La elección de un tomate más respetuoso con el planeta

Por: | 22 de abril de 2011

Qué impactos ambientales ha causado este tomate ¿Cómo eligen los consumidores el tomate más respetuoso con el planeta en un supermercado? Investigadores suizos han llevado a cabo un curioso experimento: han pedido a un grupo de compradores que seleccionen entre diferentes tipos de vegetales aquellos con un menor impacto ambiental y luego han contrastado sus respuestas con lo que dicen los estudios científicos. ¿El resultado? Las diferencias son significativas.

El trabajo, publicado en Environment and Behavior, fue realizado por investigadores del Institute for Environmental Decisions, de la ETH de Zurich. Para ello reunieron en un laboratorio universitario a 67 personas habitualmente encargadas de la compra. La media de edad era de 49 años y en un 70% de los casos se trataba de mujeres. Todos estos compradores recibieron 50 francos suizos por contestar a una serie de preguntas sobre su apreciación del impacto ambiental de distintos tipos de vegetales que se encuentran normalmente en los supermercados. Uno de los ejercicios del experimento consistía en ver fotografías de productos en un ordenador e ir escogiendo siempre entre dos opciones diferentes de tomates, patatas y judías aquellas que considerasen más respetuosas con el medio ambiente.

Lo más novedoso de esta investigación es que las respuestas dadas por estos conejillos de indias fueron comparadas luego con resultados científicos. En concreto, con estudios de análisis de ciclo de vida (ACV) que evalúan los impactos ambientales de estos productos desde que son cultivados hasta que se convierten en un residuo.

Deducir los efectos ambientales de un tomate a partir de la información que encontramos en el supermercado no resulta nada sencillo. En teoría, como explican los investigadores, lo ideal desde un punto de vista ambiental de un producto alimentario es que  haya sido cultivado en el propio país, que proceda de agricultura ecológica, que sea de temporada, que sea fresco y que no tenga envoltorio. Sin embargo, en la práctica esto se complica mucho más y a menudo la información que llega al consumidor puede ser incluso contradictoria: ¿Qué es mejor comprar en invierno: un tomate de agricultura ecológica de Marruecos u otro cultivado en invernadero en el país (en esta caso, Suiza)?

Para los consumidores que participaron en el experimento, el tomate más respetuoso con el medio ambiente es el suizo. Sin embargo, el análisis científico estima que el que provoca menos impactos es el de Marruecos, pues calcula que los kilómetros recorridos resultan menos perjudiciales que la energía utilizada para calentar los invernaderos en Suiza.

Como los tomates, los compradores del estudio escogieron siempre como mejores para el medio ambiente los productos cultivados en el propio país. Y, al revés, señalaron como los que tienen un mayor impacto aquellos venidos de más lejos: siendo el producto peor valorado de todos unas judías secas (o alubias) de China. Por ello, según las conclusiones de los investigadores, los kilómetros recorridos constituirían el principal criterio ambiental seguido por los consumidores para meter un alimento en la cesta de la compra. Paradójicamente, en las diferentes pruebas del experimento los participantes del estudio no dieron tanta importancia al modo de transporte utilizado para recorrer esos kilómetros.

Si para los participantes en el experimento el producto con un mayor impacto eran las alubias chinas, para los análisis científicos las peores puntuadas eran unas judías cultivadas en el campo en Egipto, y transportadas en avión. Curiosamente, entre las diferentes opciones de judías, los estudios científicos consideraban como las más respetuosas con el medio ambiente las alubias chinas. Las siguientes mejores eran unas judías en lata, después una congeladas, luego unas de invernadero suizas y, finalmente, las egipcias.

Siempre según las conclusiones de los investigadores suizos, el siguiente criterio ambiental más utilizado por los consumidores para seleccionar un producto sería que proceda de cultivos ecológicos (que no emplean químicos de síntesis como fertilizantes o plaguicidas). Sin embargo, los resultados del análisis científico de los vegetales muestran que esto tampoco garantiza que siempre vaya a ser lo idóneo. En este caso, los compradores del estudio escogieron como la mejor opción unas patatas ecológicas de Suiza, pero resultaron tener un menor impacto otras convencionales del país, por el uso de cobre de las primeras en sustitución de plaguicidas. 

Los investigadores suizos también consideran que los consumidores estarían sobrevaloran a veces el  impacto de determinados envases, cuando resultan mucho más perjudiciales otros sistemas de conservación, como los congelados. Por otro lado, los compradores mostraron su cautela frente a los alimentos transgénicos, sin que sus efectos pudiesen ser tenidos en cuenta en los estudios científicos con la metodología del análisis de ciclo de vida (ACV) empleada en este trabajo.

¿Cómo saber entonces qué tomate es el más respetuoso para el medio ambiente? Para los científicos suizos, falta información y un buen etiquetado en los alimentos. Los criterios de selección utilizados de forma habitual son insuficientes para revolver una cuestión tan compleja.

Hay 35 Comentarios

la agricultura marroqui cubrira a todo el mundo muy pronto,marruecos no solo exporta tomates sino todas las clases de frutas y verduras y la agricultura marroqui se ha desarrollado y ha aumentado sus exportaciones muchisimo en los ultimos años,solo con el libre comercio entre EEUU y marruecos,marruecos exporta cada año miles de toneladas cada año y esta entrando en vigor en nuevo acuerdo de libre comercio entre marruecos y la UE :)

españa perdio la guerra contra los tomates marroquies en la UE y ultimamente en el;parlamento europeo.

viva el tomate marroqui,el mas sabroso y sobre todo natural,diria en el mundo jajaja

Para mí no es una cuestión de ser supermanes de la ecología, sino de aportar nuestro granito de arena y, sobre todo, de usar el sentido común.

Con la agricultura ecologica tenemos dos grandes problemas que van de la mano. Uno, que la produccion por hectarea disminuye. Por eso son mas caros. Dos, que estamos a las puertas de una crisis alimentaria. La solucion no es agricultura ecologica o convencional, sino investigar para favorecer que la convencional se vaya moviendo hacia lo ecologico mientras se mantiene la productividad. O eso o nos libramos de un par de miles de millones de personas. Quien se ofrece?

Yo intento hacer varias cosas: No comprar cosas en bandejas y plásticos, alimentos de temporada siempre que se pueda (no siempre se puede) en mi caso porque donde vivo hay 50cm de nieve durante 4 meses al año. Eliminar bolsas, evitar frutas exóticas, evitar frutas y verduras clónicas, esas que son todas igualitas, no os podeis imaginar la cantidad de tomates que se tiran para que la Sra Maria se lleve sus tomatitos pera en bandejas a casa. Disminuir la cantidad de carne, yo uso la carne como una especia mas no como si fuese el plato ppal. Y en un plazo no muy lejano vuelvo al pueblo, y compro lo mínimo e imprescindible... un cerdito al año, leche de cabra, un par de cabritos al año, queso fresco, huevos frescos, algún pollo de campo, unos pichones... mi pavo por navidad y la huerta de verano y la de invierno, por cierto tomates en diciembre es posible: Tomates de colgar (se conserva 4 meses, colgaditos de un hilo), las conservas de mi madre y un arrocito con tomates secos.... o tomates secos con queso fresco y un chorrito de aceite ñam, ñam...
El caso es que nos tienen engañados no sabemos lo que es un tomate como Dios manda, ni una verdura que no se pudra en dos dias en la nevera... señores yo vuelvo al campo lo tengo claro...

Para pjmm, en qué te basas para en materia de pescados solo comer bacalao y camarones? Hasta donde yo sé los camarones de la piscicultura pueden contener antibióticos, hormonas y productos fitosanitarios. Y en cuanto al bacalao, está amenazado por la sobrepesca.

Mi idea de los alimentos mas respetuosos con el medio ambiente es muy sencilla:
.-No compro alimentos en envases con colores "Atractivos o muy elaborados"
.- Solo compro alimentos que han sido criados o cultivados en menos de 100Km a la redonda de donde vivo
.- Los pocos alimentos envasados o de larga duracion que compro (ej. jamones, quesos) que compro reviso que no tengan conservantes ni colorantes. Si tienen alguno no los compro.
.- Trato de comprar en los mercadillos de semana las frutas y verduras y siempre las mas baratas.
.- No compro frutas o verduras fuera de su temporada natural
.- Me cocino mis propias comidas y nunca utilizo alimentos preparados o precocinados
.- No pruebo caterings y evito restaurantes de diseño (prefiero casas de comida cuando no hay mas remedio)
.- Elimino toda la grasa de las carnes y embutidos
.-El pescado ahora trato de evitarlo. Solo tomo bacalao congelado y camarones cocidos congelados (todo sin conservantes de ningun tipo).

Para mí la elección está clara: tomates ecológicos de temporada.
Hay sin embargo una contradicción que todavía no han resuelto los productores de cultivos ecológicos y es la manía que tienen de embalar las verduras en bandeja y bolsa plásticas. A pesar de que son mas caras, desde hace un tiempo compro la mayoría de las verduras ecológicas. El punto de inflexión fue cuando vi el documental de Marie-Monique Robin "Notre poison quotidian". Podéis verlo en francés aquí:
http://cequevousdevezsavoir.com/2011/02/14/notre-poison-quotidien-le-nouveau-documentaire-de-marie-monique-robin/
Os recomiendo que veáis los documentales de esta periodista francesa. Es una persona muy valiosa, autora de libros y documentales como "El mundo según Monsanto" (disponible en español):
http://4jinetes.blogspot.com/2010/12/el-mundo-segun-monsanto-video-sobre-la.html
Según Robin la mayoría de casos de cáncer afectan en este momento a los agricultores, que están expuestos a los productos fitosanitarios. Por primera vez, hay mas casos de cáncer en el campo que en la ciudad! Espero que algún día todos nuestros cultivos sean ecológicos y preocupado por mi salud, pero también con la intención de promover este tipo de cultivos, para mí, repito, la elección esta clara: tomates ecológicos.

pues mira, como agricultor en Francia, con una huerta, pues lo que hago es vender todo directamente y a través de una amap y así me ahorro todo el follón del etiquetado, mis productos son ecológicos, la gente sabe donde está mi explotación, si quieren pueden venir a visitarla y tomates en hinvierno, pues no.
saludos

Todos estos estudios me parecen muy bien, pero son preocupaciones del primer mundo ajenas a la realidad alimentaria del planeta. Dediquemos el esfuerzo en solucionar el hambre en la tierra, eliminando a los especuladores y las patentes.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal