costado fabricarlos y montarlos? No mucho: 153 días.

Esto es al menos lo que estimó(1) Eduardo Martínez Cámara, responsable de I+D en el Grupo Eólicas Riojanas y profesor asociado del departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de la Rioja, a partir del análisis del ciclo de vida (ACV) de un aerogenerador Gamesa G8X de dos megavatios (MW), instalado en el parque eólico de Munilla (también en La Rioja). Considerando que esta máquina tenga una vida útil de 20 años (el tiempo garantizado por lo general por los fabricantes), esto significa que antes de su hipotético desmantelamiento habrá generado 47,4 veces la energía necesaria para su fabricación. Esto es bastante más de lo que se consigue con unas placas fotovoltaicas; pues se calcula que una de estas instalaciones solares produce en sus 30 años de vida útil cerca de 16 veces la energía utilizada en su creación si está en Sevilla, 15 veces si está en Madrid y 13 veces si está en Barcelona(2).

De forma posterior, este investigador de La Rioja ha seguido trabajando en nuevos estudios para aportar mayor precisión a estos resultados. Uno de los factores que pueden variar el impacto ambiental de estas máquinas está en el desgaste que sufran y el mantenimiento que haya que realizar. “No es que se tengan que cambiar muchas piezas, pero éstas son muy grandes”, indica Martínez Cámara, que ha analizado como el aumento del impacto puede ser de alguna forma compensado por la reparación y reutilización de los componentes. “Una pala pesa en torno a seis toneladas; supón que durante los 20 años de vida útil de la máquina hay que cambiar una vez el rotor completo por rotura de las tres palas. Eso implica volver a fabricar tres palas, volver a montarlas en el aerogenerador y enviar al vertedero las viejas”.

En un aerogenerador de 70 metros de alto y 80 metros de rotor, por lo general las partes con un mayor impacto son las palas y la cimentación. Otra de las claves que pueden alterar el balance ambiental de las turbinas es lo que ocurra con cada uno de sus componentes al convertirse en residuos. A diferencia de la torre, cuyo acero puede reciclarse, aquí el componente más problemático es el rotor, las palas, que están fabricadas de un composite, mezcla de fibra de vidrio y resinas epoxi (en las palas más grandes se utiliza también fibra de carbono). Aunque todavía no ha pasado suficiente tiempo para que ningún parque eólico llegue a esos 20 años en los que se estima que podría llegar al final de su vida y no existen experiencias de instalaciones desmanteladas, sí que ocurre que haya que sustituir unas palas deterioradas. Y, entonces, el destino de esta pieza, hoy en día, es el vertedero. Sin embargo, según ha calculado Martínez Cámara, el que pudiese reciclarse este componente reduciría el impacto global del aerogenerador en un 6%. Quizá no parezca un porcentaje muy alto por sí solo, pero como explica el investigador, da idea de la importancia del reciclado de cada una de las piezas para el conjunto del aerogenerador.

En la metodología de Análisis de Ciclo de Vida utilizada por este profesor de La Rioja se contemplan los efectos relacionados con categorías de impacto estandarizadas como ecotoxicidad, uso de la tierra, combustibles fósiles, cambio climático, cancerígenos, capa de ozono… Ahora bien, no se tienen en cuenta varios de los impactos ambientales que más importancia pueden tener en un aerogenerador; es el caso de la contaminación visual o de los daños causados a la avifauna.

En lo que se refiere al impacto sobre el paisaje, a menudo resulta difícil de medir por ser un factor bastante subjetivo. Aún así, parece claro que puede ir incrementándose según aumente el número de parques eólicos, que ya están por los 20.000 MW marcados como objetivo para 2010. La tendencia es colocar menos aerogeneradores, pero más grandes.

En cuanto a la mortalidad de aves provocada por las palas de estas máquinas existen muchos estudios con resultados muy diferentes. ¿Cuál es el impacto real de estos aerogeneradores? “No te puedo decir ni que sea alto, ni bajo, depende muchísimo de la localización, puede ser cero o muy grande”, explica Manuela de Lucas, investigadora del Departamento de Etología y Conservación de la Biodiversidad de la Estación Biológica de Doñana, que lleva casi 15 años estudiando este problema.

Como especifica, la especie más afectada es el buitre leonado, ya que su forma de volar consiste justamente en planear aprovechando el viento. Según el modelo predictivo que ha desarrollado, más que de la cercanía a las poblaciones de estas aves, los daños de los aerogeneradores parecen depender de que estén colocados en corrientes de aires utilizadas por estos animales para desplazarse. “Hay filas de aerogeneradores que matan mucho y otras a tan sólo unos pocos metros que no hacen nada”, comenta.


(1) Considerando un promedio anual de producción de las turbinas eólicas de 4.000 MWh.

(2) Datos del informe del año 2006 “Compared assessment of selected environmental indicators of photovoltaic electricity in OECD cities” (PDF).

Hay 74 Comentarios

Vaya cuento más bonito nos has contado. ¿Y todas las carreteras que hay que hacer en el monte para conectar los molinos?, ¿y el enorme impacto acústico que producen?, ¿has estado alguna vez cerca de un parque eólico un día de viento? pues te aseguro que pobre del animal que viva cerca porque le quedará la cabeza como un bombo. Aaaah, por cierto, yo tengo un enorme parque eólico cerca de mi casa y la mitad de los días del año están parados, POR FALTA DE VIENTO!!! Eso sí, la nevera tiene que estar funcionando las 24 horas del día los 365 días del año, lo que quiere decir, ¡QUE UN PARQUE EÓLICO NUNCA PODRÁ CERRAR UNA CENTRAL TÉRMICA O NUCLEAR POR LA SIMPLE RAZÓN DE LOS MOLINILLOS FUNCIONAN CUANDO FUNCIONAN!!!

¿Que hay del impacto sonoro? En casas situadas a 1 km el zun-zun acaba siendo insoportable

Claro que la fabricacion de los aerogeneradores contamina, pero no menos que la fabricacion de las turbinas de las centrales electricas conevcionales, y tambien estas hay que transportarlas y montarlas in situ. Pero que es eso frente a la limpieza de la energia producida? Esteticamente, afea lo mismo que las torres de comunicacion. Y diré que de lejos acaban siendo bonitas en las cimas de las colinas.

Muy bonito lo de utilizar la energía del viento. Ahora, que habría que replantearse si sembrar las montañas de aerogeneradores es razonable...¿por qué no ir a la vanguardia de la técnica y apostar por aerogeneradores flotantes, en medio del mar, que no molesten a la vista y están sometidos a vientos mucho más constantes? Ah, claro, que ahí no hay posibilidad de pillar subvenciones, ¿verdad?
Por otro lado, veremos en 20 años quién se compromete a desmantelar los aerogeneradores viejos y en desuso, y qué se hace con ellos...

Me hace gracia que se utilice como argumento en contra de los aerogeneradores el impacto que supone el transporte y la instalación de sus componentes. ¿Qué pasa, qué las instalaciones nucleares o termicas no tienen tampoco componentes que se tengan que transportar e instalar? ¿Su desmantelamiento no tiene impacto ambiental y el de los aerogeneradores si? Lo que pasa que los aerogeneradores funcionan y eso pone "muy nervioso" a mucha gente

Estoy con Ann. Los usuarios que leemos estos blogs, no van a un supermercado y compran un Aerogenerador.

De todas formas, gracias por este artículo.
Slds.

Vaya! funciona sin aceite! así no hay que cambiarlo y no se contamina!

¿y el impacto paisajístico? porque una cosa es que haya 10 aerogeneradores y de gusto mirarlos por lo que significan, y otra muy diferente es el horizonte minado de parques eólicos como ocurre en algunos puntos de España.
¿y el impacto que provocan los carriles de acceso a las instalaciones, fracturando todo el campo?
¿y la basura y suciedad que se genera con su mantenimiento, con el campo lleno de papeles, plasticos y tubos que dejan abandonados los operarios?
Y no solo matan aves los molinos, también a bastantes quirópteros.

Pablo, las eolicas ni ninguna renovable van a substituir a las centrales termicas tradicionales o hidraulicas: en el sistema que vivimos no puede a dia de hoy depender solo de fuentes renovables, pero si que dichas fuentes pueden aportar al sistema y reducir. Y referente a los días sin viento, no te preocupes porque antes de plantar ningun generador se lo piensan y estudian mucho para maximizar su inversión las empresas.

Desde luego, otro impacto ambiental a tener muy en cuenta y nunca mencionado; es el desmontaje o no de la instalación (lease parque eolico) en su totalidad una vez amortizado y ya sin interés económico alguno para la propiedad. Las inmensas zapatas de hormigón que nadie sacará de los montes; los accesos construido que sólo servirán para que los domingueros entren con sus coches o lo cientos de kilómetro de nuevas líneas electricas (con sus correspondientes postes) que fueron necesarios construir para evacuar la energía eléctrica generada por el parque eólico hasta la red eléctrica de distribución. Y todo esto dando por sentado que los los postes, generadores, rotores y palas serían desmontados y no quedarían para la eternidad en medio del campo como "gigantes quijotescos inmoviles". Devolver los montes a su estado primigenio, se antoja de un coste inabordable. En fin, que a mi modo de ver el impacto será bastante mayor que el aparente. En un aprovechamiento hidraúlico, al menos al final puede quedar un remanso de agua más bucólico y util.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal