Destripando electrodomésticos: una secadora

Por: | 09 de marzo de 2011

Una secadora de bomba de calorVarias veces al año, técnicos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) compran algunos electrodomésticos de distintos segmentos para analizarlos en sus laboratorios. Uno de los últimos aparatos en pasar por estos exámenes han sido las secadoras de bomba de calor.

¿Cuánta energía consume realmente cada electrodoméstico? ¿Qué tecnologías son mejores? ¿Por qué el programa de ahorro de aparatos como un lavavajillas gasta menos si dura mucho más? Estos laboratorios independientes son un sitio perfecto para resolver todas esas grandes preguntas que se hace uno en el casa.

En el caso de los programas de ahorro, los técnicos de la OCU explican que en el ciclo completo de lavado de un lavavajillas la fase que más energía consume es la de secado. Con estos programas, las temperaturas más altas en el interior de la máquina van a pasar de unos 65º a unos 55º, lo que tendrá dos consecuencias: se tardará bastante más en secar los platos, pero también se gastará menos energía. Esto da una idea, además, de la importancia del consumo eléctrico de otro electrodoméstico específicamente ideado para secar, como es una secadora.

Hoy en día en España, la mayor parte de la población sigue secando su ropa de la forma más ecológica: tendiéndola al sol o dentro de sus casas. Sin embargo, cada vez resulta más complicado encontrar dónde colgar la colada en las viviendas modernas. En una ciudad como Madrid, esta prohibido secar ropa en los balcones por una ordenanza de 1948. Pero, además, como comenta Paloma Sobrini, decana del Colegio de Arquitectos de Madrid, el cambio de tipología de los nuevos edificios está haciendo desaparecer los patios interiores y el precio del metro cuadrado no ayuda a que se deje mucho sitio en las casas para tendederos.

Según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos de Línea Blanca (Anfel), un 14,4% de los hogares españoles tiene secadora. A pesar de su rápida expansión desde los años 90, este aparato está todavía lejos de la penetración de otros como la lavadora, la aspiradora, el horno microondas... De hecho, el director general de esta asociación, Alberto Zapatero, reconoce que “la secadora está siendo uno de los electrodomésticos más sensibles a la crisis económica”.

A su vez, los fabricantes de secadoras aseguran haber dado un enorme salto tecnológico con la aparición de los nuevos aparatos de bomba de calor. ¿Son tan eficientes estas secadoras como se afirma? Esto es justamente lo que han querido comprobar en laboratorio los técnicos de la OCU, analizando 24 modelos del mercado, 16 de ellos con tecnología de bomba de calor, de las marcas Bosch, Siemens, AEG-Electrolux, Miele, Balay y Hotpoint-Ariston. Su conclusión es que, aunque estas secadoras son más caras, efectivamente, gastan la mitad de energía que las convencionales de clase A. En concreto, en el programa de algodón, las de bomba de calor consumieron unos 2 kWh frente a 4,3 kWh de las convencionales.

Hay dos tipos de secadoras: las de evacuación directa (en las que el aire húmedo se elimina evacuándolo al exterior de la máquina) y las de condensación (en las que el aire húmedo se enfría obteniendo agua líquida que se acumula en un depósito que hay que ir vaciando). La nueva generación de secadoras de condensación tiene una importante innovación y es que para producir calor utilizan una bomba de calor en lugar de una resistencia eléctrica. Las bombas de calor son similares a las que se utilizan en otras máquinas térmicas, como un frigorífico, sólo que aquí no se genera frío sino calor.

El resultado es un aparato realmente muy eficiente. Como explican los técnicos de la OCU que han analizado estos electrodomésticos, en una secadora convencional por cada kilovatio de electricidad consumido la resistencia de su interior genera casi otro kWh de calor para secar la ropa. Sin embargo, en una de estas nuevas secadoras con bomba de calor con un kWh de electricidad se consiguen 2-4 kWh térmicos.

Esto es así porque el calor del aire húmedo que sale del tambor de la secadora es absorbido por un líquido refrigerante y se vuelve a reinyectar en el aire seco que va a volver al tambor para secar la ropa. El calor se reutiliza.

El dictamen final de los técnicos de la OCU es muy favorable a este tipo de secadoras frente a las tradicionales. El mayor inconveniente detectado en las pruebas es que con el aparato de bomba de calor aumenta el tiempo necesario para secar la ropa: unos 30 minutos en el programa de algodón. 


¿Qué opinas tú de las secadoras? ¿Qué sistema utilizas para secar la ropa?

Hay 47 Comentarios

Me gustaría no recomendar a nadie la marca WHIRPOOL. Por experiencia, tengo una amiga que compró una lavavajilla desde 2 anos con precio alto porque pobrecita cree que es de marca pero pasa al contrario. Personalmente llevo una lavadora desde anos de la marca LG comprada de la tienda on line Carrefour de alta calidad y con precios interesantes!

Si queréis encontrar buenos precios mirad esta web www.materialdirecto.es
Primeras marcas a buenos precios!

Como dice Angel, WHIRPOOL da muchos problemas y no dan solucion.

Desde aquí me gustaría no recomendar a nadie la marca WHIRPOOL. He tenido un problema con un electrodoméstico de 2,5 ños de antiguedad y 1,5 años de uso (justificados mediante el alta del contrato de luz de la vivienda). La reparación me la tasaron en 365€, y después de reclamar me ofrecieron un descuento por el que me quedaría en 200 €. Me parece una empresa poco seria y muy poco de fiar. Mejor cualquier marca barata que esta, ya que los dos años de garantía por ley te los va a dar cualquiera y malo será que no dure otro medio año.

Hace poco pude adquirir una secadora modelo SIEMENS WT46W580EE. La compré en una tienda online http://www.esmio.es. En menos de 48horas la tenía en mi casa. Es el electrodoméstico que me hacía falta, debido al casi inexistente espacio del que dispongo en mi hogar para poder secar la ropa. Por lo que desde mi escasa experiencia en este tipo de electrodomésticos, recomiendo disponer de uno de estos aparatos.

Compré la secadora hace 10 años cuando nació mi segunda hija. Me cambió la vida, todo comodidades, la ropa que usaban por el día, por la noche limpia y en los cajones, si guardas la ropa recién sacada, calentita , no hace falta plancha. Desde hace 5 años tengo otra hija, así que una lavadora mínimo al día , con su correspondiente secadora, cuando llegas de vieje dos o tres lavadoras que sabes que por la noche ya estará todo en los armarios. Todo estupendo . Hasta que en Enero subió la factura de la luz... este mes pasado dejé de utilizar la secadora a ver cuanto me ahorraba:¡113 € menos! así que ahora estoy tendiendo, doblando, planchando, "la falda vaquera está mojada" "si no tienes pijama seco ponte el chandal" jt5zwu

Tiendo la ropa, al sol, si llueve pues ya parará aunque hago la colada con la lavadora llena los días despejados. Como toda la vida, y no me muero de impaciencia.

Honestamente, yo uso una secadora para secar mi ropa. Pero si tuviera la casa de mis suenos, tendria un patio donde pudiera colgar la colada. No hace un gran diferencia en el estado de la ropa tenderla y no cuesta mas energia que la que uso yo y ni cuesta mucho mas tiempo para hacerlo. Por otro lado, la lavadora es mucho mas necesaria porque elimina mucho tiempo en lavar la ropa.

En cuanto he leído el artículo sabía que habría comentarios de quienes defienden unos principios (en este caso, termodinámicos) que no comprenden. Las bombas de calor son eso, bombas. No crean energía de la nada sino que la trasvasan del frío al calor. Para ello sólo hace falta poner la diferencia. Por eso cuando quiero calentar mi casa con una estufa eléctrica es como si no hiciera nada y si pongo la bomba de calor de la misma potencia me sobra.

Poseo desde hace 3 años una secadora-planchadora fagor dryron y la verdad, que es un invento, sobretodo en los meses de invierno que cambio la forma de evacuar el agua y en lugar de ir a desagüe, cambio a deposito con lo que el calor que genera para el secado (nunca supera los 40 º C) sirve de calefacción adicional.

Lo malo es que tienes que colocar toda la ropa de una manera determinada, al principio es un poco tedioso pero es cuestión de tiempo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal