¿Por qué no se puede tirar cristal en los contenedores para vidrio?

Por: | 16 de marzo de 2011

Contenedor para vidrio de la empresa LicaslaBotellas, tarros y frascos de vidrio, sí. Una copa, un vaso u otros elementos de cristal, no. ¿Por qué no se puede tirar cristal en los contenedores verdes de recogida de vidrio para su reciclaje?

Lo cierto es que la composición de una copa no es igual a la de una botella. Como explica Ecovidrio, la principal diferencia es que el cristal contiene óxido de plomo. Y esto hace que no se pueda fundir en los mismos hornos que las botellas de vidrio. “Nuestra recomendación es que en el contenedor de vidrio sólo se deposite vidrio”, aseguran desde esta organización encargada del reciclaje de los envases de este material en España.

Como especifica con más detalle Alicia Durán, profesora de investigación del Instituto de Cerámica y Vidrio (ICV) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el cristal -en realidad, ‘Crystal’- es una calidad de vidrio que contiene cantidades elevadas de óxido de plomo. Este compuesto se utiliza para conseguir determinadas características de brillo y sonido. “Por eso las copas tienen un contenido muy alto”.

Sin embargo, la Ley limita la concentración de metales pesados (plomo, cadmio, mercurio y cromo hexavalente) en envases de vidrio (botellas, tarros y frascos) a 200 partes por millón. Por eso no se puede introducir en un horno de fusión de envases restos de cristal que contengan óxido de plomo. De lo contrario, este compuesto acabará en las botellas o, lo que es aún peor, en las emisiones que salen de la chimenea.

En realidad, la investigadora no considera una cuestión grave que se recicle cristalería, pues tampoco son tantos los vasos o las copas que se tiran (además hoy se está utilizando óxido de bario en lugar de óxido de plomo). Sin embargo, lo que sí resulta peligroso es que lleguen a los hornos otros materiales con consecuencias mucho peores. “El reducido tamaño de la boca de los contenedores verdes impide que los ciudadanos puedan hacer grandes burradas”, comenta Durán, que explica como son otros los que pueden estar cometiéndolas por ellos.

Al igual que el cristal de una copa, hay otros materiales que son vidrios, pero que no pueden introducirse en un horno de envases. El vidrio de los parabrisas de automóviles tiene una composición muy similar a la de una botella. Sin embargo, como explica la investigadora, hoy en día esta luna delantera de los automóviles está formada por varias capas, como un sándwich: dos placas de vidrio y en medio una lámina de polivinil butiral (PVB), un polímero que absorbe las tensiones para conseguir mayor resistencia. El PVB se puede eliminar con un tratamiento térmico, pero esto supone un coste adicional  que supera el propio precio del casco o calcín (que es como se denomina a los fragmentos de envases de vidrio recuperados para ser refundidos): entre 50 y 60 euros la tonelada.

Hay más casos en los que se incorporan al vidrio otros elementos que pueden dar problemas en su gestión como residuo. La mayoría de los acristalamientos llevan algún recubrimiento para reflejar los rayos ultravioletas y aislar de forma más eficaz o para dar color. Pero para la investigadora, lo que resulta especialmente preocupante son las pantallas y tubos de los televisores antiguos y los monitores de ordenadores. La llegada de la TDT y las pantallas planas convirtieron de golpe en residuos muchos televisores y monitores en los últimos años. Estos aparatos pueden y deben reciclarse, pero el vidrio de las pantallas y tubos no debe utilizarse como casco de vidrio para hornos de fusión de envases o vidrio plano, pues contienen elevadas concentraciones de óxido de plomo y óxido de fósforo.

A veces se utilizan estos restos como relleno para obras o carreteras. Y, en el peor de los casos, pueden llegar a acabar mezclados en los hornos con el vidrio de las botellas, pues una vez triturado resulta imposible de detectar para los responsables de las instalaciones que compran la materia prima recuperada. “No es ni mucho menos habitual, pero se han detectado casos”, destaca la investigadora.  “Lo sabemos porque hemos encontrado contaminantes como el plomo en algunas chimeneas”.

Hay 25 Comentarios

Siempre se pueden comprar vasos de vidrio y reciclarlos sin problema, ademas no llevan plomo como los de cristal. A partir de ahora miraré muy bien antes de comprar, ya que en mi opinión estamos obligados moralmente a por lo menos intentar reducir nuestra "huella humana", por cierto, recomiendo el documental que lleva ese título, es desolador ver lo que generamos.

Los sistemas de recogida residual que vendrán, en un futuro, son para compensar al cliente por esa entrega pormenorizada:
http://www.negociotecnologico.com/2012/04/nueva-unidad-de-reciclaje/

Los botes de legumbres si se recliclan.
Hasta hace poco yo tampoco tenia claro que diferencia hay entre vidrio y cristal ,, se me rompio un vaso en la cocina y mi duda fue el vaso es de cristal se recicla?? lo mire por internet y vi que la respuesta es no. Y como yo mucha gente.. Gracias por sacarme de dudas ,,,
Un saludo...

La historia, aqui es intentar generar el menor numero de basura posible. A si que todo lo que se pueda reciclar que se reclicle. Habria que hacer una mejor gestión de los recursos que tiene la tierra, y hasta que no lo entendamos no hay nada que hacer. Cada vez que consumimos algo es energia y recursos que se nos van, y no nos damos cuenta.
Lo hacemos sin pensar. Desde el agua, hasta la tierra, pasando por energia, en finn ....
Solo espero que las generaciones venideras no nos odien demasiado por la insensated de nuestra conducta.

yo desde hace un par de meses que no reciclo. muchos me llamaran insensato, inconsciente, falto de resposabilidad y muchas mas cosas, pero yo, como ciudadano ya estoy un poco cansado detodo esto, de lo unico que soy conocedor es que se me suben los impuesto, IVA, IRPF, contribucion, impuestos de basuras y se me baja el sueldo, parece ser que solo tengo obligaciones, que no tengo ingun tipo de derecho y aun mas, las empresas encardas de gestionar estos residuosson administraciones privadas, es decir que alguien esta haciendo negocio con mi buena fe.

Se acabo, que contraten mas gente en la plantas de residuos para que seleccionen los componentes que sean reciclables.

los botes de legumbres son vidrio o cristal???

todo es vidrio, pero con distintos componentes, el cristal tiene una estructura molecular homogénea.
por lo menos eso era asi cuando yo estudiaba.
no digo que se pueda tirar todo al mismo contenedor

MUY INTERESANTE, PERO PORQUE NO LO PONE BIEN CLARO EN LSO CONTENDORES Y NO HICIERON CAMPAÑAS DESDE EL MOMENTO QUE SE INSTALARON?

se está mezclando el tocino y la velocidad. Claro que se pueden echar otros tipos de vidrio. El vidrio de las ventanas es similar al de las botellas. Lo de la contaminación por el plono de las copas no lo he entendido. Es que no contaminan cuando fabrican esas mismas copas?

Lo que ocurre es que ecovidrio paga por cada tonelada de vidrio (de botellas) que se recicla y por lo tanto tendría que pagar por vidrio que no ha pagado por ese ecopunto. Ahí tienes una de las explicaciones. Otra y ya más vergonzosa es que esos mismos fabricantes de vidrio impiden que se haga una selección de las botellas que se echan en los contenedores. Por ejemplo botellas retornables. Todas las botellas de esos contenedores terminan molidas

Yo tengo una solución en www.0contaminacion.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal