La guerra de los envases

Por: | 06 de julio de 2011

Un botella de plástico_SXC La propuesta de introducir en España un sistema de depósito para algunos envases ha desatado la guerra en el sector de los residuos. La asociación Retorna propone que los consumidores tengan que pagar un depósito de 25 céntimos de euro por cada botella o lata que compren de agua, cerveza y refrescos, de forma que se les reembolse solo si devuelven el envase vacío para su reciclaje. Sin embargo, las empresas que se ocupan hoy en día de la recogida selectiva de estos residuos, Ecoembes y Ecovidrio, rechazan por completo este cambio. Desde hace semanas se cruzan los comunicados en contra de uno y otro sistema. Y, mientras tanto, se ultima la tramitación de la nueva Ley de Residuos en el Congreso.

Este post ha sido elaborado a partir de la información y argumentos aportados por cada una de las partes en un debate organizado hoy por la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA), en el que también han participado el Ministerio de Medio Ambiente, y las organizaciones de consumidores Asgeco y UCE.

¿Impone la nueva Ley de residuos un nuevo sistema de depósito para envases en España?

La nueva Ley que está a punto de aprobarse en el Congreso no instaura ningún nuevo sistema de depósito para los envases en el país, pero sí abre la puerta a que se pueda introducir en el futuro si se demuestra antes que es viable económica y técnicamente, y mientras se garantice "el correcto funcionamiento del mercado interior"(1). “Sería impresentable que la Ley no hiciera mención a esta herramienta, pero eso no quiere decir que se vaya a aplicar”, comenta Jesús Huertas, director general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente. Según asegura este representante del Ministerio, para que se instaurase luego un sistema de depósito para envases en España, se tendría que aprobar con un Real Decreto para el conjunto del país, lo que no significa que no se puedan llevar a cabo experiencias piloto en algunos lugares.

¿En qué consiste el sistema de depósito para envases propuesto por la asociación Retorna?

Como ya ocurre en otros países europeos o como se hacía en España en el pasado, Retorna propone que cada vez que se compra una botella o lata de agua, cerveza, zumo o refrescos se tenga que pagar un depósito de 25 céntimos de euro que solo se recupere al devolver el envase vacío. Los establecimientos comerciales que venden esos productos estarían obligados a recoger los envases, ya sea de forma manual o con máquinas. Y, en principio, las botellas y latas recuperadas irían destinadas al reciclaje. Aunque Retorna plantea que este sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) fuese avanzando hasta conseguir reutilizar algunos de los envases, en lugar de tener que destruirlos para fabricar nuevos. Todo esto funcionaría a la vez que se sigue con el sistema actual de contenedores de colores para los otros residuos (briks, latas de conserva…).

¿Quiénes son los que están en la asociación Retorna?

Retorna es una asociación en la que participan grupos ecologistas como Greenpeace, Ecologistas en Acción o Amigos de la Tierra, el sindicato CCOO, la organización de consumidores CECU o empresas del sector de residuos de Cataluña (listado completo). Además, esta asociación no oculta que cuenta con el respaldo económico de fabricantes de máquinas de recogida de envases, como el grupo noruego Tomra.

¿Qué cantidad de residuos de envases se tiran en España?

Según datos de Ecoembes, en España se producen al año unos 400 millones de toneladas de residuos de todo tipo (ganaderos, industriales…). Los residuos sólidos urbanos representan un 6% de esta cantidad, unos 24 millones de toneladas al año o, lo que es lo mismo, unos 556 kilos por habitante (más que la media europea). La mayor parte de la basura generada por las ciudades es materia orgánica, unos 19 millones de toneladas. El resto, unos 4,8 millones de toneladas, son envases. Y de estos, 3,6 millones son envases domésticos. Ecoembes calcula que la propuesta de depósito de Retorna afectaría a unas 320.000 toneladas de envases.

¿Qué tasa de reciclaje se consigue con el sistema actual de contenedores de colores?

Hoy en día, los fabricantes pagan para que empresas como Ecoembes o Ecovidrio se hagan cargo de la recuperación de los envases que ponen en el mercado a través de los contenedores de distinto color. Según Ecoembes, en 2010 se reciclaron el 66% de los envases de plástico, papel y cartón, metal o briks que pagan el punto verde para ser recuperados (un 80% del papel, un 80% de los briks, un 70% de los metales y un 45% de los plásticos). Por su parte, Ecovidrio explica que el pasado año se reciclaron el 63% de las botellas, botes y tarros.  Sin embargo, la asociación Retorna pone en duda estas cifras. “El sector de los residuos es uno de los menos transparentes; en la basura casi lo más limpio es la basura”, asegura Domingo Jiménez Beltrán, presidente de Retorna y ex director de la Agencia Europea de Medio Ambiente, que considera que no se llega a reciclar el 40% de los envases que incluiría el SDDR. Las organizaciones Ecoembes y Ecovidrio no sólo defienden sus datos (que aseguran que deben pasar una auditoría), sino que consideran que hay que felicitarse por el funcionamiento del actual sistema. En medio de esta guerra de cifras, los grupos ecologistas han presentado una queja a la Comisión Europea para que investigue las estadísticas de reciclaje de los envases en España.

¿De qué forma puede mejorar la recuperación de envases el sistema de depósito?

Retorna pone como ejemplo a Alemania para mostrar cómo el sistema de depósito permite recuperar más del 90% de los envases puestos en el mercado. La gente no está dispuesta a perder dinero. Además, insiste en que también mejora de forma sustancial la calidad de los materiales reciclados, al no juntarse con otros residuos en la basura y no haber impropios. La prueba de ello serían los precios a los que se pagan los materiales reciclados en Alemania. El plástico reciclado procedente del sistema de depósito se paga entre 700 euros la tonelada (plástico transparente) y 500 euros la tonelada (plástico de color). Mientras que el plástico del punto verde similar al español está a 300 euros la tonelada.

¿Cuánto costaría la implantación del sistema de depósito?

Melchor Ordóñez, director general de Ecoembes, reconoce que con un sistema de depósito se pueden alcanzar tasas de recuperación de envases cercanas al 90%. Sin embargo, considera que el coste de implantación de este sistema es demasiado alto para mejorar el reciclaje de solo una pequeña proporción del conjunto de los residuos. Ecoembes ha calculado que para poner en marcha el SDDR en España harían falta un mínimo de 20.000 máquinas de recogida y unas 70 plantas de conteo, lo que supondría una inversión inicial de 470 millones de euros. Además, estima que a esto habría que sumar unos 470 euros anuales de mantenimiento. En comparación, para gestionar todos los materiales de los contenedores amarillos y azules, Ecoembes necesita cada año unos 400 millones de euros. “El sistema de depósito tiene un coste muy elevado que tendrá que pagar el consumidor”, defiende Ordóñez, que cuenta también que el país con mayor tasa de reciclaje de Europa es Bélgica, que no tiene sistema de depósito. Por su parte, Retorna asegura no contar por ahora con ninguna evaluación económica. 

¿Puedo perjudicar esto a los comerciantes?

Uno de los sectores que han criticado la propuesta del sistema de depósito ha sido el de los comerciantes, ya que serían ellos los que deberían ocuparse de recoger los envases, ya sea de forma manual o con máquinas. No obstante, la organización Retorna asegura que serían de los principales beneficiados, al ser compensados económicamente por el trabajo realizado. Este dinero saldría de tres fuentes distintas: lo que pagan los fabricantes de los envases (como ocurre ahora con el punto verde), lo que se consigue por la venta de los materiales reciclados y lo que queda de los depósitos no devueltos.

Para saber más:

¿Hay que importar el sistema de recogida de envases de Alemania?


(1) El texto actual del proyecto de Ley de Residuos (artículo 30.3) especifica que para la implantación de un sistema de depósito para residuos de envases “se valorará además con carácter previo el grado de cumplimiento de los objetivos mínimos de reutilización y reciclado establecidos por las directivas europeas para envases en general, y el cumplimiento de otras normas de la Unión Europea, así como las expectativas viables de superarlos, y se tendrán en cuenta con especial consideración las circunstancias y posibilidades reales de las pequeñas y medianas empresas”.

Hay 39 Comentarios

Yo llevo casi dos años viviendo en Suecia y aqui es algo normal pagar extra por los envases y que te devuelvan el dinero solo cuando los devuelves. Me parece una medida excelente y que funciona perfectamente. Debemos dejar de asustarnos con los cambios e importar una medida que está funcionando en otros países.

TENEMOS QUE IMPLANTAR YA EL SISTEMA QUE TENIAMOS ANTES, COMO TODO EN ESTA VIDA DE PROGRESO, AL FINAL LO MEJOR ES LO DE ANTES, HEMOS CONTAMINADO EL MUNDO ,DESTRUIDO EL MEDIO AMBIENTE PARA VOLVER AL PASADO DE NUEVO... NOFLER MI NUEVO BLOG : CONSUMO EQUILIBRADO

Pues la verdad es que he estado de visita en Dinamarca, y me pareció que el sistema funcionaba perfectamente. Por una parte aumenta la efectividad del reciclaje y por otra permite que personas sin recursos se puedan ganar la vida recogiendo envases (no me parece necesariamente que sea un oficio mas cruel que otros que ya existen).
Ademas, hace que no haya un solo envase ensuciando la ciudad, ya que seria como dejar "dinero tirado por el suelo" (de hecho en Finlandia cada lata de bebida lleva impreso el importe que se obtiene al devolverla al supermercado).
Así que, estoy a favor de esta iniciativa.

Hay dos cuestiones que no veo claras: la primera es que no entiendo porque tiene que subir los precios de las bebidas, ya que actualmente ya estamos pagando el envase, por tanto no debería aparecer ningún coste nuevo ...La segunda es el comentario de que la inversión nueva la tengamos que pagar los consumidores .. Si estamos hablando de una reducción en los impactos negativos de las industrias que comercializan bebidas, etc... según las Normativas europeas ... no deberían ser las empresas productoras las que pagaran dicha inversión

Es por el negocio de Ecoembes. Si todos lo hacemos, ellos sobran. Aunque, si son listos pueden intentar reciclar otras cosas... evolucionar o morir...

Yo nunca he entendido por qué se quitó este sistema que funcionaba muy bien en España cuando yo era niño. Además los niños íbamos recogiendo los envases que encontrábamos para sacarnos unas pelillas, lo que contribuía a la limpieza. También he pensado siempre que será más barato y ecológico la reutilización que el reciclaje de los envases.

@Que te veo. Tadeo:
No es lo mismo un sistema de depósito que el tema del canon... al menos yo no lo veo igual. Pagas por el compromiso de retornar el envase. Si luego no lo retornas, es tu problema. Podría incluso presionarse para que el precio de los productos disminuya, ya que en el depósito está implícito un descenso potencial de volumen de residuos mezclados a gestionar. Si la separación es más eficiente, su gestión también es (potencialmente) más eficiente y (potencialmente) más barata, de modo que los impuestos obligatorios implícitos en el envase disminuyan. En el caso del canon no te cobran por un compromiso, sino por su cara bonita: te están cobrando por si acaso tú en tu cantimplora metes whisky (da igual la calidad o la añada), presuponiendo que en una cantimplora siempre metes whisky... aunque tú sólo quieras agüita de tu pozo.
No me parece que sea lo mismo...

Mi experiencia en Alemania me dice que el sistema funciona y funciona bien.
La gente no quiere perder dinero, de modo que se molesta en retornar. Para retornar, además, es conveniente acumular para luego llevar varias botellas, de modo que acercas una bolsa (de plástico :( o de tela =D) o bien una caja, así que ya puedes hacer la compra con ellas... ¡e incluso con parte del dinero que te devuelven!

He visto en los aeropuertos, estaciones de tren, etc. a gente recogiendo aquellos envases "que no te molestas en devolver" para poder ellos ganarse unas perrillas. Evidentemente no me alegra que haya personas en la situación de necesitar esto para poder subsistir, pero eso no quita que sea algo que colabora en el retorno. He visto a gente directamente acercarse a estas personas a "cederles" sus botellas.

@juan carlos: Si el sistema de retorno se implanta en España (lo cual aplaudiría) eso no significa que los contenedores dejen de ser precisos, puesto que se aplica a botellas de PVC y/o vidrio. Ni a tarros, ni a envases que no son botellas.

Pequeña anécdota: Coincidió que mi madre me vino a visitar mientras estaba en Alemania y que yo monté una fiesta en casa. La compra la había hecho antes de que llegase, pero luego me acompañó de vuelta con el carro lleno de botellas de "Pfand", que es como se llama allí al envase retornable contra reembolso. Las cajas de plástico en las que vienen los cristales TAMBIÉN tienen Pfand allí, de 1€, y los cascos de las birras, en los garitos, también de 1€ (término medio). El caso es que con ese carro lleno de Pfand nos fuimos al súper y me devolvieron como 25€... Ella flipó. Con ese dinero entramos en el súper y la invité a cenar y a ella le supo a gloria =) aunque, claro, era un dinero que yo había pagado previamente ;)

Si el método alemán es efectivo económicamente y medioambiental, olé. Pasa que si antes se hacia y se cambió y ahora volvemos es como marear a la población civil, jiji. Eso sí, llevamos invertido tanto en contenedores (ahora soterrados) que como justificar ahora cambiar de opción. Y otra cuestión no menor... es donde guardas las botellas, cartones, etc.

A mí me parece un sistema correcto. Mejor que el actual, que en la gestión genera cuando menos incertidumbres.

Desde hace tiempo siempre que tiro el reciclaje pienso, ¿Cuánto dinero en materia prima estaré tirando al contenedor gratuitamente?

El sistema de RETOMA creo que es más adecuado que el actual. El usuario ve beneficio al reclicar. Pero creo que tendría que ser más realista el cálculo. Algo así como pagar 10 céntimos al pagar y que te devuelvan 15 al devolver el envase. Estamos devolviendo un material que va a entrar en el mercado nuevamente. Que tiene un precio.

Creo, además, que merece un comentario especial la frasecita del Sr Ordoñez: “El sistema de depósito tiene un coste muy elevado que tendrá que pagar el consumidor”. Sr Odoñez, yo al menos no soy tonto. Y eso que no compro en el mediamarkt. Eso no tiene que ser como dice, obviamente. Cuando dejará de ocupar cargos importantes, u alguno que tenga algo de importancia, gente que piensa que hay que seguir ganando mucho dinero a cualquier costa.

Con esta forma de reciclaje se consiguen muchos beneficios por un entorno más limpio y sostenible, por una parte, evidentemente aumentará el porcentaje de materia reciclada, por el incentivo económico que supone. El reciclaje de envases, es una industria que produce grandes emisiones de CO2, por lo tanto, de esta forma, se puede conseguir la reutilización de muchos de los envases utilizados, sin tener que destruirlos y volverlos a fabricar. Finalmente, y aunque sea de una forma un poco cruel, las ciudades estarían mucho más limpias, he vivido en Dinamarca, y mucha gente se ganaba la vida recogiendo envases de la calle.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ecolaboratorio

Sobre el blog

Como si mirásemos por el ocular de un microscopio, Ecolaboratorio es un blog ambiental que trata de ver más de cerca todo aquello que nos rodea. En este particular laboratorio se buscan respuestas a las cuestiones más enrevesadas que nos asaltan de forma cotidiana.

Sobre el autor

Clemente Álvarez

(Madrid, 1973) es un periodista especializado en medio ambiente y ciencia. Colaborador de El País desde 2004, le entusiasma mezclar elementos de la ecología con reactivos de la energía y la economía, aunque la fórmula pueda resultar inflamable.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal