Guía para montar un enchufe en una plaza de garaje

Por: | 24 de marzo de 2011

Enchufe para coche eléctrico Dada la evolución de los precios de los carburantes, seguro que más de uno se ha hecho ya la pregunta: ¿Cómo se coloca un enchufe en el garaje?

Esta cuestión en apariencia menor constituye en realidad una de las claves para conseguir un verdadero desarrollo del coche eléctrico. Sin embargo, como muchos de los interrogantes que rodean esta tecnología, hoy todavía no existe una respuesta clara. En una vivienda unifamiliar, el poner un punto de recarga exterior resulta sencillo. Pero lo complicado llega cuando uno tiene aparcado el automóvil en el garaje de una comunidad de propietarios.

La empresa madrileña Enion es una de las pocas del país que ofrecen entre sus servicios la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos en viviendas de particulares. Y, como explica su director general, José Manuel Muñoz, las primeras dudas comienzan ya con el propio enchufe. “Aunque se supone que la Comisión Europea iba a decidirse por un sistema estándar, esto realmente todavía no ha ocurrido”, asegura. Así pues, aun no se sabe muy bien si optar por las tomas de corriente del grupo alemán Mennekes o las del consorcio EV Plug Alliance, formado por las compañías francesas  Legrand Schneider Electric, y la italiana Scame. “Y esto es sólo en Europa, pues después está el sistema japonés, el chino, el estadounidense…”.

¿Qué tipos de enchufes se están colocando en España? Pues, a menudo, ninguno de estos modelos especiales. Como incide este ingeniero de Telecomunicaciones, muchos de los puntos de recarga que se están poniendo en el país son simples enchufes de tipo Shukko como cualquier otro de los que hay en las casas. “Estos son fiables si no se pasa de 16 amperios y 220 voltios, pero en recargas rápidas tienen sus riesgos”, comenta Muñoz, que recomienda un punto de conexión especial para coches tanto por seguridad, como para poder gestionar mejor la energía.

De un simple enchufe a un poste de recarga con todo tipo complementos (como llave de seguridad, contador del consumo del automóvil o sistema de gestión de la energía por Internet) el precio puede variar entre unos 100 y más de 2.200 euros. Aunque, como explica Muñoz, esto se refiere sólo a lo que es el punto de conexión. Falta la instalación para llevar corriente eléctrica hasta allí. Normalmente, en una vivienda unifamiliar esto no es complicado y, según las tarifas de Enion, esto supone unos 500-600 euros de más. En cuanto a la potencia contratada, como explica Muñoz, es suficiente con disponer de 5.500 W, pues aunque un coche eléctrico requiere de unos 3.300 W, se entiende que las baterías se van a recargar por la noche cuando la mayor parte de los electrodomésticos están apagados.

Ahora bien, todo esto se complica cuando se trata de comunidades de vecinos. En España, se modificó la Ley de Propiedad Horizontal -a través de la Ley 19/2009 (artículo 3)- para que un particular pudiera instalar un punto de recarga para vehículos eléctricos en su plaza de garaje simplemente dando aviso antes a la comunidad de vecinos. Se supone que esto debería agilizar la instalación de enchufes de recarga. Sin embargo, la norma tampoco establece ningún requisito ni exige análisis previos, lo que podría generar algunos conflictos (¿cómo se sabe que la instalación eléctrica del edificio soportará la carga de varios vehículos a la vez?).

Pero si esto parece difícil, en la práctica hoy lo es todavía más. Como detalla el director de Enion, ahora mismo una instalación de este tipo debe cumplir el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión y esto significa que un particular que quiera poner un punto de recarga en su plaza de garaje tiene que llevar la electricidad desde el Interruptor de Control de Potencia (ICP) del cuadro eléctrico de su propio domicilio. Es decir, que si vive en un quinto, tendrá que llevar cable desde una altura de cinco pisos hasta conectar el cuadro eléctrico con la plaza de garaje (lo que tendrá también un coste mucho más alto).

Otra variante que se está haciendo consiste en conectar un punto de recarga en una ICP que tenga la comunidad de vecinos cerca del garaje y luego formalizar un contrato privado para que los vecinos paguen lo que consumen. Sin embargo, como incide Muñoz, si el primer caso es un tanto alegal, este segundo es directamente ilegal. “La comunidad de vecinos no puede revender la electricidad”, explica. Por todo ello, como detalla el director de Enion, se espera que el Ministerio de Industria reforme el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión para que en lugar de tener que sacar el cable del cuadro eléctrico de cada domicilio, se pueda hacer desde las Cajas Generales de Protección (CGP) que están cerca del garaje, de forma que cada particular(1) efectúe una conexión individual y lleve su propio punto de recarga hasta su plaza. Esta instalación sería mucho menos costosa y la factura eléctrica sería específica para la recarga del vehículo eléctrico.

Resulta difícil imaginar que, sin enchufe en la plaza de garaje, haya un coche eléctrico aparcado. Sobre todo, si la idea es recargar las baterías de estos vehículos durante la noche, mientras los usuarios duermen en sus casas. Sin embargo, si esto parece fundamental para el arranque del coche eléctrico,  tampoco será suficiente con una simple conexión eléctrica. Como han puesto de manifiesto las simulaciones realizadas en investigaciones como las del proyecto VERDE, la recarga de vehículos eléctricos en viviendas debe contemplar sistemas de gestión inteligente para evitar picos de consumo que lleven al centro de transformación a puntos de operación críticos. Además, también se tienen que resolver los interrogantes que todavía quedan sobre cómo revender la electricidad acumulada en las baterías de los coches inyectándola de nuevo en la red.


(1) Puede ser una empresa que preste este servicio como Gestor de Recarga del Sistema, una figura creada en el Real Decreto-ley 6/2010 (artículo 23).

Hay 37 Comentarios

Mirad este video sobre el calentamiento global. Vale verdaderamente la pena, como para subirlo a EcoLab:
http://vimeo.com/4560741

Alguien sabe si por ley los pisos de nueva construcción deben tener los garajes preparados para la recarga de vehículos eléctricos? Visto lo visto, debería ser obligado a estas alturas.
Yo creo que el tema que siempre sacamos es el negocio de unos terceros, como en este caso las eléctricas, pero una cosa es clara, y es que el petróleo se gastará tarde o temprano. Hay que adaptarse de una manera o de otra, ya sea coche eléctrico, gas, bio, etc.

Juan, tú si que eres un cliché: el del listillo que se queja por todo. Aporta algo distinto si estás tan hastiado de los comentarios del resto... aunque claro, cuesta menos criticar la falta de originalidad de otros que ser original uno mismo ¿verdad?

Yo he comprado una moto eléctrica y realmente es impresionante. Ahorro tiempo en atascos y mucho dinero en gasolina. Se lo recomiendo a todo el mundo. Bravo a esta empresa por subirse al tren de la modernidad!!

Hola. Otro coste que no he visto comentado es el precio de alquiler de la bateria que creo que ni se puede comprar.
Si metemos en el saco todos los gastos y los dividimos por los kilómetros que hacemos en total ¿Cual es el precio del kilometro?

Las normas para este tipo de conexion son las mismas que establece el national electric code NEC?

Y la Guía para montar el enchufe ¿dónde está? ¿se la han pasado por el forro?

Y por cierto, Javi, es absolutamente falso que, como dices, "a mayor parte de la electricidad que se genera viene de centrales nucleares o térmicas ". De hecho, en España en 2010 entre el 30 y el 40 % de la electricidad consumida fue de origen renovable (si no me creéis, id a la página de Red Eléctrica Española, donde todo esto es público). Por tanto, conducir un vehículo eléctrico contamina menos que conducir uno térmico (de motor de combustión). Y contaminará menos aún cuanto más porcentaje de renovables haya en nuestro mix eléctrico.

Pues yo he puesto un enchufe en mi garaje, para mi moto híbrida. No ha sido nada complicado. La comunidad de vecinos no puede decir nada, solamente debe ser informada, no se puede negar. Al menos en Madrid ciudad, por no sé qué normativa (lo pregunté en su día, ya no me acuerdo). Efectivamente, como comentáis en el artículo, debí llevar un cable desde mi piso hasta el garaje (menos mal que vivo en un segundo). La potencia que tenía contratada (los usuales 4,4 kilovatios) son más que suficientes, y lo único es que el cable, debido a la longitud y las pérdidas de potencia, debe ser grueso, puse uno de 6 mm2 de sección. El poner el enchufe es una tontería y baratísimo (es un enchufe corriente). Lo que fue caro fue tanto metro de cable de cobre, en mi caso unos 40 metros, lo que me salió por la broma de 400 euros en total, entre metros de cable y mano de obra (una mañana de dos tíos).

Francamente, en conclusión: no es nada complicado hacerlo, yo lo he hecho. Es caro, pero solamente por el hecho de que los edificios no están preparados y tienes que llevar la toma desde tu vivienda, y por el hecho de que he sido yo solo. Si toda la comunidad hubiera puesto enchufes, por vivienda hubiera salido mucho más barato.

Y, por cierto, una gozada conducir en modo eléctrico mi super moto híbrida: nada de ruidos, nada de vibraciones, nada de nada. Recomiendo que lo probéis.

no des mas ideas!! que bastante tengo yo ya con casos de arcones de congelado en los trasteros de mi bloque...ajajaj

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal